Los deseos no mejoran la vida, los cambios sí / De tu lado con Alex

Los deseos no mejoran la vida, los cambios sí / De tu lado con Alex

El bienestar del año venidero no dependerá de nadie más sino de nosotros mismos.

19 de diciembre 2017 , 10:24 p.m.

Para todos los efectos prácticos, se acabó este año, y es el momento en el que muchos hacemos inventario de lo bueno y lo malo del 2017 y de lo que quisiéramos que fuera 2018. Haciendo esta reflexión, muchos soñamos con que este 31 de diciembre –apenas el reloj marque las 12– mágicamente todo va a cambiar. Los kilos de más se desvanecerán, el dinero fluirá, el amor de antología aparecerá y el trabajo de los sueños se concretará. Muchos nos atragantaremos de uvas, quemaremos el añoviejo y estrenaremos calzones amarillos con tal de que el 2018 venga cargado de los cambios que queremos ver.

Pero en este momento, en el que tenemos la mirada en lo venidero, es preciso recordar que no hay suficientes agüeros que nos cambien la vida si no somos conscientes de una realidad muy sencilla: ¡si siempre hacemos lo mismo, siempre obtendremos los mismos resultados!

La vida no mejora con deseos, mejora con cambios.
Si no pedimos nada, la respuesta siempre será no. Si no damos un paso adelante, permanecemos en el mismo lugar. Si no nos arriesgamos, jamás sabremos si somos capaces. No podemos querer que nuestro entorno se transforme si seguimos tercamente enraizados en los mismos pensamientos y actitudes de siempre.

Suena obvio y lógico. Sin embargo, si hacemos un análisis honesto, estoy segura de que muchos nos daremos cuenta de cuánta energía hemos gastado en soñar con que todo mejore milagrosamente en nuestras vidas, pero sin mover un solo dedo ni cambiar un solo pensamiento para lograrlo.

Pretendemos que nuestra pareja cambie para que por fin nos entienda, que nuestro jefe cambie para que por fin nos valore, que la situación del país mejore para que, por fin, nos vaya mejor económicamente, y que la vida nos sonría para que por fin seamos felices. Debemos afrontar la verdad... el bienestar del año venidero no dependerá de nadie más sino de nosotros mismos, de las decisiones duras que estemos dispuestos a tomar, de los pensamientos positivos que estemos dispuestos a crear, de las excusas que dejemos de dar y de los cambios radicales que estemos dispuestos a hacer.

No nos quedemos ilusoriamente cuestionándonos qué nos va deparar el próximo año ni permitamos que los resultados sean por inercia de lo que pasó en este. Mientras brindamos por el Año Nuevo, recordemos las palabras que le atribuyen a Albert Einstein: “Locura es hacer lo mismo una y otra vez y esperar resultados diferentes”.

ALEXANDRA PUMAREJO
Twitter: @detuladoconalex

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.