Julia y Renata, moda de vanguardia con sello mexicano

Julia y Renata, moda de vanguardia con sello mexicano

Las hermanas Franco crearon una de las marcas más respetadas del sector hace 24 años. Entrevista.

Julia y Renata Franco

Las hermanas Franco nacieron en la ciudad de Guadalajara (México), donde comenzaron su incursión en la moda y donde todavía mantienen su centro de operaciones.

Foto:

Victor Chavez / WireImage

Por: Juan Luis Salinas - El Mercurio (Chile) - GDA
09 de marzo 2019 , 10:10 p.m.

En su taller, una casa antigua ubicada en la colonia Lafayette, el barrio bohemio de la capital del estado de Jalisco (México), las hermanas Julia y Renata Franco prepararon los últimos detalles de la colección que presentaron en la cuarta edición del Mercedes Fashion Week Chile, la cual se realizó entre el 9 y 11 de octubre del año pasado en el Museo de Arte Contemporáneo de Santiago. Mientras revisaban los diseños, Julia y Renata repasaron la historia de la etiqueta de moda que lleva sus nombres de pila y es considerada una de las firmas más respetadas de la escena mexicana y latinoamericana.

Aunque su fama ha traspasado las fronteras de su país –han participado en pasarelas de España, Croacia, Colombia, y su trabajo fue resaltado por Patricia Field, la estilista de ‘Sex and the city’, quien empezó a vender sus colecciones en Nueva York–, Julia y Renata siempre han tenido como centro de operaciones Guadalajara. En su taller, las hermanas desarrollan colecciones de siluetas usables y estética atemporal, pero que también resaltan por sus referencias artísticas (la prensa asegura que sus desfiles son los más teatrales de las pasarelas mexicanas) y por su manifiesta intencionalidad de destacar el oficio de la costura. “Las personas que eligen nuestros diseños entienden el valor de una prenda, que tiene una historia, que involucra procesos respetuosos con las manos que las hacen, que está hecha con materiales duraderos y que la va a acompañar mucho tiempo”, dice Renata, la mayor.

Las hermanas Franco decidieron marcar como fecha oficial del inicio de su aventura conjunta en la moda el 14 de febrero de 1993. Ese día fue cuando abrieron una tienda en el garaje de sus padres. Entonces Julia Franco dictaba clases en una escuela de diseño de moda y tenía como alumna a su hermana, Renata. Ahí empezaron a experimentar con cortes y materiales, y gradualmente encontraron un sello que definiera su estilo. Su primera colección la presentaron en la muestra Alta Moda, una pasarela local de Guadalajara.

Su despegue fue progresivo. A comienzos de 2000 ya formaban parte del calendario de creadores de la Fashion Week México y luego vinieron las invitaciones internacionales.

Llevan 24 años en la moda. ¿Qué ha cambiado y qué se mantiene igual en el mercado latinoamericano?

Podríamos hablar de México, que es donde tenemos más experiencia y es donde lo hemos vivido y sido parte de la transformación. La moda ha crecido muchísimo, se ha formalizado y profesionalizado como industria; existen más plataformas y medios de difusión, más espacios de comercialización y más mercado interesado en el diseño local en general. En cuanto a Latinoamérica, es difícil generalizar porque cada país es diferente, lo que sí hemos apreciado en nuestras presentaciones es que la oferta de diseño es muy rica y mucho más contemporánea.

Ustedes recalcan sus propuestas como atemporales. ¿Se oponen al concepto de moda como algo que pasa?

Para nosotras, el diseño es transformación, y definitivamente la moda es una herramienta de expresión. Al final hemos descubierto que la manera más natural para comunicarnos ha sido a través de ella. Justo el tema de nuestra colección anterior, ‘Destruir para crear’, habla de la esencia de la moda: no hay creación sin destrucción. Es el ciclo vital. En lo que no estamos de acuerdo es en lo desechable en cualquier ámbito.

¿Cómo se relacionan, según ustedes, el cuerpo y la ropa?

Nuestro proceso creativo comienza con la contemplación del cuerpo humano, el estudio de sus formas y sus movimientos. La relación entre el cuerpo y la ropa es tan estrecha como la propia piel. Para nosotras, la sensualidad no tiene que ser estridente, preferimos sugerir que ser evidentes.

En numerosas entrevistas, ustedes hablan de la vestimenta como lenguaje.

Es nuestro primer cuestionamiento, la razón por la cual diseñamos. La lectura de la vestimenta y sus transformaciones a lo largo del tiempo son una referencia para entender la evolución del ser humano, su transformación desde el hombre primitivo, las tribus, las civilizaciones antiguas, hasta la vida moderna. El vestido como símbolo ya sea religioso, político o social y su poder de reafirmar, de diferenciar o de unificar. El vestido ha sido opresor y ha sido también un acto de rebeldía.

Una de las tendencias más fuertes de las últimas temporadas es la moda ‘agender’, sin género definido. ¿Encaja con su propuesta?

Para nosotras, la línea entre lo masculino y lo femenino ha estado siempre muy desvanecida; nuestras prendas están constantemente confrontando estos conceptos. Nuestra colección anterior incluyó hombres en la pasarela porque tenemos una gama de clientes amplia en ese sentido, pero no diseñamos pensando en separar, sino en acentuar que las piezas que diseñamos están hechas para quien se identifique con ellas.

¿Cómo es su sistema de trabajo? ¿Cómo se dividen las funciones?

Las dos diseñamos y cortamos, yo (Renata) trabajo más con papel, hago patrones; Julia trabaja un poco más sobre maniquí. Ella es más intuitiva y sensitiva, yo soy un poco la que traduce a una idea lo que Julia desarrolla sobre los materiales y conceptualizo. En el negocio, ella es más administrativa y ordenada; yo planeo y organizo los proyectos, contesto las entrevistas. Las dos aprendimos a vender, pero seguimos siendo muy tímidas para hablar en público.

¿Por qué se han mantenido en Guadalajara como el centro de sus operaciones en la moda y el arte?

Guadalajara es nuestra ciudad de origen y, como centro creativo, está pasando por un momento histórico artístico; todos los movimientos contemporáneos actuales en México, de arquitectura, diseño, arte contemporáneo, gastronomía, suceden aquí. La vida aquí es más de provincia, no hay tanta prisa y la playa está a tres horas. Aunque también es conflictiva en cuanto a seguridad, pero desgraciadamente es una situación muy lamentable que vivimos en todo el país.

¿Qué les gusta de lo que está pasando hoy en la moda a nivel mundial?

Nos gusta que el diseño se ha vuelto un agente transformador en muchos sentidos. La ruptura a paradigmas dentro de la industria como el género, la autoría, el diseño inaccesible.

¿Y qué no les gusta?

El mal uso que se hace de la inmediatez, la falta de compromiso con el oficio y el ego.

JUAN LUIS SALINAS
EL MERCURIO (Chile) - GDA
En Twitter: @ElMercurio_cl

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sal de la rutina

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.