Sorprendentes casos de ‘reaparición’ de gente dada por muerta

Sorprendentes casos de ‘reaparición’ de gente dada por muerta

En Ecuador, Paraguay, Sudáfrica y España se han presentado estos casos.

Morgue

Las personas pueden recobrar el conocimiento después de ser declaradas muertas.

Foto:

iStock

Por: Tendencias EL TIEMPO
14 de mayo 2020 , 09:33 p.m.

Aunque es extraño que una persona “reaparezca” o “reviva” tras haber sido declarada muerta, varios son los casos que se han registrado alrededor del mundo en los que personas ‘vuelven a la vida’ después de que los médicos entregaran su certificado de defunción.

El más reciente de estos casos ocurrió en Ecuador. Alba Maruri Granda, de 74 años, a quien las autoridades habían dado por muerta el pasado 27 de marzo en un hospital del Suburbio de Guayaquil, ‘reapareció’ a finales de abril.

(Lea también: 'Un tercio de la población de Guayaquil estaría contagiada con covid-19')

Este caso dejó en entrevisto el deficiente manejo en las morgues hospitalarias en medio de la crisis sanitaria por el nuevo coronavirus. La mujer no había perdido la vida sino que el centro médico tuvo algún tipo de confusión con su nombre y el de otra persona difunta.

Según información de la agencia EFE, Granda ingresó al hospital a finales de marzo con síntomas típicos del nuevo coronavirus. Allí perdió la conciencia, sin embargo, cuando la recuperó pidió hablar con sus familiares. Los parientes de la supuesta fallecida ya habían cremado el cuerpo que les entregó el hospital.

(Lea también: 'Aparece una mujer que fue dada por muerta en Ecuador durante pandemia').

Los parientes de la supuesta fallecida ya habían cremado el cuerpo que les había entregado el hospital.

Otro caso ocurrió en Paraguay, en el que a Gladys Rodríguez, de 46 años, la declararon muerta en un hospital de la ciudad de Coronel Oviedo a 134 kilómetros de Asunción. Según el diario ‘La Nación’, de Paraguay,  Rodríguez había ingresado al centro médico el 11 de abril a causa de una elevación en su presión arterial. Allí se estableció que había muerto por un “cáncer de útero”.

Sin embargo, antes de introducirla en formol los funcionarios de la funeraria, quienes ya tenían el acta de defunción en sus manos, se dieron cuenta de que la mujer aún se movía y tenía signos vitales.

El doctor que había atendido a Rodríguez explicó que se trató de una catalepsia: un estado biológico del ser humano que en su máximo nivel produce que las funciones vitales, cardíacas, respiratorias y neurológicas, estén en una actividad mínima y sean casi imperceptibles.

(Lea también: 'Mujer declarada muerta despertó antes de ser velada').

En Sudáfrica también han pasado casos similares. El primero de estos ocurrió en 2018, cuando una mujer despertó en la morgue de Carletonville, en la provincia de Gauteng, después de haber sido dada por muerta tras un accidente automovilístico.

'BBC' informó que la mujer no había mostrado señales de vida, sin embargo, cuando un empleado de la morgue regresó a inspeccionar el cuerpo en la nevera, encontró que la mujer aún estaba respirando, por lo que fue llevada a un hospital de Johannesburgo.

Los funcionarios de la funeraria, quienes ya tenían el acta de defunción en sus manos, se dieron cuenta de que la mujer aún se movía y tenía signos vitales.

El segundo caso ocurrió en el año 2011 en la provincia de Cabo Oriental. Los empleados del depósito de cadáveres del municipio de Libode, en Sudáfrica, se llevaron un gran susto después de que un hombre de 50 años, quien había sido ingresado a la nevera de la morgue desde hacía 21 horas, comenzara a gritar y a pedir que lo sacaran de allí, quejándose de que hacía mucho frió.

Según 'BBC', los empleados pensaron que se trataba de un fantasma pero tras recobrar la calma llamaron a una ambulancia y el hombre fue hospitalizado por deshidratación. Los doctores concluyeron que su estado de salud era estable y no necesitaba más tratamiento.

(Lea también: 'Usan balas de goma en Sudáfrica para que se respete el aislamiento').

Finalmente, en 2018 en la región de Asturias, en España, un recluso de 29 años fue declarado muerto después de que tres médicos certificaran su fallecimiento. El personal penitenciario de la cárcel asturiana donde cumplía una condena de dos años y medio por robos, encontró al hombre inconsciente sentado en una silla y con medio cuerpo tumbado sobre la cama.

El hombre recobró el conocimiento horas antes de que se le realizara la autopsia. Según le contó la hermana del hombre a ‘El País’, de España, el preso "Estaba metido en una bolsa negra" y los de la morgue se percataron de que estaba vivo debido a que comenzó a "llorar".

TENDENCIAS EL TIEMPO

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.