Las familias de las estrellas del tenis Sebastián Cabal y Robert Farah

Las familias de las estrellas del tenis Sebastián Cabal y Robert Farah

En la nueva edición de la revista ¡HOLA! Colombia, hablan de su vida personal y su carrera.

Juan Sebastián Cabal

Juan Sebastián posa junto a esposa, Juliana Vásquez, y a su pequeño Jacobo, de 2 años y medio.

Foto:

Juan Manuel Vargas y Santiago Saldarriaga / Revista ¡HOLA! Colombia

Por: Revista ¡HOLA! Colombia
06 de agosto 2019 , 03:14 p.m.

Juan Sebastián Cabal y Robert Farah, la pareja número uno del ránking mundial de dobles de la ATP (7.330 puntos), campeones de Wimbledon 2019 y los primeros colombianos en conseguir un Grand Slam, nos abrieron las puertas de sus casas a su regreso de Londres y durante su preparación para la temporada de cancha dura en Estados Unidos.

La imagen familiar que abre esta historia es en Cali. Juan Sebastián posa junto a esposa, Juliana Vásquez, y a su pequeño Jacobo, de 2 años y medio, un bebé que desde los tres meses recorre el mundo con el equipo, comparte guardería con los hijos de Federer y hace caso a sus cuidadoras ya sea en español, francés o inglés. Jacobo no solo es la adoración de Sebas y Juli, sino el niño del ‘hogar’ del equipo Colsánitas, pues en cada ciudad se instalan en una casa, nunca en hoteles, y comparten todos como una familia.

Juan Sebastián, ¿qué significa que Jacobo pueda vivir de cerca tu carrera?

Es una alegría y un privilegio que él y mi esposa puedan acompañarme a la mayoría de mis giras. Aunque no se acordará de todo, más adelante veremos fotos y tendremos estos recuerdos.

¿Cómo es viajar con un bebé a ese ritmo?

Juliana: Nos ha ido muy bien. Es un niño que no sufre de jet lag, se duerme cuando le toca y juega donde sea; es muy relajado. Ve partidos completos de su papá y le encanta. Además, todos nos ayudan. Jacobo a veces nos pasa por la galleta, pero Robert le dice ‘¡Jacobo, no!’, le abre los ojos y ese niño queda paralizado, entiende que habló su tío Robert.

Siempre acompañas a Juan Sebastián a los partidos, ¿por qué no estuviste en Wimbledon?

J.: Mi visa del Reino Unido estaba vencida, el trámite se tardó mucho y cuando por fin llegó el pasaporte, Jacobo se enfermó. Cuando ya estaba recuperándose y creí que los alcanzaba a mitad de Wimbledon, Jacobo echó para atrás, estuvimos en urgencias y decidimos no viajar. Nunca vuelvo a perderme una final. Vimos el partido en el Club Campestre de Cali con mi familia y la de Sebas. Fue una energía muy chévere, pero los nervios eran gigantes; si uno se estresa en la cancha, de lejos es impresionante.

¿Algún mensaje de felicitaciones en particular que te haya emocionado?

Juan Sebastián: Las redes sociales estallaron, pero cuando pude revisar bien, vi que me escribió J Balvin un mensaje privado en Instagram; en ese momento dije ‘¡guau, qué locura!’.

Robert Farah

Robert Farah y su esposa Belén.

Foto:

Juan Manuel Vargas y Santiago Saldarriaga / Revista HOLA

El día anterior, Robert Farah (32) pulió detalles en el entrenamiento con su partner, cenaron juntos un pollo que preparó Felipe Berón, el entrenador, y una ensalada que hizo Belén. Durmió 8 horas de corrido y descansó lo suficiente. El día de la final, hicieron lo de siempre: una hora de gimnasio, 45 minutos de tenis, se ducharon, almorzaron, vieron la final femenina Williams-Halep, calentaron para el partido de ellos y en los lockers se cruzaron con Novak Djokovic y Roger Federer, quienes les desearon un buen partido.

“Llevamos 10 años compartiendo con ellos y nos conocemos bien”, dice Robert, que en esta ocasión compartió el triunfo con su novia, Belén Mozo, exgolfista profesional española, de Cádiz, que estuvo ranqueada entre las 100 primeras del mundo y acaba de anunciar su retiro tras una lesión. Después de las duras 4 horas y 58 minutos, Farah y Cabal se trajeron a casa su copa número 15 juntos.

—¿Dónde está la copa?

Robert: La tengo encima de un escritorio; aún no le tengo lugar. La trajimos en la maleta de mano, no queríamos que se perdiera por correo o algo (risas).

La hinchada en Colombia y en la cancha era numerosa, pero esta vez estaba Belén. ¿Cómo te sientes ahora que te acompaña?

Somos una pareja muy sólida, llevamos 10 años juntos y es un apoyo incondicional para mí. Por su lesión, ha estado retirada de su profesión y eso le ha permitido viajar más conmigo. Tener a la persona que amas a tu lado te da mucha tranquilidad; no importa si me voy dos meses porque ella está ahí conmigo.

Y ahora son tres, con Taco…

Sí, es como nuestro hijo; es un perro muy cariñoso, tiene 7 meses. Fue un golpe de suerte encontrarlo. Un día, Belén estaba un poco deprimida por su lesión, hace rato queríamos un perro y ese día estuvo buscando en Instagram y encontró a Taco.

Belén, ¿qué significa Robert en tu vida?

Llevamos 11 años juntos y Robert para mí es mi hogar y mi centro. Será mi futuro marido, el padre de mis hijos, es mi novio y es mi mejor amigo. Tenemos mucho respeto como atletas el uno por el otro.

Llevamos 11 años juntos y Robert para mí es mi hogar y mi centro. Será mi futuro marido, el padre de mis hijos, es mi novio y es mi mejor amigo.

Casi nunca estás en sus giras y desde que comenzaste a acompañarlo está ganando. ¿Podría decirse que eres su amuleto de la buena suerte?

B.: (Risas). Pues no lo creo, pero Robert me dijo cuando ganaron Wimbledon: ‘Yo quiero que entiendas lo que significa tenerte aquí conmigo todos los días, quiero que veas el resultado de los últimos meses; me aportas todo cuando estás conmigo’, y él es lo mismo para mí. En nuestras carreras deportivas lo más importante es la estabilidad emocional, entonces el hecho de que podamos desayunar juntos todos los días, reírnos, hacer tonterías, estar en el box, eso es su mundo.

Estabas recuperándote de una lesión y por eso pudiste acompañarlo…

Sí, en enero del 2018 sufrí una lesión de cadera, no la descubrieron a tiempo y no me recuperé. La lesión no me dejó volver y mentalmente no aguanté. Ya no estaba conectada con mi propósito en el golf. Mis prioridades cambiaron y quería ver algo más grande, más en familia, entonces tomé la decisión de retirarme con honestidad, y los patrocinadores y los fans me han apoyado mucho desde la noche que lo hice públicamente.

Ya tienen un apartamento en Bogotá. ¿Cómo te sientes en esta ciudad?

B.: Como en casa, y eso para una española es muy difícil de aceptar (risas). Me siento arropada con la gente colombiana. He congeniado mucho y he conseguido tener unas amistades que se van a quedar conmigo toda la vida.

Por ahora, la pareja campeona de dobles seguirá su camino y junto a ellos sus amores, Juliana y Belén, quienes se encargan de hacer la investigación gastronómica para salir a cenar todos los días.

KATHY GARCÍA
Revista HOLA

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.