La mesa compartida / El caldero

La mesa compartida / El caldero

Como Monserrate o La Candelaria, San Marcos es una visita obligada para quienes viven en Bogotá.

08 de marzo 2018 , 09:00 p.m.

¿Saben cuánto tiempo lleva ahí? Más de setenta años. Para ser más precisos, este año cumple 75. Bodas de diamante. Se trata, sin duda, de una institución gastronómica, de una bandera italiana siempre en alto, de un lugar que cualquier bogotano debería conocer, porque forma parte de su historia.

Sin duda, es uno de los restaurantes más visitados por los estudiantes de universidades como la Javeriana y la Piloto, que están a pocas cuadras de allí.

Podría decirse que cualquier bogotano que haya estudiado o trabajado en los alrededores del parque Nacional tiene gratos recuerdos de este lugar.

Muchos sabrán ya que me refiero a San Marcos: una panadería, una pastelería, una fábrica de pasta. Así se presenta, así se daba a conocer en sus inicios.

Y, en efecto, venden allí pastas crudas para preparar en casa, buenos panes y coloridos pasteles.

Pero, para mí, San Marcos es, ante todo, una trattoria: un restaurante popular en el que se comparte mesa con estudiantes y trabajadores de la zona: y este es uno de sus grandes encantos. Aunque es cierto que desde hace algunos años establecieron mesas pequeñas en la terraza, que ofrecen un poco más de intimidad. Apenas un poco.

Me fascina San Marcos. Me gusta pasar con mi bandeja frente a los mostradores –en los que la oferta es siempre la misma– y mirar con detenimiento y antojarme como si fuera la primera vez, como si apenas estuviera descubriendo esos raviolis de carne o de salmón, esas lasañas siempre jugosas, esos tortellini en su punto. Y al lado, las vasijas enormes con las salsas, que sirven de manera generosa.

Hay algo de ambiente escolar en este lugar: y si les cabe alguna duda, fíjense en las jarras de jugo que reposan en las mesas de atrás, y que ofrecen en combos junto con la porción de pasta y un pan recién salido del horno.

Aunque existe también la posibilidad de pedir una botella de vino, entre otras razones porque de vez en cuando le toca a uno ser testigo de alguna celebración familiar en el lugar.

No hay duda: como Monserrate, como La Candelaria o como el parque Nacional, que está a un par de cuadras de este restaurante, San Marcos es lugar de visita obligada para quienes viven en Bogotá.

Dónde y cuándo

San Marcos, carrera 13 n.° 40-36, Bogotá.
Teléfono: 3230055.

SANCHO
Crítico gastronómico
elcalderodesancho@yahoo.com.co

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.