Charla con las dos reinas de la coctelería mundial

Charla con las dos reinas de la coctelería mundial

Jennifer Le Nechet y Kaitlyn Stewart son las únicas mujeres que han ganado el World Class Global.

Jennifer Le Nechet y Kaitlyn Stewart

Jennifer Le Nechet (izq.) y Kaitlyn Stewart.

Foto:

Cortesía Stéphane Cadoret y World Class

30 de septiembre 2018 , 12:15 a.m.

Cada año, desde el 2009, los mejores ‘bartenders’ del planeta compiten por obtener la copa mundo de este oficio, el famoso World Class Global.

En las eliminatorias de este concurso –que organiza la multinacional Diageo– participan unos 10.000 profesionales de la barra de casi 60 países, que se baten a punta de creatividad y conocimiento para poder conquistar una plaza en el torneo final, que esta semana tendrá lugar en Berlín (Alemania).

Pese a que la mayoría de los que compiten en este mundial son hombres, las mujeres se han robado el ‘show’ en las dos últimas ediciones, obteniendo por dos años consecutivos el codiciado título.

La primera en lograrlo fue la francesa Jennifer Le Nechet, del Café Moderne, de París, en el 2016. Y el año pasado, el turno fue para la canadiense Kaitlyn Stewart, que trabaja en el Royal Dinette, de Vancouver. EL TIEMPO conversó con ambas sobre el significado de sus triunfos, la creciente presencia de mujeres tras la barra y las tendencias en la coctelería mundial.

‘Es muy reduccionista pensar que hay cocteles para hombres y cocteles para mujeres’: Le Nechet

¿Qué significó para usted ser la primera mujer en ganar un World Class?

Fue una gran satisfacción para mí, porque es muy representativo de lo que está sucediendo en la escena de los bares en este momento: cada vez más mujeres trabajan en esta industria, por lo que tiene sentido que cada vez más mujeres ganen competencias de este tipo.

Durante años, el bar ha sido un territorio más bien masculino, ¿qué piensa que podrían aportar las mujeres a este oficio?

Siempre ha habido mujeres que han trabajado detrás de una barra. Ada Coleman fue ‘bartender’ jefe en el Hotel Savoy (Londres) en 1903. Sin embargo, es cierto que el número de mujeres en el bar está aumentando en los últimos años. Ellas traerán otro enfoque: feminidad, delicadeza, etc. Pero no hay que caer en tópicos. Un hombre puede tener más sensibilidad que una mujer. No creo que sea una cuestión de géneros. Así como es muy reduccionista pensar que hay cocteles para hombres y cocteles para mujeres.

¿Qué es lo más excitante que está pasando hoy en el mundo de la coctelería?

Hay un fuerte surgimiento de bares de cocteles, y eso es interesante, porque en Francia, como en otros muchos países, no existía una cultura de cocteles como la que hay en los países anglosajones. Educar a los clientes toma tiempo, pero está empezando a dar sus frutos.

¿Qué aprendió durante ese año en el que viajó por el mundo como campeona del World Class?

Aprendí a descubrir: descubrir culturas diferentes, nuevos ingredientes y nuevas técnicas.

¿Su bebida o coctel preferido?

Soy una gran admiradora del jerez, pero no tengo un coctel favorito. Mi elección dependerá siempre de muchos factores: del momento, del clima, del lugar, de lo que me apetezca en ese instante...

¿Qué opina del imaginario colectivo de que hay tragos que no son para las mujeres?

Desde mi punto de vista, no hay una bebida que no esté hecha para las mujeres. A muchas mujeres les gusta el whisky, por ejemplo. Es solo una cuestión de gustos.

¿Qué es lo que le da más placer de su trabajo?

Compartir. Creamos y preparamos al mismo tiempo que tenemos una conexión y un intercambio muy potente con el cliente.

Un sueño como ‘bartender’…

Mi sueño se está materializando en este momento: abrir mi propio bar-restaurante. Se llama Mino, un bar de cocteles y un restaurante de inspiración mediterránea alrededor del concepto de compartir. Debe abrir sus puertas en octubre, en París.

‘Amo los clásicos, porque han pasado la prueba del tiempo’: Stewart

Con usted, por segundo año consecutivo una mujer ganó el World Class. ¿Cómo lee este hecho sin precedentes?

Es impresionante que dos veces seguidas una mujer haya ganado el World Class, pero no me gusta ver la competencia en términos de hombres contra mujeres. Es cierto que hay más hombres en la competencia, pero tenemos iguales oportunidades de ganar. Me encantaría ver crecer el número de mujeres participando, y espero que haber ganado después de Jennifer motive a muchas más mujeres a competir.

¿Qué tipo de coctelería le gusta preparar y qué tipo de cocteles toma?

Amo los cocteles clásicos. Han pasado la prueba del tiempo, y me fascina presentárselos a la gente cuando es nueva en el mundo de los cocteles. Personalmente, me gusta tomar bebidas con sabores cítricos, como el daiquiri o un margarita.

¿Qué tendencias o cambios importantes ve en el mundo de la coctelería?

Actualmente vemos mucha atención al tema de la sostenibilidad y el cero desperdicio de ingredientes, y eso es algo muy positivo.

¿Cree que las mujeres tienen una sensibilidad especial a la hora de estar en una barra o no ve diferencia alguna con los hombres?

Pienso que cuanto más nos enfoquemos en el tema de hombres vs. mujeres, más seguiremos siendo clasificados como diferentes. Espero con ansias el día en el cual todos seamos simplemente ‘bartenders’.

¿Qué ha aprendido en este año como campeona mundial?

Aprendí que aun cuando no hablemos el mismo idioma, los ‘bartenders’ podemos conectarnos muy fácilmente a través del amor que compartimos por el oficio. Todos tenemos pasión por los ‘spirits’ y la historia de nuestra industria.

¿Cuál es su bebida o coctel favorito?

Amo la leche achocolatada. Pero en cocteles, siempre elijo un daiquirí.

¿Qué opina de esta idea de que hay tragos más bien masculinos y otros más bien femeninos?

No creo que las bebidas deban clasificarse en ‘para mujeres’ y ‘para hombres’. Debes tomarte lo que quieras y no tener complejo o pena alguna si resulta que el trago es rosado o viene en un vaso glamoroso.

¿Qué es lo que más le gusta de su trabajo?

Amo el hecho de poder conectar con gente muy diferente y de que cada día es distinto. Puedo ponerle a la gente una sonrisa, compartir sus celebraciones, estar ahí para escucharla o simplemente saciar su sed. Es el mejor trabajo del mundo.

Un sueño…

Viajo por el mundo haciendo cocteles… ¿Qué más podría pedir?

VÍCTOR MANUEL VARGAS SILVA
Editor de Domingo
En Twitter: @vicvar2

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.