Secciones
Síguenos en:
Escribió hojas de vida a mano, recibió 30 ofertas y ya tiene trabajo
Ángel Medina

Ángel Medina y su particular menera de hacer una hoja de vida.

Foto:

Captura de pantalla

Escribió hojas de vida a mano, recibió 30 ofertas y ya tiene trabajo

Ángel Medina y su particular menera de hacer una hoja de vida.

En México, Ángel Medina estaba desesperado por las pocas posibilidades laborales.

Ángel Medina, nacido en Hermosillo, en el norte de México, pasaba por un mal momento luego de perder a su hijo hace poco, se quedó sin empleo, cayó en la depresión y las deudas lo acosaban.

Ante las escasas posibilidades laborales, tomó la decisión de escribir su hoja de vida a mano en hojas de cuaderno y pegarlas en los postes del barrio donde residía.

(Le puede interesar: Alejandro Riaño, su familia y el malestar por cuenta de la Feria Buró)

En la hoja, el hombre escribió su nombre y edad y aclaró que no tenía ningún vicio.

“Uno piensa que las cosas se van a quedar mal, pero, la verdad es que no. A veces las cosas andan mal, pero luego vienen las cosas buenas. Así me pasó a mí”, declaró  Medina, de 44 años, luego de plasmar de su puño y letra, en hojas de cuaderno su perfil laboral.

(Lea además: Lina Tejeiro y su tentación para abrir una cuenta en OnlyFans)

Pese a tener una mala ortografía, el hombre recibió 30 ofertas de trabajo. Quizá influyó su sinceridad y sencillez en el texto escrito.

El texto que escribió Ángel Medina y dejó pegado en los postes del barrio.

Foto:

Captura de pantalla

“Busco trabajo en rancho, tengo experiencia en el manejo de ganado, también sé capar, ordeñar, hago queso y domo potros”, se leía en sus avisos.

(No deje de leer: Película colombiana 'Memoria' gana el Premio del Jurado en Cannes)

En su breve currículum, el hombre también escribió su nombre y edad y aclaró que no tenía ningún vicio.

La falta de recursos tecnológicos no fue un impedimento y el resultado inesperado fueron decenas de llamadas solicitándolo para trabajar.

Pero contó con algo de suerte. Alguien hizo una foto de esas hojas y la publicó en redes sociales. La imagen, de inmediato, se viralizó. Así, la petición de Medina llegó a miles de personas y recibió más de 30 propuestas laborales de diferentes regiones. El final fue feliz ya que terminó por aceptar un trabajo en Guadalajara, como encargado de un negocio.

(Le recomendamos: ¿Hackearon a Robinson Díaz? se preguntan sus seguidores en redes)

ELTIEMPO.COM

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.