Secciones
Síguenos en:
'Las noticias falsas aumentan la ansiedad y el miedo en las personas'
Noticias falsas y coronavirus

Las noticias falsas que circulan en redes sociales pueden desencadenar sintomatología ansiosa en algunas personas.

Foto:

iStock

'Las noticias falsas aumentan la ansiedad y el miedo en las personas'

Contenidos irresponsables en redes atacan a la mente, provocan temor desmesurado y pánico colectivo.

Desde que el Coronavirus fue declarado una pandemia por la Organización Mundial de la Salud, OMS, el pasado miércoles 11 de marzo, y tras el anuncio de la Alcaldía de Bogotá de realizar un simulacro de aislamiento para contener la expansión del virus en la capital y prepararla así, en caso de emergencia, algunas personas se han dejado contagiar del pánico colectivo, a tal punto, que han ido a los diferentes almacenes de cadena para comprar artículos de primera necesidad, productos de aseo, tapabocas y antibacteriales en grandes cantidades.

Ante esta situación en varias oportunidades tanto la alcaldesa, Claudia López, como Juan Esteban Orrego, director de Fenalco Bogotá, han tenido que salir a través de diferentes medios de comunicación a desmentir que haya desabastecimiento en la ciudad. Pues si bien es cierto que en los últimos días ha incrementado la demanda de alimentos y abarrotes, Orrego asegura que almacenes y grandes cadenas se surten con normalidad.

Este tipo de situaciones son el reflejo del impacto social que generan pandemias como el Coronavirus, en especial, en tiempos de redes sociales, donde las personas están expuestas a diario y constantemente a mucha información referente al tema e incluso, a noticias falsas que pueden llegar a afectar la salud mental, al producir miedo desmesurado y algunos síntomas de ansiedad.

¿Cuál es el impacto de las noticias falsas?

De acuerdo con la doctora Aranxta Duque Moreno, directora del grado de psicología y profesora del máster universitario en neuropsicología clínica de la Universidad Internacional de Valencia, España, “este tipo de noticias facilita la activación de la respuesta de alarma, aumenta la ansiedad, la preocupación y el miedo y repercuten en los patrones comportamentales de la población”.

Y continúa, “ante este tipo de noticias y para intentar protegerse de la amenaza percibida, son habituales los cambios en los hábitos de vida de la población: por ejemplo, se aumenta la compra compulsiva de alimentos, productos de limpieza o mascarillas, se fomenta el desarrollo de conductas de higiene hasta niveles obsesivos y se desarrollan conductas de búsqueda o monitoreo constante de noticias”.

Noticias falsas y coronavirus

Es muy importante que usted verifique si las fuentes de información son confiables, reconocidas u oficiales.

Foto:

iStock

Allí radica la importancia del tipo de información que se consume, no todo lo que dicen las redes sociales o se comparte por Whatsapp es del todo cierto, pero si crean  un efecto contrario al de informar y además, activan de forma elevada los estados de emocionabilidad donde la ansiedad y el miedo son elementos centrales.

De hecho y de acuerdo con Diana Ribes Fortanet, doctora en neurotoxicología y psicofarmacología, en ocasiones “las personas que sufren ansiedad por enfermedad pueden presentar ciertos síntomas físicos y considerar que están relacionados con el virus o pueden creer que las sensaciones corporales normales son síntomas y signos de estar infectados”. En especial, teniendo en cuenta los altos índices de mortalidad que presenta el coronavirus, información que incrementa el estado de alarma.

(Le puede interesar: Lo que sirve y lo que no contra la covid-19)

¿Por qué?

Estas sensaciones que generan las noticias falsas en las personas son consecuencia de un proceso en la amígdala, una zona del cerebro clave para el procesamiento de las emociones, pero en especial, en las relacionadas con el miedo. De hecho de acuerdo con la doctora Paula Martínez López, coordinadora del grado en psicología de la Universidad Internacional de Valencia, a esta estructura se ha asociado la supervivencia de la especie.

Es así como ante una situación de peligro la amígdala “informa de los estímulos que son potencialmente amenazantes y desencadenan una respuesta” independientemente de que la amenaza percibida en el entorno sea o no real.

Así las cosas, "la rápida y masiva llegada de información sobre el coronavirus, independientemente de su veracidad, puede ser suficiente para iniciar respuestas defensivas (y otras respuestas emocionales) organizadas a través de las conexiones eferentes de la amígdala, e impedir afrontar cualquier crisis con eficacia”, explica la especialista.

¿Hay personas más vulnerables?

Si bien es cierto que la información sobre el coronavirus llega a todas las personas y por ende, todos están expuestos a que su salud mental se vea afectada por la sobreexposición a la misma, en especial, cuando se trata de noticias falsas, hay un mayor riesgo en las personas con ansiedad e hipocondría.

Frente al tema la doctora Duque explica que “estos grupos pueden desarrollar con mayor facilidad pensamientos catastróficos a medida que el virus se propaga, experimentar ansiedad o miedo desproporcionado y llevar a cabo comportamientos de seguridad y control excesivos”.

(Le puede interesar: Ejercicio para pasar la cuarentena en casa)

Aun así, también asegura que ante una situación como la que se está viviendo a nivel mundial todos los individuos están expuestos a experimentar situaciones de estrés, preocupación y ansiedad. Más aún, “cuando la información sobre la amenaza procede de territorios que están próximos en el espacio y se empiezan a conocer datos, como ha ocurrido en el caso del coronavirus, sobre la falta de tratamiento o la posible saturación del sistema sanitario”.

Y entonces… ¿Qué se puede hacer?
Noticias falsas y coronavirus

Sea responsable con la información que recibe, comparte y debate con sus seres queridos y allegados.

Foto:

iStock

Las expertas concuerdan en que lo más importantes es verificar las fuentes y la credibilidad de la información que se recibe. En especial, cuando se trata de contenidos que encuentra en redes como Facebook o que llegan a Whatsapp, en estos casos lo ideal es contrastar el mensaje que leyó con fuentes oficiales o reconocidas.

Otro consejo, es no sobreinformase, si bien es cierto que es importante estar al tanto de lo que sucede con esta pandemia, si usted ha identificado que las noticias le generan malestar, pensamientos negativos o incluso, afectan su conducta, lo mejor será evitar estar al tanto de las noticias de forma permanente.

También es importante que no olvide seguir las pautas y las recomendaciones de las autoridades de salud, recuerde el lavado de manos, la distancia entre personas y usar tapabocas en caso de tener gripa. Estas pequeñas pero significativas acciones individuales lo ayudarán a reducir los riesgos de contagio.

Y finalmente procure continuar con sus rutinas de forma cuidadosa, no ayude a difundir el pánico; evite hablar permanentemente del tema y compartir información falsa sobre el coronavirus. La propagación de noticias falsas y contenidos irresponsables es tan perjudicial como el mismo virus, en este caso, para la salud mental de quienes lo rodean. 

Tendencias EL TIEMPO

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.