Casos de terror que han pasado en Colombia durante Halloween
Galería
Casos de terror que han pasado en Colombia durante Halloween
iStock

En octubre muchas partes del mundo se visten de Halloween, una festividad un tanto controversial por su carácter mitológico que, en algunos casos, se presta para actos delictivos, satánicos y paranormales. En ocasiones, mientras los niños inocentemente recorren las calles para pedir dulces, otros se aprovechan de ese ambiente oscuro y tenebroso que enmarca esta época para cruzar el límite entre el bien y del mal. Conozca algunas de estas historias.

Casos de terror que han pasado en Colombia durante Halloween
Rodrígo Sepúlveda / El Tiempo

El caso Colmenares.

La noche del 30 de octubre de 2010, Luis Andrés Colmenares, un joven universitario, se alistaba para una fiesta de disfraces sin saber que esa sería la última vez que vería a su familia. En hechos que aún en la actualidad no se han esclarecido, Colmenares apareció sin vida en el caño del parque El Virrey, en Bogotá, ubicado a cinco cuadras de la discoteca Penthouse, donde compartía con sus amigos.

De acuerdo con la necropsia, Colmenares fue golpeado fuertemente en varias oportunidades, lo que descartaría la teoría original de que su deceso era producto de la caída y del agua que alcanzó a tragar durante los momentos que estuvo en el caño.

Casos de terror que han pasado en Colombia durante Halloween
iStock

El asesino de la máscara.

El 31 de octubre de 2017, mientras los niños del barrio El Guabal, en Cali, pedían dulces y se divertían, un joven, de 16 años y con una máscara de payaso, caminaba entre la multitud y se acercaba de a poco a un hombre, de 33 años. De un momento a otro, el joven sacó un arma y disparó en repetidas oportunidades contra su víctima, después salió corriendo y huyó camuflándose entre los testigos. Por fortuna, las autoridades lograron capturar al agresor y confirmaron que se trató de un caso de sicariato.

Casos de terror que han pasado en Colombia durante Halloween
iStock

El 'Diablo' que se apoderó de una comunidad de Rovira, en Tolima.

Era octubre del 2004. Un hombre identificado como Edgar Fabián López llegó a la finca de Medardo Santa para proponerle que cambiara de vida, le vendiera la propiedad e iniciara un negocio en Ibagué. El ofrecimiento no le disgustó, así que lo invitó a quedarse. Con el paso del tiempo, López se ganó la confianza de la familia, pero después empezó a tener comportamientos extraños: gritaba, convulsionaba y se refería a ritos satánicos mientras expulsaba saliva.

López reveló a la familia que el Diablo exigía un sacrificio humano a cambio de dejarlos en paz o, de lo contrario, sentirían la furia de ese maligno ser. Los Santa, preocupados, se negaban a asesinar a alguno de sus pequeños, así que el hombre les exigió un sacrificio sexual. Fue así como durante todo ese mes López abusó en repetidas ocasiones de la esposa de Merardo, que estaba en estado de embarazo, y de sus hijos de 6, 8, 9 y 11 años. Tras los actos de violencia sexual, el hombre aseguraba que se sentía mejor porque era poseído por un espíritu bueno llamado Rosita, quien le transmitía paz y tranquilidad.

Casos de terror que han pasado en Colombia durante Halloween
iStock

En manos de la autoridad mueren dos médicos en Medellín.

31 de octubre de 1988. Era una noche fría. Dos médicos se movilizaban por la calle 30, en Medellín, en un campero Nissan a toda velocidad. Sin darse cuenta, a la altura de la Avenida Ferrocarril, chocaron con un vehículo Renault 18, que estaban desvarando dos agentes del DAS. Lo que nunca imaginaron los especialistas en salud era que una simple colisión desencadenaría su trágico final. Los detectives se llenaron de ira y, sin pensarlo dos veces, de acuerdo a las versiones de los testigos, alcanzaron al automóvil y arremetieron indiscriminadamente contra los dos ocupantes, quienes fallecieron mientras eran atendidos en un centro asistencial.

Aunque las pruebas de los forenses determinaron que los doctores se encontraban bajo el efecto del alcohol, la Procuraduría se pronunció frente al hecho asegurando que las víctimas se encontraban en estado de indefensión cuando los agentes dispararon. Además, los funcionarios no cumplieron con el procedimiento reglamentario al momento de reaccionar, lo que significó su destitución.

Casos de terror que han pasado en Colombia durante Halloween
iStock

La bruja con nombre de santa que asesinó a sus clientes.

En 1997, la madre de las hermanas Clara Elsa, Luz Stella y Ana Lucía Bello Clavijo se encontraba en un estado de salud deplorable a causa de un cáncer de cuello. Las mujeres creyeron encontrar la cura en la hermana María, como se hacía llamar María Concepción Ladino, quien con brebajes y oraciones sanaría a su madre. Pero no fue así, el 17 de mayo de ese mismo año la señora murió, dejando 13 millones de pesos como herencia.

La hermana María acompañó todo el tiempo a las hermanas Bello y, tras el entierro, convenció a las jóvenes de someterse a un ritual para multiplicar el dinero, durante la ceremonia las durmió y vació el baúl con la herencia. Para no levantar sospechas, la bruja se ofreció de médium y aseguraba que ella era el reemplazo de su difunta madre, así pasaron los meses hasta que una de ellas comenzó a sospechar y se dio cuenta que en el baúl ya no estaba el dinero. Nuevamente, Ladino las convenció de hacer un rito en una quebrada de la Sabana de Bogotá y allí las asesinó a pedradas.

Después de los hechos, la mujer arrendó un piso en la casa de Carlos Julio Montaña, en Fontibón, lo había convencido de que estaba muy “acabado” para su edad. Con el paso del tiempo y tras venderle pastillas, brebajes y baños más costosos que el mismo arriendo, lo asesinó. 

Hallan cuerpo en una maleta en Ciudad Bolívar
Juan D. Buitrago. Archivo EL TIEMPO

El cuerpo en la maleta

Era la noche de Halloween cuando los habitantes del barrio Villa Helena, en Ciudad Bolívar (Bogotá), detectaron la presencia de un hombre sospechoso que se movilizaba en un carro particular. De un momento a otro, el individuo se bajó a las orillas del río Tunjuelito y abandonó una gran maleta. Las autoridades acudieron al llamado de los vecinos y encontraron un cuerpo en avanzado estado de descomposición envuelto en sábanas.

Casos de terror que han pasado en Colombia durante Halloween
iStock

El bebé que desapareció de los brazos de su madre.

Era la madrugada del 25 de octubre de 2018 y todos dormían. De repente, una joven, madre soltera de 8 niños, se percata de que el menor de sus hijos no está en sus brazos, despierta aterrada y sin importar que fuera media noche sale a las calles de la vereda Isleta, corregimiento de Vegáez, en Antioquia, y pide desconsoladamente que la ayuden a encontrar a su bebé. Horas más tarde, el niño, de 5 meses, es hallado lleno de lodo en un humedal.

Todo parece estar bien, pero la madrugada del viernes 26 de octubre se repite la historia. La comunidad acude nuevamente al llamado de esta madre, pero esta vez el pequeño es encontrado en una quebrada: decapitado, sin uno de sus brazos, con sus órganos por fuera y le habían arrancado el corazón. De acuerdo con los vecinos, los hechos fueron causados por un ente diabólico, porque, desde entonces, suceden cosas muy extrañas en el sector y, además, cuentan los lugareños, la noche de los acontecimientos sobre la casa de esta familia se posó un fuerte viento que parecía un huracán.

Casos de terror que han pasado en Colombia durante Halloween
iStock

Desapareció la noche de brujas y a los siete días fue encontrada en un ataúd.

Eran las ocho de la mañana del 31 de octubre de 2013 y la abogada Catalina Díaz se disponía a salir de su casa como un día cualquiera, lejos de imaginar lo que esa fatídica tarde le esperaba. Tiempo atrás, había conocido a dos hombres que decían ser ‘sabios de la magia blanca’, durante unas ceremonias de rezos a las que acudía frecuentemente en Magangué, Bolívar. Johan Alberto Ruz Arango y su cómplice se ganaron la confianza de la mujer y el día de los hechos la convencieron de asistir a un ritual. Ella, confiada, se encontró con ellos en un centro comercial y, de ahí, se dirigieron a un apartamento del barrio El Rubí, de Suba (Bogotá).

En medio de la 'ceremonia' los falsos brujos doparon a Díaz con amitriptilina y después la asfixiaron con una almohada. Siete días después el cuerpo de la joven fue encontrado en un ataúd artesanal flotando en un caño.

Gente 21 de octubre de 2019 , 09:21 a.m.

Casos de terror que han pasado en Colombia durante Halloween

Estas historias, aunque parecen sacadas de la ficción, son hechos reales.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.