Los huevos de Gabo / El Caldero

Los huevos de Gabo / El Caldero

Sancho, crítico gastronómico, habla de El Péndulo, en Ciudad de México. 

Foto:
Por: Sancho
25 de abril 2019 , 08:11 p.m.

En el momento de escribir esta nota, me encuentro en una de las ciudades que más me emocionan en el mundo: Ciudad de México. Y acabo de conocer la nueva sucursal de uno de los lugares que más me gustan de la capital mexicana: la librería El Péndulo.
Aunque, para ser precisos, El Péndulo es mucho más que una librería. De hecho, sus creadores la llaman “cafebrería”.

Es un café, un restaurante, un lugar para encontrarse con los amigos y promover la tertulia, una sala informal de pequeños conciertos…

He sido un adorador de El Péndulo de la colonia Condesa, al que ya se le notan los años –y le sientan muy bien–, y ahora estoy en el de la colonia San Ángel, el más reciente de los siete péndulos: moderno, impecable, erigido alrededor de una enorme palma que se sale del techo…

Es un placer venir a El Péndulo a comprar libros, a curiosear novedades, a trabajar un rato –escribir esta columna, por ejemplo–, a tomar una cerveza en los días cálidos de esta época del año y también a desayunar: ¡son famosos los desayunos de El Péndulo!

Y ahí, en la primera de las cartas que desfila por las mesas de El Péndulo –porque la carta varía según la hora y varía, por lo tanto, la oferta de alimentos–, la que inaugura el servicio a las ocho de la mañana, aparece una oferta generosa y atractiva de huevos.

Y entre ellos, como un homenaje a Gabriel García Márquez, que pasó media vida en Ciudad de México y allí escribió buena parte de su obra –para empezar, Cien años de soledad– aparecen los huevos Macondo.

Se trata de unos huevos fritos que se sirven sobre dos quesadillas con queso, huitlacoche –el célebre hongo del maíz– o flor de calabaza y van bañados con una maravillosa salsa verde con un toque de crema y pico de gallo.

Respetables los huevos de nuestro nobel, que se codean con los huevos que celebran la vida y la obra de Octavio Paz y los que rinden homenaje a Anaïs Nin. Los primeros van sobre un tradicional sope y los segundos llevan queso gouda, aguacate y pechuga de pavo ahumada.

Recomiendo El Péndulo a quienes visiten Ciudad de México próximamente. Al almuerzo también encontrarán platos como homenaje a Pablo Neruda, Lewis Carroll,
J. M. Coetzee, Lope de Vega y Rubén Darío, entre otros personajes.


El Péndulo. Avenida Revolución 1500, San Ángel, Ciudad de México. Teléfono: (52) 55 3640 4540

SANCHO
Columna El caldero, crítico gastronómico.
Correo elcalderodesancho@yahoo.com.co

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.