A volar.../ De tu lado con Alex

A volar.../ De tu lado con Alex

¿Qué pasaría tuviéramos la certeza en nuestras propias capacidades, independiente del entorno?

Por: Alexandra Pumarejo
06 de febrero 2018 , 10:14 p.m.

Imagínense a un pajarito parado plácidamente en la rama de un árbol. Él no se afana por pensar si esta es gruesa, delgada, firme o blandengue. Él solo se dedica a divisar desde arriba, confiado y tranquilo. Él sabe que lo significativo no es su confianza en la solidez de la rama. Su placidez y valentía radican en la convicción de que independientemente a cualquier particularidad que tenga, él puede volar.

¿Qué pasaría si nosotros tuviéramos esa misma certeza que el pájaro en nuestras propias capacidades y en nuestra posibilidad de ‘volar’ independientemente de nuestro entorno? ¿Qué pasaría si les ensañáramos a nuestros hijos que la solidez de su carácter no tiene nada que ver con lo que sus compañeros piensen de ellos ni cuantos likes tienen en instagram ni en Facebook sino en saber que son valiosos simplemente por existir? ¿Qué sería de nosotras las mujeres si supiéramos que nuestras alas no son el hombre que tenemos a nuestro lado, ni las medidas de nuestro cuerpo sino como nos vemos nosotras mismas frente al espejo? ¿Qué pasaría si los hombres entendieran que su hombría no tiene nada que ver con el número de conquistas que hagan ni el tamaño de su cuenta bancaria, sino con su capacidad de poder ser vulnerables, sin miedo a verse débiles?

Interiorizar la noción de que toda la potencia, la seguridad y la libertad que necesitamos la encontramos dentro de nosotros mismos y en el amor propio y que, por el contrario, no tiene que ver con lo de afuera es infinitamente poderoso. Porque así como nada ni nadie nos pueden dar esta fortaleza, tampoco nos la pueden quitar. Ir ante el mundo consciente de que somos libres porque podemos depender ciento por ciento de nuestras capacidades y que no estamos atados a la aceptación de terceros ni a las circunstancias de la vida nos haría menos agresivos y menos rencorosos, pero ante todo nos haría menos miedosos.

Podríamos afrontar los retos de la vida sin parpadear. Amaríamos sin límites y sin tapujos porque sabríamos que una perdida no nos mataría ni nos cortaría las alas porque están a nuestra disposición y de nadie más. Jamás estaríamos esclavizados por los juicios de los demás.

Parémonos sólidamente en la rama de la vida. Miremos hacia abajo con altura, grandeza y sin temores y dejemos que nuestras propias alas nos lleven hasta el infinito y más allá.

Alexandra Pumarejo
@detuladoconalex

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.