¿Un buen café? ¿Una buena panadería?

¿Un buen café? ¿Una buena panadería?

fg

ImageDefault

Foto:

ul

13 de enero 2017 , 12:10 a.m.

Celebro que existan en Bogotá lugares como este del que les voy a hablar: Mistral.

Lo celebro, sobre todo, porque se trata de lugares que le dan vida a la ciudad, que promueven la conversación, que constituyen espacios para el encuentro de los vecinos y puntos de reunión para los que saben que las ideas fluyen más fácilmente en un buen café o en una buena panadería que en una fría oficina.

Y ahora que lo digo caigo en la cuenta de que un buen café debe ofrecer –y ojalá producir– panes diversos, bien logrados, memorables.

Y una buena panadería debe preocuparse no solo por los productos que salen del horno, sino también por las bebidas que los acompañan y el lugar en donde pueden probarse.

Y se concluye fácilmente, entonces, que puede ser muy afortunada la combinación de un café y una panadería. Un buen café y una buena panadería… y eso es, exactamente, Mistral.

Porque allí se consiguen, al mismo tiempo, panes de chocolate preparados con todas las de la ley –la ley francesa, por supuesto–; una ciabatta que cuando cruza el salón interior de Mistral para recorrer en una bandeja el camino entre el horno y la estantería despierta todos los antojos; un pan campesino que satisface casi todos los gustos, pues puede llegar con aceitunas, con nueces, con arándanos, con tocineta, con tomates secos, con queso Paipa… Y tartaletas y éclairs y croissants y muffins.

Y se bebe un café con carácter y chocolate caliente como el de los abuelos y jugos de verdad, en una época en la que casi todos prefieren los de caja: y de eso hablaremos pronto. Muy pronto.

Y uno supone que en un sitio que ofrece buenos panes y buen café se puede desayunar bien: no les falta razón.

Y valga decir que la carta de huevos está muy bien lograda. Los hay fritos, revueltos o cocotte, muy bien preparados, y lo mejor es caer en la tentación de adiciones como la burrata de búfala, el jamón artesanal o el queso de cabra.

Pero Mistral tiene vida más allá del desayuno, con una carta de sándwiches y ensaladas inspirada en las de los cafés parisinos, una hamburguesa que tiene como gran atractivo el chutney de remolacha que la acompaña y sopas con combinaciones ganadoras como zucchini y cilantro o zanahoria y jengibre.

Mistral. Calle 57 n.° 4-09, Bogotá. Teléfono 631-5371.

SANCHO
Crítico gastronómico

elcalderodesancho@yahoo.com.co

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.