Qué trae la primera biografía del presidente Iván Duque

Qué trae la primera biografía del presidente Iván Duque

Apartes de ‘Iván Duque, una vida cultivando el poder’. Este martes, conversatorio en la Lerner.

Duque

El pequeño Iván Duque (izq.) junto a su padre, Iván Duque Escobar, su madre, Juliana Márquez, y su hermano Andrés.

Foto:

Archivo EL TIEMPO

25 de septiembre 2018 , 11:10 a.m.
Niñez en Antioquia, 1981

La época en que Iván Duque Escobar fue gobernador de Antioquia (1981) fue una de aquellas en las que la familia se trasladó a ese departamento. Su hijo Iván, quien para ese entonces ya era un niño inquieto por los temas políticos, tuvo la oportunidad de acompañar a su padre en varios recorridos por diferentes municipios antioqueños. En esos momentos fue cuando comenzó a percibir lo que se siente servir a la comunidad.

En esos años también, la familia pasaba sus vacaciones en cercanías de Porce, un corregimiento del municipio de Santo Domingo, ubicado al noroeste de Medellín.

Cuentan varios antioqueños que ir a Porce es impregnarse de las más puras y añejas tradiciones de esta región del país, las cuales consisten en el respeto absoluto por la religión, por el recato y por la familia como base fundamental de la sociedad. De hecho, muchos paisas llevan a sus hijos y nietos a vacacionar por estas tierras para mostrarles la antioqueñidad en toda su expresión. Este fue el caso de Iván Duque Escobar, quien en esos años se esmeró por inculcar en sus hijos un sentido profundo de lo que es ser antioqueño.

En Porce, un tío de Iván Duque Márquez tenía una finca en la que la familia pasó las vacaciones durante varios años. Allí, el pequeño aprendió a montar a caballo, ordeñar vacas y otras faenas propias del campo, las cuales le enseñaban los hijos de los trabajadores de la propiedad con quienes Iván Duque Márquez compartió su niñez en esas temporadas.

Carátula del libro publicado por Intermedio Editores,140 páginas, $ 41.900.

Carátula del libro publicado por Intermedio Editores,140 páginas, $ 41.900.

Foto:

Archivo / EL TIEMPO

Regreso a Colombia, en 2014

La decisión de Iván Duque de regresar a Colombia después de pasar más de una década en Washington no fue sencilla. Se trataba de trasladar una familia, un hogar, una casa que había construido en los últimos años y una vida que tenía en la capital estadounidense. Sin embargo, en el otro lado de la moneda estaba que en su mente siempre había estado presente la idea de ser presidente de la República, y el Congreso, políticamente hablando, sería el trampolín adecuado para conseguir ese objetivo. Y qué mejor que hacerlo de la mano del expresidente Álvaro Uribe, quien le estaba ofreciendo en ese momento el tiquete perfecto para seguir su camino hacia la jefatura del Estado.

Cuando el expresidente Uribe comenzó el trabajo de construcción de su partido, el Centro Democrático, y de confección de las listas que competirían por los escaños en el Senado y la Cámara de Representantes en las elecciones de 2014, una de las primeras personas en las que pensó fue en Iván Duque Márquez y sus valiosos aportes cuando trabajó con él en Naciones Unidas.

Para Ernesto Macías, senador por el Centro Democrático y uno de los hombres más cercanos a Álvaro Uribe Vélez, “cuando el trabajo de las listas del Centro Democrático al Congreso, el expresidente no lo pensó dos veces y llamó a Iván Duque para que hiciera parte de la lista”.

José Obdulio Gaviria resume este paso en la vida del hoy jefe de Estado de los colombianos en una frase: “Cuando se va a fundar un partido se convoca toda la tropa; entonces, sencillamente se le da la orden al general de que se traslade, y él se trasladó al lugar número 7 de la lista al Senado”.

Otro excongresista también cercano a Iván Duque cuenta que la decisión de regresar a Colombia e integrar la plancha uribista al Senado se tomó su tiempo. La propuesta del expresidente Uribe a Iván Duque para que estuviera en la lista al Senado por el naciente movimiento uribista se habría producido en un viaje de Duque a Colombia.

Ante las dudas que le generó esta invitación, la consultó con varias personas cercanas a él en Washington, entre ellas su gran amigo Luigi Echeverri, quienes le dijeron que si quería ser presidente de Colombia, tendría que irse para Colombia.

Pero aún quedaba otro asunto pendiente. Para cuando llegó la propuesta de integrar la lista uribista al Senado, Duque tenía una muy buena oferta laboral en una empresa del sector privado mundialmente reconocida y que le significaba manejar las operaciones de esta compañía a nivel latinoamericano, la cual prefirió rechazar para venirse a Colombia a hacer política con el expresidente Álvaro Uribe Vélez (...).

Recordado en el Congreso

El expresidente del Congreso y senador por el Partido Liberal Luis Fernando Velasco recuerda de esta forma su relación con Duque y su presencia en el Capitolio entre 2014 y 2018: “A mí me causó realmente una muy buena impresión, y desde un principio entendí que era el hombre que tenía el Centro Democrático para jugar por un espacio como la presidencia de la República porque, primero, es un hombre culto, que se ha formado, y es un hombre amable, y eso en política vale. Es una persona con la cual uno puede conversar e, incluso, disentir, porque tiene una característica que cada día es más difícil de encontrar en la política, y es que es una persona que entiende que disentir no es ser enemigo, sino simplemente tener una opinión diferente. Evidentemente, era el hombre de Uribe en el sentido de que en muchos temas no solo Uribe lo consultaba, sino que él asumía la vocería de la bancada del Centro Democrático, particularmente en temas económicos, en los cuales evidentemente es profundo, le gustan y los consulta. Con él se generó una buena energía”.

Otro de los partidos que estuvieron del lado de Juan Manuel Santos y de la paz fue ‘la U’. El presidente del Senado, en los años en que Duque pasó por este recinto, el senador de esa colectividad José David Name se expresó así de la época congresional del hoy mandatario de los colombianos:

Siempre fue un senador juicioso, puntual en el momento de llamar a lista. Cumplía con las plenarias. No era un senador que faltara mucho a las sesiones. A diferencia de muchos senadores del Centro Democrático, fue un congresista muy estructurado.

Siempre habló con cifras. Nunca ofendió a nadie ni alzó la voz. Fue un senador que, aunque estaba a veces en la oposición, era muy querido por todos los compañeros. Siempre mantuvo diálogos. Cuando fui presidente del Congreso, fue muy respetuoso conmigo, incluso en los momentos difíciles, porque el año 2014, el primero de la pasada legislatura, fue también el primero de la bancada del Centro Democrático.

Iván Duque siempre fue conciliador y tendió puentes. Apoyaba lo bueno y no le importaba si venía del gobierno o de otro compañero; si él creía que era bueno, lo apoyaba. Hizo control político, fiscal, y de hacienda y siempre se preparaba muy bien, y creo que era el mejor senador que tenía el Centro Democrático en todos los debates y en el momento de hacer control político. Yo creo que se ganó el cariño de los compañeros y por eso fue considerado varias veces el mejor senador”.

Un día con el Presidente

De no ser por el esquema de seguridad que lo protege y la nube de periodistas que lo rodea, los recorridos del presidente Iván Duque parecerían los de cualquier persona del común, trabajadora y cariñosa con su familia, que sale a pasear los domingos por las calles de su pueblo y se saluda efusivamente con sus amigos y conocidos.

Esto fue lo que demostró el jefe de Estado de los colombianos en uno de sus primeros recorridos siendo mandatario de la Nación, el cual se llevó a cabo por el municipio de Tumaco, Nariño, una zona que para agosto de 2018, cuando Duque asumió como cabeza de los destinos del país, pasaba por uno de sus momentos de mayor crisis social por cuenta de la violencia.

Duque

Iván Duque en la campaña para llegar a la presidencia, en la cual su cercanía con la gente fue uno de los elementos más importantes.

Foto:

AFP

En esta población nariñense hay quienes dicen que el plomo se lo dan los integrantes de los grupos armados ilegales, especialmente en las zonas rurales, en las cuales hay, según los cálculos, hasta 300 veredas dispersas y a muchas de las cuales solo se puede llegar en lancha. Allí, dicen, es donde existen las cruentas disputas entre las bandas delincuenciales que tienen un solo objetivo: el narcotráfico y la riqueza mal habida que este trae consigo.

Esta violencia también llegó hasta Tumaco, en especial a lugares como la comuna 5, a donde las autoridades acudían constantemente para atender enfrentamientos armados o desplazamientos de población causados por las agresiones entre las bandas criminales, las cuales se disputaban –para agosto de 2018– el control del microtráfico y el narcotráfico en la región.

Hasta esta convulsionada zona llegó el presidente Duque tres días después de posesionarse como mandatario. Y lo hizo con dos de los estandartes de su administración: la legalidad y el emprendimiento. En cuanto a la legalidad, ese 10 de agosto de 2018 anunció acciones contra los grupos armados criminales y le habló duro al famoso ‘Guacho’, Wálter Arizala, un líder disidente de las Farc que, según las autoridades, ha hecho de las suyas en esta parte del país. “Tenemos que decirle a ‘Guacho’ que se le acabó la guachafita” fue el mensaje que le dejó el Presidente.

Dónde y cuándo

Este martes, a las 6:30 de la tarde, se llevará a cabo un conversatorio entre el autor del libro y el periodista político Edwin Gutiérrez en la Librería Lerner. Carrera 11 n.° 93A-43.

JUAN FRANCISCO VALBUENA
En Twitter: @juanfvalbuena
fraval@eltiempo.com

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.