¿Por qué ya no hay tanto sexo en 'Game of Thrones'?

¿Por qué ya no hay tanto sexo en 'Game of Thrones'?

La última temporada contrasta con las primeras cuando se imponían los desnudos explícitos. Análisis.

Emilia Clarke

Emilia Clarke, Daenerys Targaryen, en Game of Thrones.

Foto:

HBO

Por: Cultura
06 de mayo 2019 , 02:41 p.m.

Ha habido un notable giro visual en 'Game of Thrones' con respecto a la sexualidad de los personajes. Es evidente el contraste de la última temporada con respecto a las primeras en la que se imponían los desnudos principalmente los femeninos. ¿Por qué?

Hay dos hechos fundamentales que están relacionados. Uno la irrupción de movimientos que reclaman un mayor respeto hacia la mujer –en especial el Me Too- y el otro es el sólido crecimiento de las caracterizaciones femeninas. La tensión, el drama, los desenlaces capítulo a capítulo giran en torno a las decisiones de Daenerys Targaryen, Arya Stark, Cersei Lannister, Sansa Stark y Brienne de Tarth, por solo citar a algunas.

Precisamente esta última, tiene una relación sexual en el capítulo emitido este domingo con Jaime Lannister. La escena fue filmada con delicadeza. Con unos planos cerrados, en una propuesta bien distinta a, por ejemplo, las imágenes íntimas de Daenerys Targaryen con Khal Drogo, líder de los dothraki.

En la historia se mostró de manera explícita para los televidentes que estos acostumbraban a tener sexo con sus esposas en una sola posición. En una de las escenas posteriores, Daenerys sigue el consejo de su doncella Doreah, quien le enseña a seducir a su marido poniéndose ella encima y viéndolo a los ojos.

Asimismo, en Game of Thrones fueron muy evidentes otras relaciones entre parejas del mismo sexo o de sexos contrarios como las de Viserys y Doreah, Ramsay Bolton con Myranda, Stannis con Melisandre o Missandei con Gusano Gris.

Durante un tiempo eran tan frecuentes, que incluso hay quienes creen que 'Game Of Thrones' se volvió un fenómeno global por apelar constantemente al desnudo. Sin embargo, en la medida en que las actrices fueron posicionándose levantaron su voz de protesta: “Las escenas de sexo deben ser más sutiles... Quiero ser conocida por mi actuación, no por mis pechos... No quiero que el tema del sexo se vuelva contra mí. Siempre he pensado que sugerir es mucho más excitante que el acto en sí", dijo Emilia Clarke (Daenerys Targaryen), en el 2015.

En paralelo, hay otras opiniones que valoran que la serie haya puesto el tema de la sexualidad sin tapujos. Sophie Turner (Sansa Stark) dijo en una entrevista con Times Magazine, en 2017, que su educación sexual pasó por 'Games of Thrones' porque fue a raíz de la serie que ella se enteró que existían prácticas como el sexo oral.

“La primera vez que supe de la existencia de sexo oral fue al leer el guión de la primera temporada. Fue como... "¡Guau! ¿De verdad la gente hace eso? ¡Es fascinante! De alguna manera, los guionistas de la serie fueron mis maestros de educación sexual”, dijo a Times Magazine.

Más adelante, ya en la quinta temporada, tuvo que enfrentarse a una compleja situación de una escena en la que abusan sexualmente a su personaje. “No he vivido jamás un asalto sexual ni lo ha vivido nadie que conozca, así que toda la controversia me sorprendió muchísimo. No esperaba que tanta gente opinara que escenas así no deben verse en televisión. En un principio, me pareció que tenían razón. Sin embargo, ahora opino que cuanto más hablemos del abuso sexual y las violaciones, mejor, porque lo cierto es que suceden todos los días. Si tratamos este asunto como un tabú, ¿cómo lograremos que las mujeres den un paso adelante y denuncien lo que les ha pasado?”, reflexionó ella.

George R. R. Martin, autor de los libros 'Canción de hielo y fuego,' que inspiraron la serie es categórico: “Poniente no es Disneylandia”. En una entrevista con The New York Times, el escritor defiende su obra y su adaptación a la pequeña pantalla y proclama que "sin violencia y sexo la serie sería falsa y deshonesta".

Para él, la violencia y las violaciones sexuales “han estado presentes en todas las guerras jamás libradas, desde los antiguos Sumerios hasta nuestros días”.

Sin embargo, es también cierto que a medida que pasaba a la serie, por decirlo de manera coloquial, le bajaron el tono. “Desde que empezó esta serie fundamental ya en la historia de la televisión, se dejó claro que el sexo era placer y poder, como ha ocurrido en los reinos desde que el mundo empezó a girar. El sexo ha sido perdición para reyes, excusa para disputas territoriales, origen de venganzas y, lógicamente, el medio para perpetuar la estirpe”, dice un análisis publicado en El País al calor de la séptima temporada cuando era evidente que se había optado por esconder más la piel de los personajes.

El artículo llamaba la atención de “que en una serie que te salpica con la sangre de las batallas, con escenas de un sadismo a lo Tarantino, en la que el muerto vomita sus vísceras ensangrentadas; o que se muestra escatológica sin pudor, excrementos incluidos, se haya vuelto tan reservada con el sexo”. Por eso, preguntaba: ¿Dónde se ha metido el sexo en ‘Games of Thrones’?

Eso explica que ahora cuando la serie se despide ya no se muestre a la desalmada Cersei como lo vio el planeta entero con su hermano Jaime sino que ahora pudorosa le dice al villano Euron Greyjoy que sí acepta ir a la cama por él. Y entonces cierra la puerta para que todo quede a la imaginación.

CULTURA
@Cultura ET

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.