Adiós al género, la moda rompe con lo femenino y lo masculino

Adiós al género, la moda rompe con lo femenino y lo masculino

Desde hace unos años, cada vez son más los diseñadores que apuestan por el llamado ‘genderless’.

Diseños de David Alfonso

El colombiano David Alfonso, referente en el país, aboga por un hombre que no teme a los estampados ni al color.

Foto:

Luis Robayo / AFP

16 de septiembre 2018 , 12:15 a.m.

El mundo está viviendo una revolución feminista. Movimientos como el #MeToo, surgido a raíz de las denuncias de abuso sexual contra el productor de Hollywood Harvey Weinstein, han puesto en el centro del debate la necesidad de reivindicar los derechos de las mujeres al mismo nivel que sus homólogos hombres. Pero, mientras la sociedad busca cómo compensar todos estos siglos de machismo y falta de paridad, la moda ha ido un paso adelante: desprenderse de cualquier etiqueta que reduzca las prendas a parámetros de lo femenino y lo masculino.

La moda unisex, neutra o ‘genderless’ empezó a sonar con fuerza en 2013, cuando el canadiense de origen jordano Rad Hourani presentó la primera colección unisex de alta costura en la historia de la Semana de la Haute Couture de París. Como él mismo explicó entonces, estaba conformada por prendas de patronaje único “que pueden ser usadas por un chico o una chica”. Sin embargo, desde hace dos años, esta tendencia de romper con los convencionalismos ha cobrado aún más fuerza gracias a diseñadores de renombre como Alessandro Michele, de Gucci; Marc Jacobs o Vivienne Westwood, y otros recién llegados como el español Palomo Spain, que ha hecho de esa fluidez del género su seña de identidad.

Para Diego Fandiño, profesor colombiano de historia de la moda, la moda unisex es mucho más que vestir un hombre con falda, como hizo Jean Paul Gautier en 1984, uno de los pioneros de esta revolución, en su colección L’Homme Object. Es la capacidad que tiene el diseñador de reflexionar frente a un estilo tradicional y los estereotipos. “Hoy en día, los hombres amamos las camisas color rosa, rompimos el tabú de las flores estampadas en las guayaberas y las camisas cuello cubano. Disfrutamos de las artesanías y engalanamos nuestras muñecas con ellas. Vamos a la playa con estampados que hace algunos años eran impensables. Se trata de olvidar las etiquetas y concentrarse en estar a gusto. Es cuestión de personalidad, de rarezas”.

Hoy, los hombres amamos las camisas color rosa; rompimos el tabú de las flores estampadas. Se trata de olvidar las etiquetas y estar a gusto. Es cuestión de personalidad, de rarezas

Las grandes casas de moda tampoco han querido perder la oportunidad de subirse a esta ola de diversidad e inclusión en la indumentaria. En 2016, Louis Vuitton, por ejemplo, eligió a Jaden Smith, hijo de los actores Will y Jada Smith, como imagen de su línea femenina primavera–verano. En la campaña, el joven aparecía ataviado con una falda de cuero negra hasta las rodillas repleta de apliques y acompañado de tres modelos mujeres. “Si quiero llevar un vestido, lo llevaré”, compartía en su Twitter en marzo de este año, dejando claro que su preferencia por la neutralidad en la vestimenta no responde a un capricho pasajero. De hecho, es normal verlo pisando la alfombra roja de los grandes eventos de la industria cinematográfica con ropa que tradicionalmente se ha concebido como femenina.

La moda ‘genderless’ parte de romper con esa rigidez de lo que históricamente se ha considerado moda para hombres y moda para mujeres con el fin de abrir nuevos espacios de diversidad sin restricciones. “La idea es ser libre y sentirse a gusto con la propia identidad a través de la ropa”, añade Fandiño. “Personas de todas las edades están construyendo sus identidades más libremente que nunca. Como resultado, los patrones de consumo ya no se definen por elementos tradicionales como el ingreso, la ubicación geográfica y el género”, indica un informe del portal Trendwatching.com.

En febrero de 2018, el Consejo de Diseñadores Americanos (CFDA, por sus siglas en inglés), encargado de organizar la Semana de la Moda de Nueva York, incluyó la categoría unisex/nobinario en su calendario oficial, y, por primera vez, modistas como el liberiano estadounidense Telfar Clemens y Brooklyn Iabel Vaquera presentaron sus colecciones en este apartado. “Creemos que es nuestra responsabilidad apoyar todo el espectro creativo. Seguiremos avanzando en la inclusión y en el progreso en aras de la evolución de la industria”, indicó el CFDA en un comunicado.

Dentro del universo de las marcas masivas, algunas de las más relevantes en presentar colecciones de género neutro han sido Zara o H&M. La primera lo hizo en 2016 con una propuesta de 16 prendas idénticas para mujeres y hombres; la segunda, un año después.

¿Y en Colombia?

En el país, uno de los máximos exponentes de la moda que rompe con los moldes de género es David Alfonso, creador de la firma Erikó. Titulado en arquitectura, este bogotano de 33 años ha centrado su carrera en la moda masculina y ha paseado sus propuestas en las vitrinas nacionales más relevantes, como Colombiamoda o Cali Exposhow.

Su apuesta aboga por un hombre que un día sale a la calle vestido con falda larga y camisa ajustada de estampados florales; otro con un vestido de corte recto por encima de las rodillas y al siguiente con pantalones rosa fucsia. “Yo parto de la base de que es justo que el hombre cuente con las mismas opciones para vestirse; que la moda no sea completamente feminista. Que rompa los estereotipos sociales que le dicen que no puede llevar una falda, unos zapatos más altos de lo normal, brillante… Que salga de los prejuicios del color, las texturas y los materiales. Yo cojo estéticas que tradicionalmente se han asociado a la mujer y las aplico a la moda masculina”, cuenta a EL TIEMPO desde Londres.

Asegura que la tendencia actual del ‘genderless’ es una apropiación que ha hecho la industria del nuevo paradigma mundial imperante a favor de la igualdad y la libertad de identidad de las personas, pero que en ningún caso es una moda pasajera o inédita. Al contrario: “Esto es una realidad y va a seguir hacia delante. No es un momento de rebeldía, sino que el tema siempre ha estado y va a seguir renovándose”. También en Colombia, dice, donde el tema de romper con lo establecido ya está en marcha, “pero va poco a poco”.

La ruana, ícono ‘genderless’ de Colombia

Como explica Diego Fandiño, profesor de historia de la moda, la ruana es la gran prenda unisex del país, y la nueva pieza de lujo en el mundo. Un ejemplo es la industria de la ruana en Nobsa, Boyacá, que exporta sus creaciones a países como Italia, España y Estados Unidos y que luego portan con naturalidad hombres y mujeres. Otro exponente es la modista pastusa Adriana Santacruz, con creaciones que alcanzan un valor entre los dos y los tres millones de pesos. Según Santacruz, su trabajo se enriquece con la labor de más de 40 confeccionistas del suroccidente de Nariño que hacen de la ruana una pieza artesanal única.

JULIA ALEGRE BARRIENTOS
Redacción Domingo
En Twitter: @JuliaAlegre1

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.