Secciones
Síguenos en:
La ruana 'se pone de ruana' a Villa de Leyva
La ruana

Diseños de Stella Torres.

Foto:

cortesía de la diseñadora.

La ruana 'se pone de ruana' a Villa de Leyva

Tributo al tradicional atuendo de vestir boyacense, con los diseño de Stella Torres.

La ruana es un elemento emblemático de la cultura colombiana. Para los que no me han leído, les cuento que ando recolectando experiencias y lugares para estudiar la diversidad de climas y paisajes culturales que tenemos en nuestro país.

En uno de estos recorridos por Villa de Leyva encontré a la diseñadora Stella Torres, quien hace de la ruana un ícono para llevar bien el frío, aprovechando que sus coloridos diseños trascienden la frontera. Ulla ha llegado de Londres, donde casi se queda por la pandemia.

Cuando pienso en ponerse de ruana las fiestas pienso en que tejer historias, hilar o llevar está técnica a la vanguardia, es una tarea titánica de una mujer cuya gracia está en que empezó desde cero. Tomó cursos en el Sena, en la Arturo Tejada Cano y experimentó hasta obtener este maravilloso tejido. Es realmente hermoso llevar estas fibras en la piel, y sentir el calor sin verse literalmente como una chiva. Pues Colombia tiene hoy su propio sabor de diseño: es el tropical chic de Johonna Ortiz el lino de Silvia Tcherassi y, por su puesto, Adriana Santacruz, quien desde Pasto, co-crea con las tejedoras de la región y reconoce su bello trabajo en los telares.

Los paradójico aquí, como dije con Monina Gómez, hace ya algunos años en el Global Fashion de Madrid, es que en plena globalización reivindicamos lo colombiano.

Algo ha cambiado desde los años veinte, cuando se usaba despectivamente la expresión “ruanetas”. Entonces se vio como vergonzoso ese amor por lo que significa ser colombianos y colombianas de ruana y alpargata, de fique de montaña y llanura, de barro de todos esos sabores y colores, que hacen de la diversidad cultural y de la creatividad; la mística de nuestra tierra.

Este año Tejiendo Moda se realiza desde casa, como todo, con el cuidado de no moverse del sillón. Pero hay que exaltar la historia de Stella, y la manera en que esta Londinese se dedicó a tejer como las mujeres de la Villa y sus alrededores. Hermosa y delgada se trajo a la comarca hasta a Pilar Castaño para organizar este evento.

Lamentablemente este año no hay pasarela, pero esto no impide que tejamos, pues la memoria y la fuerza de estos hilos invisibles nos invitan a comprar colombiano.

Maria Cristina Espitia y tod@s los que me acogen en esta tierra hermosa, vamos a oír con nostalgia a Husil, un joven viajero romántico que se quedó por un tiempo en la Villa, para esperar con la paciencia que nos enseñó el 2020.

Pero no nos cruzaremos de brazos. No. hay que tejer y seguir tejiendo para, Dios mediante, el año entrante volver a sacar la ruana del closet y desfilar de la mano de la lana, la cual es un símbolo de las mujeres boyacenses y colombianas quienes mientras tejemos, cuidamos el fogón y a nuestros niños y niñas... Eso sí también le hemos sacado tiempo a hacer doctorados y a trabajar por nuestra tierra.

¿Qué me define hoy?: ¡Me pongo el tapabocas y la vida de ruana!

MARÍA CLARA SALIVE*
ESPECIAL PARA EL TIEMPO
*Profesora y Phd. en estética. Crítica de modas y analista de tendencias.

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.