Secciones
Síguenos en:
'Es prematuro hablar de un tercer pico': directora del INS
Martha Lucía Ospina

Martha Lucía Ospina, directora del Instituto Nacional de Salud.

Foto:

Archivo particular

'Es prematuro hablar de un tercer pico': directora del INS

Entrevista de la Revista Credencial con Martha Ospina, directora del Instituto Nacional de Salud. 

El 20 de enero de 2020, pocos días después de que en Tailandia se registrara el primer caso de covid-19 fuera de China, Martha Lucía Ospina creó un chat de Whatsapp en el que incluyó a los mejores modeladores epidemiológicos que conocía y que estaban regados por el mundo.

Incluyó a especialistas del Imperial College del Reino Unido, de la Universidad de San Francisco e incluso de países asiáticos, pues, dice, “quería que retaran los modelos que tuviéramos en el Instituto Nacional de Salud (INS). Es que nadie tiene la verdad absoluta”. Ese empeño se sumó a los demás realizados por la comunidad científica colombiana, que ofreció un esbozo de lo que se nos venía encima a manos del virus desde antes de que este aterrizara, a principios de marzo, en el Aeropuerto El Dorado, de Bogotá.

(Puede ser de su interés: Ciudades que vacunarán este jueves ya tienen los biológicos)

Es posible que el mérito principal de Ospina al frente de una institución centenaria sea, hasta ahora, el de haber liderado la creación de la red diagnóstica más grande que haya visto Colombia. Gracias a ello, hoy se pueden procesar 60.000 pruebas PCR diarias y sus resultados son analizados a profundidad en esa –dice ella– “torre de control” que es el INS para el ecosistema de la salud nacional. Una capacidad alcanzada en cinco meses, pese a que somos un país heterogéneo en geografía, en capacidades de vigilancia, en socioeconomía y en culturas.

Que no se nos olvide: esa megaempresa público-privada fue puesta en marcha, en buena parte, por la primera mujer al frente del INS desde que fue fundado, hace 104 años, por los doctores Bernardo Samper Sordo y Jorge Martínez Santamaría.

Antes de ser nombrada en 2015 por el entonces ministro de Salud, Alejandro Gaviria, esta médica de la Javeriana y magíster de dos universidades había llegado a dirigir la Cuenta de Alto Costo (CAC), a liderar el departamento de Epidemiología del ministerio de Salud y a ser viceministra. Todo ello, a punta de meritocracia técnica: la misma que, quizá, la ha blindado a la política, tan dada a remover técnicos al vaivén de sus cuotas. Y es que es justamente hoy cuando más debemos aferrarnos a ese profesionalismo, pues el poder coquetea demasiado con corrientes políticas que obedecen antes al temperamento de las redes sociales, 'al estado de opinión', que a los datos que la ciencia ofrece.

(Le sugerimos también: En El Dorado incautan 70 vacunas contra el covid-19 de contrabando)

¿Qué le indican los modelos epidemiológicos acerca de lo que vendría en los siguientes meses? ¿Va a haber un tercer pico en Colombia?

Nosotros no prevemos un tercer pico por una razón sencilla: el que hemos estado sufriendo es gigantesco, es gravísimo y se lo consume todo. Ha mermado un poco, pero más por las medidas adoptadas por las autoridades y la ciudadanía que por que no haya aún una población susceptible a contraer el virus.

Lo que tenemos es, más bien, una oportunidad para que este mismo pico no sea tan alto, sino más bien ancho, con una velocidad de contagio más lenta. Por grave que sea, es mejor este ritmo –ojalá un poco más bajo– durante mucho tiempo que, digamos, 25.000 o 30.000 casos al día. Lo que indican nuestros modelos es que más o menos desde marzo se percibiría un descenso de muertes sustancial.

Lo ideal es que las medidas de cuidado se mantengan por varios meses y logren mantener un Rt (velocidad de transmisión) entre 1,3 y 1,4. Así, la curva descendería de manera sostenida hasta junio, sin tercera ola. Además, en ese caso nos encontraríamos con la inmunidad por vacunación de los mayores de 80 años, es decir los del primer grupo.

Para que hubiera tercera ola tendría que ocurrir alguna de las siguientes posibilidades. Por un lado, que con un Rt más bajo que el actual, hubiera una caída más vertical en casos, lo que dejaría a muchas personas susceptibles todavía para esa tercera ola. Por otro lado, que, sin haber terminado de bajar hasta la base de esta segunda ola, se incremente el Rt por encima de 1,4, lo que traería un ascenso. Y finalmente, que un comportamiento masivo –fiestas, reuniones– expusieran a conglomerados susceptibles al virus.

(Además: Este 24 de febrero llegarán otras 50.000 vacunas Pfizer al país)

¿Cómo ha sido ese esfuerzo por afinar los modelos que le permiten prever escenarios posibles? El INS no prevé cada detalle, pero sí calculó un número de decesos muy acertado para finales de 2020.

Desde enero de 2020, cuando creé el chat con los mejores modeladores que conozco, ha habido un proceso interesante: los primeros modelos eran catastróficos. Pero los fuimos puliendo, por ejemplo con los datos de ese famoso crucero y con otros clave, como que el 80% de las personas podían ser asintomáticas (al principio se pensaba que esa cifra era del 10%).

Hechos los ajustes y ya con data colombiana, nuestro modelo puso a disposición del Gobierno nacional todos los escenarios posibles, con sus cierres, sus aperturas, todo. Y sí, se cumplió lo previsto para finales de 2020. Pero ojo: los 40.000 muertos que calculamos para ese momento ya suponían una mejora, pues hubo un momento en que el modelo arrojaba 71.000.

¿Y el pico que vivimos fue previsto?

Sí. En octubre de 2020, con todas las aperturas y los eventos de ‘desobediencia’ –por decirlo así, aunque esa palabra no me gusta–, el modelo preveía un ascenso, justamente el que hemos experimentado a principios de 2021. Cuando lo previmos, fuimos insistentes en que teníamos una pequeña oportunidad, que debíamos ser muy juiciosos para evitar lo indicado por la matemática, pero luego las cosas se dieron de otra manera.

Para leer la entrevista completa con Martha Ospina los invitamos a ingresar a este link.

*Artículo completo en la edición impresa de la Revista Credencial de febrero de 2021.

(Puede seguir leyendo: La historia de Verónica Machado, la mujer que recibió primera vacuna)

REVISTA CREDENCIAL

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.