La mujer que sobrevivió tras perder sus dedos y piernas por una sepsis

La mujer que sobrevivió tras perder sus dedos y piernas por una sepsis

La joven dio a conocer su historia en redes sociales y su objetivo, dijo, es inspirar a otros.

Mujer Australia

Juttima pasó tres meses aprendiendo a caminar de nuevo y esperando a que llegaran sus prótesis de piernas.

Foto:

Facebook: Juttima Chinnasri - Instagram: @Itsjuttima

Por: Tendencias EL TIEMPO
23 de julio 2020 , 03:02 p.m.

“Pense que era solo un resfriado”. Esas fueron las palabras que utilizó Juttima Chinnasri para empezar a contar su experiencia.

La joven, de 30 años, comparte, a través de sus redes sociales, cómo es su vida después de que tuvieran que amputarle los pies y los dedos de las manos a causa de una infección.

La historia de la australiana se remonta a finales de 2018, cuando comenzó a experimentar síntomas como náuseas, debilidad y fiebre alta, signos que asoció con una gripe y cansancio.

El diagnóstico 

“Fui al centro médico de mi lugar de trabajo, en el que me dijeron que mi temperatura era de 39 grados centígrados. Estaba demasiado cansada para ir al hospital, así que me fui a casa y me metí en la cama”, comentó Chinnasri en una entrevista realizada por el medio ‘The Daily Telegraph’.

Las dolencias se intensificaron hasta que una mañana despertó con manchas en algunas zonas de su cuerpo. De inmediato, fue trasladada de urgencia al Hospital St.George, en la ciudad de Sídney (Australia).

Los análisis de sangre confirmaron que tenía meningococo B, un tipo de meningitis bacteriana que provocó una intoxicación sanguínea también conocida como sepsis.

(Le puede interesar: Conmovedor relato de joven que escaló hospital para despedir a su mamá).

(Si nos visita desde la aplicación, vea la foto aquí).

Durante una semana, recibió soporte vitalicio y, al despertar, notó que los dedos de sus manos y sus pies se habían vuelto negros a raíz de la bacteria. Los doctores le explicaron que no podrían salvar sus extremidades, por lo que se las amputarían. 

Cuando me desperté y vi mis dedos y pies negros, me sorprendió. Fue aterrador y me negué a aceptarlo, pero finalmente me di cuenta de que no podían ser salvados”, comentó.

(Si nos visita desde la aplicación vea la foto aquí).

En enero de 2019, Chinnasri regresó a casa del hospital y se esforzó por aprender como usar sus manos y caminar de nuevo con sus prótesis de piernas, un proceso que “representó un desafío diario”.

A lo largo de tres meses, estuvo en terapias intensivas en el centro médico, para realizar su recuperación y acostumbrarse a los artefactos ortopédicos. 

(Si nos visita desde la aplicación vea el video aquí).

(Si nos visita desde la aplicación vea el video aquí).

“Mi vida ha cambiado drásticamente desde que esto sucedió. Tuve que aprender a hacer todo de nuevo, desde caminar hasta recoger cosas simples o ir al baño sola” mencionó la australiana.

Asimismo, Chinnasri explicó que otra de las cosas que más trabajo le costó fue el aprender a ignorar las miradas incómodas y a no prestar atención a los comentarios de algunas personas cuando la ven usando ropa que deja ver sus prótesis.

“Eso pone las cosas en perspectiva: puedo hacer casi cualquier cosa y pude vivir una vida bastante normal una vez que aprendí a adaptarme”, concluyó en la entrevista.

(Lea también: Melbourne, ciudad de 5 millones de habitantes, que vuelve a cuarentena)

Crear conciencia sobre una enfermedad meningocócica

De acuerdo con el Centro de Meningococo de Australia, la meningitis es una infección bacteriana que puede ser mortal si no se trata a tiempo. Existen cinco cepas principales de la infección y cada una de ellas tiene una vacuna disponible para su tratamiento en el país oceánico.

A pesar de ser una de las más comunes, la cepa conocida como meningocócica tipo B sigue siendo la única que no está cubierta por el sistema de salud en el estado australiano de Nueva Gales del Sur, lugar en el que reside Juttima.

(Le puede interesar: La 'Atenea desnuda' que sorprendió al detener protestas en EE. UU.).

Ahora, la joven ha decidido usar sus redes sociales para compartir imágenes y videos de su proceso de recuperación, para, de esta forma, inspirar a otras personas que han pasado por una experiencia similar y concientizar a otros a tomar las precauciones necesarias contra la enfermedad que la afectó.

(Si nos visita desde la aplicación vea la foto aquí).

Esto ha cambiado mi vida, pero espero inspirar a otras personas y, cuando estoy teniendo un mal día, siempre recuerdo cuando estaba en el hospital y  me dijeron que tal vez no lo lograría. Eso me motiva a seguir en marcha, pues todavía estoy aquí”, son las palabras que acompañan una de sus publicaciones en Instagram.

También suele realizar videos para su canal de YouTube y su perfil de TikTok (@itsjattima), en los que muestra sus vivencias diarias para motivar a sus seguidores a no rendirse a pesar de las adversidades.

Tendencias EL TIEMPO

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.