Secciones
Síguenos en:
'Top' 5 de los caldos milagrosos de la cocina colombiana
Caldo de costilla

Caldo de costilla, un clásico de nuestra cocina.

Foto:

Milton Díaz. EL TIEMPO

'Top' 5 de los caldos milagrosos de la cocina colombiana

Caldo de costilla, un clásico de nuestra cocina.

¿Ha probado el caldo de ministro? Conozca sus ingredientes y los de otras de estas preparaciones.

La distinción entre caldo y sopa dentro de la cocina colombiana tiene un rasgo claro: el caldo puede ser más ligero y de pocos ingredientes (algunos incluso llegan a tener quizás solo algún picado, como una changua caballuna). Los caldos tienen por lo general un elemento de proteína que les da "sustancia". Esta se junta en la olla con agua con otros pocos elementos como cebolla y ajo y alguna otra cosa.

Las sopas pueden ser más espesas, con más elementos dándole volumen. 

(Puede interesarle: El top 5 de Sopas boyacenses con mucha tradición histórica)

Sin embargo, los calditos tienen en gran mayoría una connotación que trasciende el ámbito gustativo y se interna en los "milagros" que pueden tener para reconfortar el organismo en determinadas situaciones. No es casual que a un inocente caldo de costilla le llamen "levantamuertos", en referencia a lo que puede hacer por alguien que ha dejado transcurrir la noche a punta de rumba y bebida a la mañana siguiente.

Justamente, en este 'Top 5 de nuestra comida' presentamos algunos caldos de historias llamativas que hacen parte del menú nacional.

1. Caldo de costilla

Hace parte del menú de los desayunos andinos; este caldo (preparación líquida, más ligera que la sopa) lleva carne de costilla (ablandada en olla a presión), rodajas de papa, ajo, cebolla y cilantro. Hay recetas que excluyen la papa, pero en general esta unión entre la costilla y las láminas de este tubérculo son un matrimonio infaltable a la hora de elaborar esta receta.

2. Caldo  de pajarilla

Caldo rojizo o marrón, que se prepara con la pajarilla o bazo de cerdo o res (aunque puede sumar otras vísceras como el corazón, el hígado y los riñones). Entre los vegetales, puede llevar cilantro, habichuela, zanahoria, cebolla, ajo y también papa. Lo recomiendan a quienes necesitan hierro en su dieta.

3. Caldo de claros

Receta cundiboyacense, los claros son coágulos de sangre se cocinan en agua leche,  con cebolla, cilantro y ajo. La tradición solía recomendarlo para restablecer la energía y para las mujeres tras el parto. 

(Además: platos típicos colombianos más allá del sancocho y el ajiaco).

4. Caldo de ministro

El falo y las criadillas del toro son el centro de este caldo, al que le atribuyen propiedades afrodisíacas. Son famosos los del Tolima y Santander, suele llevar alverjas, papa y cebolla.

5. Caldos de pescado

Hay variedad de caldos de pescado según región y especie empleada, por lo general van con papas, cebolla y algo de cilantro. Cada receta va agregando otros elementos. Otro es el de cabeza de pescado, que una vez colado es base de la cazuela de mariscos.

Más noticias de gastronomía

REDACCIÓN DE CULTURA
@CulturaET

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.