Daniella Álvarez: la mujer del espíritu fuerte

Daniella Álvarez: la mujer del espíritu fuerte

Tras varias cirugías que no le fueron favorables, a la exreina le amputaron el pie izquierdo.

AUTOPLAY
Daniella ÁlvarezExseñorita Colombia Daniella Álvarez.
Daniella Álvarez

Juan Manuel Vargas. Archivo EL TIEMPO

Por: Cutura
14 de junio 2020 , 12:21 p.m.

Bailar ha sido una de las pasiones de Daniella Álvarez. Champeta, salsa, samba, chachachá, danza árabe, puya, mapalé son los ritmos que domina. Ha dicho que estos dos últimos, tradicionales, le encantan porque representan su amor por su tierra.

Pero la champeta reina en su corazón. De hecho, en sus redes sociales aparece en varios videos bailando este género tan popular en la costa norte, su terruño.

Y aunque tendrá que dejar un tiempo este baile, volverá, con su espíritu fuerte. Tras varias operaciones que no le fueron favorables, a la señorita Colombia 2011 le amputaron este sábado el pie izquierdo debido a una isquemia.

Todo comenzó en marzo pasado, cuando la también presentadora de televisión empezó a sentir una molestia que la llevó a pensar que su colon estaba inflamado, por lo que fue al médico, ya en plena cuarentena.

Luego de unos exámenes se descubrió que tenía un pequeño tumor en su zona abdominal y fue trasladada a Bogotá para ser operada a principios de mayo pasado.
Tras un mes, y debido a una isquemia, la sangre no llegó bien al pie izquierdo.

“Me dijeron que debían retirarme una masita del tamaño de una moneda de 200 pesos (...), cuando entraron a sacármela, estaba pegada a la aorta (...), que se cerró. El mismo día me operaron y los doctores hicieron la reconstrucción con un injerto que no funcionó bien con mi cuerpo. En la tercera operación quedó bien, pero causó una isquemia del ombligo hacia abajo y nunca pudo llegar la sangre suficiente a los pies”, dijo en sus redes al anunciar el viernes pasado que le amputarían el pie y parte de la pierna.

Daniella ÁlvarezExseñorita Colombia Daniella Álvarez.
Daniella Álvarez

La operación fue este sábado, a las 7 a. m., y se ha conocido que fue exitosa y que Daniella Álvarez está en recuperación.

“Esto me permitirá tener una vida más próspera, podría tener el pie, pero no sería funcional, y luego de hablarlo con los médicos y con mi familia, se llegó a esta opción y a la prótesis, lo que me permitirá bailar champeta, nadar, montar bicicleta, hacer de nuevo todas las cosas que me gustan”, argumentó. Lo contó tranquila, sentada en la habitación de la clínica Cardioinfantil de Bogotá.

(Lea también: Famosos de todo el mundo envían mensajes de apoyo a Daniella Álvarez)

Esto me permitirá tener una vida más próspera, podría tener el pie, pero no sería funcional, y luego de hablarlo con los médicos y con mi familia, se llegó a esta opción y a la prótesis

La valentía

Bonita y con una mirada esperanzadora, la competitiva Daniella, que llegó a Cartagena en el 2011 a buscar la corona de señorita Colombia, hoy tiene 31 años y se ha dedicado a la televisión y las causas sociales y desde hace algún tiempo es embajadora de Unicef.

También fue buena estudiante. En una entrevista para la revista 'Donjuán', de este diario, contó que se acostaba a las 12 de la noche y se levantaba a las 4 de la mañana mientras estaba en el colegio, para ser la mejor del salón. “Fui una nerda completa”, comentó.

Y aficionada a los deportes. “Hacía salto de valla, salto largo, salto alto, lanzamiento de jabalina. Tengo diplomas de todos los grados porque siempre quedaba en los tres primeros puestos y me tocaba durísimo porque yo era super-alta y competía contra las compañeras de grados superiores al mío. Lo que sí me gozaba siempre eran las competencias de natación: incluso llegué a participar en natación a nivel regional”, le narró a 'Donjuán'.

A Cartagena, al Concurso Nacional de Belleza, no llegó como la favorita. Ese año, a la vallecaucana Melina Ramírez los reinólogos la daban como segura señorita Colombia, pero en cada una de sus salidas, Álvarez, tranquila, con una bella sonrisa, fue ganándose la corona.

Tengo diplomas de todos los grados porque siempre quedaba en los tres primeros puestos y me tocaba durísimo porque yo era super-alta y competía contra las compañeras de grados superiores al mío

Tenía 23 años y ya se había graduado de comunicadora social. Durante su reinado lo que más valoró fue recorrer el país en distintas actividades sociales, ir a los puntos más lejanos de Colombia para conocer a la gente, saber de sus necesidades y recrearse con sus paisajes. Con su alma caribe llegó a rincones que nunca pensó conocer, como el departamento de Arauca, donde disfrutó al máximo de su comida, bailes y música.

La música, de nuevo, y para ella muy amplia, pues además de sus múltiples ocupaciones de niña (colegio, clases de baile y deportes) también asistió a la Fundación Batuta. Así como se sabe champetas y salsas románticas, entiende muy bien un concierto clásico, recorre los instrumentos y reconoce las obras y sus compositores. 

Toda una pila

Es que lo de nerda no se le ha quitado. Ha sido tan pila y juiciosa, que con el dinero que ganó como señorita Colombia pago su especialización en Relaciones Internacionales, en la que realizó una investigación sobre los conocimientos de seguridad que el Ejército nacional les enseñaba a fuerzas armadas de países de la región.

En la presentación en televisión empezó en el canal Telecaribe. Ya en Bogotá, hizo parte de programa 'Estilo RCN' y del Noticiero CM&. Y estuvo en la radio, en 'Mujeres W', de la emisora La W.

El año pasado fue una de las conductoras de 'El desafío', programa concurso de Caracol, que disfrutó porque se la pasó en la playa y al lado del mar, que han sido imprescindibles para ella.

Así como vivir el Carnaval de Barranquilla, esa fiesta patrimonio que veía desde los palcos y disfrutando de la maicena, pero en la que pisó tierra en el 2012, siendo señorita Colombia, y sigue participando en los desfiles.

La embajadora del Caribe, como le gusta que le digan, afronta una dura prueba. Pero quienes la conocen y le están dando apoyo saben que es una triunfadora.

Mientras, las redes siguen llenas de mensajes dándole ánimo. Uno de ellos, de una conocida suya, dice que le admira a esta amante de las artesanías de San Jacinto, Bolívar, "su talante, su bondad, su poder de decisión, su gran fe en Dios y su capacidad para hablar con las aves".

CULTURA
EL TIEMPO

Una mirada médica

Con el respeto que merece la reserva de la historia clínica y basados exclusivamente en la información suministrada por Daniella Álvarez a través de sus redes sociales, se puede inferir que este desenlace es producto de una alteración vascular derivada de una cirugía para retirar un tumor que posiblemente comprometía la arteria aorta (vía principal de aporte de sangre oxigenada al organismo).

Durante el proceso quirúrgico, al parecer, la arteria se comprometió (lesión, obstrucción, colapso), lo que impidió que el oxígeno llegara a los tejidos y órganos ubicados más abajo del sitio afectado.

Las cirugías posteriores tuvieron como objetivo manejar la situación para restablecer dicha irrigación, con resultados favorables, empezando por salvarle la vida; sin embargo, en las arterias del pie izquierdo, la obstrucción continuó (posiblemente por un espasmo o un trombo) y no respondió a las medias para contrarrestarla.

En estas circunstancias, dicha extremidad se afectó por la isquemia (estrés celular causado por la disminución del flujo sanguíneo y, consecuentemente, del aporte de oxígeno), que lesionó de manera irrecuperable nervios de la sensibilidad y el movimiento, músculos, huesos, vasos sanguíneos, piel y estructuras de soporte como ligamentos y tendones.

Por esta razón, el cuerpo médico, en consenso con la paciente, consideró que la mejor opción era la amputación desde un nivel en el que los tejidos no presenten estos daños.

El pronóstico quirúrgico es favorable, lo mismo que el proceso de rehabilitación, que incluirá, además terapias y acondicionamiento funcional, la adaptación de una prótesis, que le permitirá recuperar sus actividades en un tiempo corto.

Fuentes: Gabriel Robledo, médico cardiólogo, Asociación Colombiana de Medicina de Rehabilitación, Unidad de Rehabilitación, Hospital San Ignacio.

UNIDAD DE SALUD

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.