Los Beckham, 20 años de una marca registrada

Los Beckham, 20 años de una marca registrada

David dejó el fútbol y Victoria, la música. Pero en veinte años de casados no han dejado de posar.

Las bodas más locas y extrañas de los famosos

Los Beckham siempre se han destacado por ser íconos del estilo.

Foto:

Chris Radburn / Reuters

Por: Juan A. Medina - EFE Reportajes
06 de julio 2019 , 10:49 p.m.

Matrimonio mediático más fotografiado, más admirado y peculiar como el que forman el exfutbolista David Beckham y la exintegrante de las Spice Girls, Victoria Adams, es difícil de encontrar en el mundo desde que contrajeron matrimonio el 4 de julio de 1999 en el castillo de Luttrellstown, a las afueras de Dublín (Irlanda).

Los Beckham han sido y serán un matrimonio especial. Su boda, de la que se cumple el vigésimo aniversario, congregó a 300 invitados, tuvo un costo de 800.000 dólares y eclipsó el enlace entre el príncipe Eduardo, hijo pequeño de la reina de Inglaterra, y Sophie Rhys Jones, celebrado días antes.

Desde aquella boda, la vida de esta pareja ha evolucionado e, incluso, ambos se han reinventado profesionalmente. Ser uno de los matrimonios más mediáticos del mundo obliga a cambiar de estilos y registros. En estas dos décadas, los Becks-Posh (‘posh’, traducido al español como ‘pija’, apodo con el que se la conoce a ella) han cuidado y vivido de su imagen.

David jugó en los equipos de fútbol del Manchester United, Real Madrid, Los Ángeles Galaxy, Milán y París Saint Germain, además de ser muchos años un fijo de la selección inglesa, colgando las botas en mayo de 2013. Victoria, por su parte, tuvo seis años de éxito junto a sus compañeras de las Spice Girls (Mel B, Emma Bunton, Melanie C y Geri Halliwell) hasta que se separaron en el año 2000. Después volvieron a trabajar entre 2007 y 2008, y actuaron en la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos de Londres, en 2012.

Este año, las Spice Girls han vuelto a realizar una gira, pero sin Victoria, quien ha preferido continuar con sus negocios en el mundo de la moda, ejerciendo de empresaria y diseñadora. “Buena suerte a las chicas hoy”, apoyó Victoria a través de las redes sociales a sus excompañeras el pasado 24 de mayo, cuando el ahora cuarteto comenzó su gira en Dublín.

La marca Victoria Beckham, creada hace diez años, cuenta con una tienda de referencia en el exclusivo barrio londinense Mayfair y otra en Hong Kong, pero, además, opera a través de 400 distribuidores en más de 50 países. La firma anunció, a finales de 2018, que sus ingresos crecieron un 17 por ciento respecto al año anterior, pero la compañía acumula unas pérdidas valoradas en más de 12 millones de dólares.

Dueño de un club de fútbol

David también se ha reinventado desde su retiro de los terrenos de juego. A sus 44 años –es un año menor que su esposa–, Beckham sigue siendo un ícono de estilo y es imagen de varias firmas. Además ha participado en proyectos en la industria de la moda, como la empresa Kent & Curwen de la que es copropietario. Y ha diseñado la colección David Beckham Bodywear para la casa H&M.

Pero el proyecto que más le ha ilusionado en los últimos meses es el sueño hecho realidad de poseer un equipo de fútbol en la Liga Profesional de Fútbol de Estados Unidos (MLS). Beckham está dándole los últimos toques a la puesta en marcha del Inter Miami CF, en el que también participa el empresario cubano-estadounidense Jorge Mas, y en el que el exfutbolista figura como “propietario y presidente de operaciones de fútbol”.

El Inter Miami CF debutará en la MLS en 2020, y en Estados Unidos se especula con las dotes de persuasión de Beckham para convencer a futbolistas como Messi, Cristiano Ronaldo o Wayne Rooney para que jueguen en este equipo.

El lema de su club es: “Libertas, Unitas, Fortuna”. Jugará en Fort Lauderdale, 40 kilómetros al norte de Miami, hasta que esté terminado el estadio Freedom Park, el cual construye cerca del aeropuerto de Miami.

La patente de sus 4 hijos

La actividad de los Beckham ha trascendido a sus cuatro hijos que no han podido aislarse de la fama y los ‘flashes’ que persiguen constantemente a sus padres. Brooklyn Joseph, que nació dos meses antes de que sus padres se casaran, no pasa inadvertido.

El mayor de los Beckham, que ya ha cumplido la veintena, se destaca como fotógrafo y ha trabajado como modelo después de un paso fugaz por el fútbol. En los últimos meses, su popularidad ha crecido debido a su relación, con altibajos, con la modelo Hana Cross.

Romeo, de 17 años, también cuenta con un pasado en el mundo de la moda. Fue modelo de la firma Burberry y, con ocho años, fue incluido en la lista de hombres mejor vestidos del Reino Unido, que publica cada año la revista GQ.

Cruz, de 14, nacido en España cuando su padre jugaba en el Real Madrid, ha probado en el mundo de la música, mientras la pequeña, Harper Seven, que cumple ocho años este 10 de julio, es la gran debilidad de su padre.

Los Beckham tienen registrado el nombre de sus cuatro hijos para impedir que otras personas o entidades los empleen con fines comerciales. Para eso está la marca Beckham, para explotar la imagen y actividad de un matrimonio que, según la revista estadounidense ‘Forbes’, ingresa cada año 45 millones de dólares.

Por eso no es de extrañar que, veinte años después de que David y Victoria se dieran el ‘sí, quiero’, la pareja no haya dejado de posar…

JUAN A. MEDINA
EFE Reportajes

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.