Secciones
Síguenos en:
Estuvo presa por aborto espontaneo y pide que IVE sea ley en Argentina
Aborto Argentina debate 2020

En medio del debate por la despenalización del aborto en Argentina, miles de mujeres de pañuelo verde se tomaron las calles en los alrededores del Congreso.

Foto:

AFP

Estuvo presa por aborto espontaneo y pide que IVE sea ley en Argentina

FOTO:

AFP

Belén asegura que despenalización es importante para evitar que mujeres mueran en la clandestinidad.

Desde este jueves 10 de diciembre, Día internacional de los Derechos Humanos, en el Congreso argentino se debate el proyecto de ley que busca despenalizar el aborto durante las 14 primeras semanas de gestación. Una iniciativa impulsada por el actual presidente, Alberto Fernández, bajo el nombre de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE).

La votación en la cámara de diputados se llevará a cabo a las siete de la mañana de este viernes (hora argentina) y para que sea aprobada es necesaria una mayoría de 129 votos sobre el total de 257 diputados. 

(En contexto: Aborto legal, la iniciativa que se debate en el Congreso argentino).

El caso de Belén ha sido uno de los tantos que motivaron al presidente argentino a crear un proyecto que despenalice el aborto. De hecho, la mujer relató al medio local 'Télam' que cuando se conocieron, durante el lanzamiento del libro que relata su historia: 'Somos Belén', el mandatario se excusó en nombre de la justicia de ese país por todos los sufrimientos que tuvo que pasar a causa de un mal procedimiento. 

"Fuimos a un salón y me abrazó, me pidió perdón. Yo temblaba. Me sentí cuidada por él. Me prometió que enviaría el proyecto, y cumplió", aseguró.

(De su interés: Estado Islámico asesinó a famosa periodista y activista en Afganistán).

Belén es una mujer de 33 años que, en 2014, fue condenada a ocho años de prisión por "homicidio doblemente agravado por el vínculo y alevosía", pues según la sentencia la mujer se provocó un aborto.

El caso de Belén

La madrugada del 21 de marzo de 2014 Belén ingresó a emergencias del hospital Avellaneda de San Miguel de Tucumán, Argentina, con fuertes dolores estomacales y, tras varias horas hospitalizada, tuvo un aborto espontáneo. Así lo indicaba su historia clínica. 

El dolor era cada vez más intenso y presentó una hemorragia vaginal que no se detenía. Debido al delicado estado en el que se encontraba fue llevada a la unidad de ginecología, donde le realizaron un legrado. 

De acuerdo con el testimonio de la mujer, en ese momento ella no tenía conocimiento de que estaba embarazada. Lo cierto es que al despertar de la anestesia, un grupo de agentes de la policía de Tucumán la rodeaban. 

(Le recomendamos: La pequeña pianista colombiana que deja al país en alto en Europa).

Al parecer, el personal médico que la atendió esa mañana la denunció por haberse provocado un aborto y haber desecho el feto en uno de los baños del hospital. Por esta razón, después de haber sido dada de alta, fue trasladada de inmediato a un centro penitencial.

Recuerdo los dedos acusadores en el hospital cuando llegué, los ocho policías en la sala viendo mis partes íntimas, el ginecólogo que me maltrataba

Tres años de prisión

Debido a las acusaciones que se le atribuyeron Dante Ibáñez, Néstor Macoritto y Fabián Fradejas, miembros de la Sala III de la Cámara Penal de Tucumán decidieron condenarla a ocho años de prisión. 

Lapso durante el cual Belén tuvo que soportar acoso, señalamientos y persecuciones  no solo de la población de Tucumán, sino también de algunos medios locales, pero sobre todo, de las personas que llevaron su caso. 

(Además: Hombre golpeo a su pareja por negarse a tener relaciones sexuales).

Después de que su defensa no la representara debidamente e incluso la juzgara, la abogada feminista Soledad Deza tomó las riendas del caso y logró demostrar que hubo fallas en el procedimiento policial, pues el feto se había perdido en la morgue y no le habían realizado las pruebas pertinentes que demostraran el parentesco entre ambos.

Finalmente después de casi tres años en la cárcel, el trabajo de la abogada y la presión que ejercieron en el caso organizaciones feministas y de derechos humanos en todo el mundo dio frutos: Belén fue puesta en libertad y absuelta por la Corte Suprema de Justicia de Tucumán, en 2017.

Ninguna mujer debería pasar por esto

Belén se suma a las voces que apoyan la IVE

En la actualidad aunque Belén ha tratado de rehacer su vida, las cosas no han sido fáciles, aún siente un poco de miedo y los recuerdos de los terribles años que pasó en la cárcel, de vez en cuando, regresan a su mente. 

(Le puede interesar: ¿Despenalizar el aborto en Colombia? Argumentos a favor y en contra).

"Las heridas están abiertas, de a poco se van cerrando. Los dedos acusadores en el hospital cuando llegué, los ocho policías en la sala viendo mis partes íntimas, el ginecólogo que me maltrataba...lleva tiempo. Es muy injusto todo", confesó la mujer a 'Télam'. 

Hoy, en medio de un importante debate que vive su país, le pide a los legisladores que piensen en el sufrimiento de las mujeres y en aquellas que mueren a causa de abortos clandestinos. 

No tenemos que esperar más. Van a seguir muriendo mujeres por la clandestinidad

"A las diputadas y senadoras que se pongan en lugar de las mujeres; a cualquiera nos puede pasar lo que me pasó a mí, que piensen en las mujeres que las rodean: hijas, sobrinas, amigas que pueden pasar por esas situaciones. Que aprieten el botón verde". Fue su mensaje para los miembros del Congreso.

(Le sugerimos: 768 mujeres en Bogotá, en riesgo extremo de feminicidio).

Belén quiere ayudar a otras mujeres que han pasado por una situación similar a la que ella vivió, pero confesó no esta del todo preparada. Por lo pronto, es optimista de la decisión que pueda tomar el congreso argentino este viernes. 

"Estoy ansiosa... pero tengo fe que va a salir la ley. No tenemos que esperar más. Van a seguir muriendo mujeres por la clandestinidad, sobre todo las más vulnerables, los abortos seguirán ocurriendo y habrá médicos acusándonos, denunciándonos", puntualizó.

(Siga leyendo: El triste testimonio de vida de una mujer que padece esquizofrenia).

Cabe destacar que Belén no es su nombre real, es el nombre que eligió su abogada para proteger su identidad.

Tendencias EL TIEMPO

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.