Doble apuesta de la gente joven por el vino en Bogotá

Doble apuesta de la gente joven por el vino en Bogotá

Esta semana se inauguraron dos nuevas tiendas dedicadas a esta bebida en la capital.

Empresarios de vinos

Los empresarios de vinos Carlo Angius y Riccardo Trentini.

Foto:

Héctor Fabio Zamora / EL TIEMPO

10 de junio 2018 , 01:05 a.m.

En medio de lo desolador que resulta para cualquier amante del vino el ir hoy a un supermercado y ver que botellas muy, pero muy ‘normalitas’ cuestan más que una de un whisky básico, la noche de este miércoles trajo una doble bocanada de aire fresco para todos los que disfrutamos de este milenario y fantástico placer.

Dos interesantes proyectos de gente joven fueron presentados ‘en sociedad’ ese día, cada uno con sus acentos y su estilo, pero ambos con el mismo objetivo de fondo: demostrar que en esta ciudad –y a pesar del absurdo castigo al vino que supuso la nueva ley de alcoholes– todavía hay gente que apuesta porque se pueda disfrutar de una buena botella de vino sin que nos cueste un ojo de la cara. Y, lo mejor, en sitios realmente agradables.

La primera iniciativa tiene sello italiano. El lugar se llama Maestri Wine Boutique, queda en el segundo piso del restaurante Il Mercatino, en Quinta Camacho, y la idea es tan sencilla como potente: una tienda de vinos de Italia con precios de importador y donde hay una mesa que se puede reservar para un almuerzo de negocios, una cena romántica o un encuentro de amigos con la gracia de que los vinos que uno escoja se pagan a los precios de la tienda y se acompañan con cualquier plato de la buena comida, también italiana, de Il Mercatino.

“Todos sabemos que cuando vamos a comer afuera, la botella de vino pesa mucho en la cuenta, y la idea es que aquí eso no sea un problema. Que sí te quieres tomar un Prosecco como aperitivo y luego una botella de vino con la comida no te cueste una suma exagerada. Estamos hablando de que un vino que vale 160.000 pesos en un restaurante promedio, aquí te va a costar 80 o 90”, explica Riccardo Trentini (26 años) y socio de la importadora Maestri Milano.

Carlo Angius (30 años), también italiano y otro de los socios, cuenta cómo nació Maestri Wine Boutique: “Hace rato que estábamos buscando la forma de tener un punto de contacto directo con nuestros clientes y en ese proceso nos dimos cuenta de que en Bogotá no existía un sitio que diera a conocer los vinos italianos. Ahí surgió la idea. Y hacerlo en Il Mercatino nos permite mostrar esa comunión perfecta que hay entre la cocina y los vinos de mi país”.

El sitio tiene más de 130 referencias, de varios importadores, así que en esta tienda se puede navegar por buena parte de la geografía vitivinícola de Italia con precios que van desde los 39.000 pesos por botella (un Lambrusco) hasta los 390.000 pesos (un Amarone), independientemente de que esa botella se descorche en la mesa, sea para llevar o se pida a domicilio. Hay Pinot Grigio desde 40.000 pesos, Proseccos desde 59.000 pesos y Franciacorta desde 110.000. Y también, una variedad de licores italianos, donde se destaca la presencia de una docena de grappas.

La mesa de Maestri Wine tiene una capacidad máxima de 10 personas, pero se puede reservar –hay que reservar siempre– desde dos. La reservación tiene un costo de 30.000 pesos, porque en todo almuerzo o cena hay una ‘sommelier’ experta en Italia para orientar a los comensales y garantizar que los vinos se sirvan de forma óptima.

El lugar ofrece además catas con maridaje, que van desde unas propuestas prediseñadas hasta la posibilidad de que el cliente arme su propio ‘vuelo’. Por ejemplo, una cata de vinos de la Toscana.

“Queremos que la gente descubra los vinos de Italia, su gran diversidad. Y para eso hemos creado este lugar, que es único, porque tiene la oferta de vinos italianos más grande del país”, remata Trentini.

Queremos que la gente descubra los vinos de Italia, su gran diversidad. Y para eso hemos creado este lugar, que es único, porque tiene la oferta de vinos italianos más grande del país

Maestri wine boutique

Dónde: Cra. 10A # 69-16. Quinta Camacho. Desde las 12 m. Reservas: 316 516-7843

Vinos recomendados: Caulio (Chianti, Arrigoni) y Bricco Magno (Villadoria).

Un ‘wine bar’ con encanto

En la misma zona, pero arriba de la séptima, en la carrera sexta con 67, ese mismo día abrió sus puertas la nueva sede de Cava Wine Bar & Shop. Un lugar con mucho encanto que busca recrear la comodidad de tomarse una copa en la sala de su casa, pero teniendo, al alcance de la mano, una oferta de vinos muy rica y variada, en un ambiente descomplicado, acogedor y divertido.

“Tenemos botellas desde los 29 mil pesos (un portugués de la región de Lisboa) y la idea es simple: llegas, escoges tu botella y te sientas a disfrutarla en uno de nuestros sofás o en la terraza el tiempo que quieras. O te la llevas para tu casa”, explica Valeria Covo (30 años) y creadora del lugar junto con su socia, Juliana Lecompte (28 años).

“El concepto que vendemos es vino en el sofá de tu casa. Y lo que buscamos es que la gente pueda venir a trabajar, a estudiar, a conversar… a pasar un rato agradable con una copa de vino, y a precios muy competitivos”.

Lo que buscamos es que la gente pueda venir a trabajar, a estudiar, a conversar… a pasar un rato agradable con una copa de vino, y a precios muy competitivos

El sitio cuenta con una pequeña cocina y ofrece tablas de quesos y de charcutería, pizzas y ‘fondue’ para acompañar los vinos. Pero Cava Wine Bar & Shop también tiene una alianza con el restaurante El Kilo, que queda en la misma casa, gracias a la cual uno puede ordenar cualquier plato de su carta.

Este ‘wine bar’ abre a las 10 a. m. y ofrece 170 referencias, de nueve importadores diferentes. Y en su ‘biblioteca de vinos’, porque así es, literalmente, como se ofrecen al público, uno puede encontrar cosas muy entretenidas, como el cava reserva (brut) de Agustí Torelló, a 76.500 pesos la botella.

Una de las cosas más interesantes de este lugar es su fuerte apuesta por acercar a los jóvenes al vino. “Esa es nuestra meta –dice Covo–. Y es un reto grande, porque el vino intimida a mucha gente. Pero estamos convencidas de que con toda esta ola ‘fit’ y saludable que hoy predomina, el vino va a terminar siendo la bebida de los jóvenes”.

No obstante, este es un lugar sin edades preestablecidas; de hecho, sus creadoras se ufanan de que el rango de sus clientes empieza en los 22 años y no tiene límite de edad.

El ambiente y el diseño de Cava Wine Bar & Shop –muy ‘cool’, por cierto– está perfectamente sincronizado con otra filosofía clave del lugar: la necesidad de descomplicar el vino. “Por eso este es un lugar para disfrutar del vino de una forma relajada, como tiene que ser”, concluye Covo.

Cava Wine Bar

Dónde: Cra. 6 # 67-63. Desde las 10 a.m. Reservas e info: 321 303-7885

Vinos recomendados: Castell d’Age Tempranillo. Penedes. España.
Los Haroldos Malbec. Mendoza, Argentina.
Casa Castillo Las Gravas. Jumilla, España.


VÍCTOR MANUEL VARGAS SILVA
Editor de Domingo
En Twitter: @vicvar2

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.