Secciones
Síguenos en:
Mujer encontró a su hermano, después de 70 años, gracias a Facebook
Collage argentina e Iris Costanzio
Foto:

iStock - Facebook: @IrisDionistaCostanzio

Mujer encontró a su hermano, después de 70 años, gracias a Facebook

El sorprendente hecho se presentó en la ciudad de Buenos Aires, en Argentina.

Iris Costanzio nació el 15 de mayo de 1952, en Mendoza, Argentina.

A los 18 años viajó por primera vez junto a su madre a Buenos Aires. Ella fue quien aprovechó el viaje para contarle la verdad: Iris era adoptada.

Su padre en realidad era su abuelo y su madre (quien reveló el secreto) era la segunda esposa de su abuelo.

No se sabía mucho de su madre biológica.

(Le puede interesar: Argentina: hija toca canción favorita de su padre afuera del hospital).

Yo ni me imaginaba, nunca se me había pasado por mi mente que todo podía ser así. No reaccioné como muchos que empiezan a preguntar, la escuché y lo asimilé en forma callada, no cuestioné nada y ni se me ocurrió preguntar quién era mi papá (...) mi abuelo era un hombre que me quiso muchísimo y estaba siempre buscando ayudarme porque yo tenía una salud bastante endeble. Tanto él como mi madre adoptiva eran mayores y siempre estuvieron cuidándome, era una familia humilde y se habían dedicado a la crianza”, comentó Constanzio en conversación en el medio ‘La Nación’, de Argentina. .

Cuando supo la verdad y logró contactar y hablar con su verdadera madre terminó de ‘armar el rompecabezas familiar’: había nacido en Buenos Aires y no en Mendoza como creía. Además, tenía un hermano que había nacido cuatro años más tarde y también fue abandonado.

(¿Nos lee desde la app EL TIEMPO? aquí puede verla publicación). 

(Siga leyendo: Joven fue el ‘dueño’, por unas horas, de Google en Argentina).

Destrabando el nudo

Su verdadera madre vivía en Mendoza con su padre. Tenían cuatro hijos.

“Mi madre y su hermana estaban en una escuela en un internado bien contenidas y bien educadas, pero cuando cumplieron 15 años vino la madre y se las llevó a vivir a Buenos Aires. Las instaló en una pensión en el barrio la Boca y las hizo ejercer la prostitución, a raíz de eso las dos quedaron embarazadas muy jovencitas y no se hicieron cargo de los hijos que tuvieron (...) mi abuelo siempre sufrió muchísimo, viajaba a Buenos Aires para ver a sus hijas y trataba de ayudarlas a que vivieran de otra manera”, aseguró lo mujer.

Iris nació de 7 meses y fue abandonada con una inmadurez pulmonar muy grande. Fue su tío quien, al ver que su madre ya no estaba embarazada, se preguntó dónde estaría la bebé.

Y la encontró.

Logró recuperarla y llevarla a Mendoza con su abuelo y su segunda esposa, quienes la cuidaron hasta que la bebé Iris pudiera recuperar su salud.

Mi abuelo tenía miedo de que yo me enterara, lo abandonara y quisiera irme a Buenos Aires, hubiera sido una propuesta interesante para cualquier adolescente”, afirmó Costanzio sobre la confidencialidad con la cual se manejó la historia durante su niñez.

(¿Nos lee desde la app EL TIEMPO? aquí puede ver la publicación). 

Buscando a su hermano

Iris decidió buscar a su hermano y, de forma insólita, lo encontró por medio de Facebook.

Primero esperó a que sus padres adoptivos fallecieran para empezar a buscarlo. El único dato que Iris tenía era el nombre del bebé y que había sido entregado en el barrio La Boca.

Entonces, decidió ir hasta allá en varias ocasiones para tratar de localizarlo, incluso, fue al programa de ‘Gente que busca Gente’, pero tampoco dieron con su paradero.

¿Cuál era el problema? Iris lo estaba buscando por su apellido pero a su hermano se lo habían cambiado al adoptarlo.

Tiempo después habló con su madre biológica y se enteró de que su hermano Carlos había contactado a su madre, pero ella le había negado que era su progenitora. Sin creerle, Carlos le dijo algunos datos con los cuales podía contactarlo cuando quisiera. Justo lo que Iris necesitaba.

Ella lo buscó por Facebook y encontró a un hombre con ese mismo nombre y apellido, nacido en La Boca en octubre de 1954. Le mandó un mensaje y él le dijo que sí, que reunía todas las características que ella buscaba.

Ahí empezó el contacto entre nosotros. Inmediatamente me envió por Whatsapp una copia de su partida de nacimiento donde figura la misma madre biológica que tengo yo”, indicó la mujer.

A pesar de esto, todavía no se han podido conocer en persona, pues cuando Iris se disponía a viajar para reencontrarse con su hermano se decretó la cuarentena obligatoria en Argentina. Sus contactos, por el momento, son por redes sociales y llamadas.

En la actualidad, Iris tiene cinco hijos y 11 bisnietos.

“De alguna manera mi historia hizo que estuviera más ligada a mis hijos, de ninguna manera permití un abandono. Por más de que uno no lo sepa, el abandono se siente. Mi madre adoptiva tenía un carácter bastante especial, así que de alguna manera yo sentía que ella no era mi madre biológica pero era una mujer muy presente, me cuidaba bien, me dio un hogar. Realmente era de esas mujeres que son una madraza y después la tuve como una excelente abuela para mis hijos”, concluyó.

Tendencias EL TIEMPO

*Con información de La Nación/ Argentina (GDA)

Más noticias 

Ministro de Transporte argentino murió en accidente automovilístico

Políticos argentinos donan sueldo para pagar insumos médicos, ¿y aquí?

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.