Secciones
Síguenos en:
Navidad: tradiciones colombianas que no hacen en otros países del mundo
Natilla y buñuelos

La receta de la natilla puede ser adaptada al gusto propio.

Foto:

iStock

Navidad: tradiciones colombianas que no hacen en otros países del mundo

La receta de la natilla puede ser adaptada al gusto propio.

FOTO:

iStock

Preparaciones como la natilla y los buñuelos son dos de las recetas más colombianas de esta época.

Tal vez, las tradiciones navideñas que nos hacen diferentes a los colombianos de las que se practican en el resto del mundo podrían centrarse más en nuestra gastronomía. Pues hacer el arbolito de Navidad, el pesebre, las iluminaciones de las ciudades y casas, y cantar los villancicos sí es algo común en casi todo el planeta.

No es descabellado pensar que la natilla y los buñuelos son dos de las recetas típicas de la temporada de fin de año más colombianas. Aunque otros países pueden tener los famosos panes navideños -en algunos países se les llama panetones-, los ponqués de frutas y las galletas, no es fácil conseguir las mezclas y la masa de nuestra natilla y nuestros buñuelos.

Y si estos dos platos son muy colombianos, ni se diga el tradicional asado o sancocho de olla cada 25 de diciembre y cada primero de enero, un encuentro familiar que se desarrolla en los parques y ríos, a lo largo y ancho del país. Obvio, imposible para los gélidos países del hemisferio norte pensar en salir a darse un baño en el río a tan bajas temperaturas. 

(Lea además: Estos son los colores de las velas de la corona de Adviento)

¿Y dónde quedan los tamales? Casa que se respete ofrece tamales en algún momento de esta época del año. Son ideales para los desayunos con arepa -producto también muy colombiano, junto con algunos otros países de la región- o para acompañar en una tarde de chocolate con cuadraditos de queso derretido en su interior y almojábanas (otro de nuestro productos insignes). 

Los famosos tamales, plato infaltable en la mesa de los colombianos.

Foto:

Juan Carlos Escobar / Archivo EL TIEMPO

Y con el tamal, no puede faltar la Lechona tolimense, que saca de aprietos a los empleados de las empresas, cuando los diferentes departamentos se tienen que dividir la celebración de la tradicional novena navideña. Otra de las tradiciones de nuestro país. 

(Le puede interesar: El regalo que entregará la reina Isabel a sus trabajadores en Navidad)

Y aunque las usuales procesiones navideñas de pesebres vivos se practican en muchos de los países que acogen a los más de 1.200 millones de católicos en el planeta, las colombianas son de las más coloridas. Es el caso de la de barrio Egipto, en el centro de Bogotá, que siempre celebra la llegada de los Reyes Magos el 6 de enero, al igual que lo hace España.

Otras noticias de interés:
Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.