Isla privada
Marco Bello / REUTERS

Esta es la isla privada de Jeffrey Epstein, el millonario acusado de abuso y tráfico sexual con menores. Está ubicada en el puerto de Santo Tomas en el Caribe y es una de las islas vírgenes de Estados Unidos.

Isla privada
Marco Bello / REUTERS

El lugar es tan tranquilo que no se escucha tráfico en la distancia ni se ven personas en la playa. El millonario construyó todo un sistema de entretenimiento con mansiones en Nueva York donde disfrutaba de fiestas con altos funcionarios, y esta isla privada en el Caribe con yates y aviones para disfrutar con otros de sus amigos más "poderosos". Se habla de nombres como el del empreasrio multimillonario Leslie Wexner y el príncipe Andrés de York. 

Isla privada
Marco Bello / REUTERS

Conchita Sarnoff, directora ejecutiva de la Alianza para el Rescate de Víctimas de Tráfico, dice que el magnate, a cambio, recibía una especie de blindaje para seguir cometiendo lo que muchos en ese entonces llamaban los ‘pecadillos de Epstein’. También, se habla de una relación que Epstein sostuvo con Ghislaine Maxwell, una mujer que llegó a Nueva York en la década de los 90 después de la muerte de su padre. Al poco tiempo conoció al millonario de 66 años y empezó a rearmar su vida. Se dice que la mujer de 57 años viajaba en un avión privado y vivía en las mansiones de Nueva York y Florida. Además, tenía una casa de cinco pisos en Manhattan. Las autoridades investigan qué más hay detrás de su relación. 

Isla privada
Marco Bello / REUTERS

El acusado es muy cercano al presidente de Estados Unidos Donald Trump, quien en una entrevista concedida en el 2002, dijo: “Es un tipo muy divertido. Gran tipo. Dicen que le gustan las bellas mujeres como a mí, y muchas de ellas son bastante jóvenes”, dijo al diario New York Magazine. Incluso, se conoció un video en los últimos días en el que aparece Trump en un club Palm Beach, Florida en 1992 hablando con Epstein, al parecer, de las mujeres que les bailaban en frente. Por la época el magnate acababa de separarse de Ivana Trump. 

Isla privada
Marco Bello / REUTERS

La isla cuenta con 300 hectáreas entre playa, palmeras, piscinas y salones lujosos. El millonario compró la isla en 1998 por 7,95 millones de dólares pero después invirtió una fortuna en construir una estructura tipo templo con una cúpula dorada que después desapareció, según fuentes, debido a que el huracán Irma, el más fuerte del atlántico, arrasó con ella.  

Isla privada
Marco Bello / REUTERS

Versiones de exempleados que trabajaron para Epstein aseguraron que al día podían llegar al rededor de 200 personas entre ellas mujeres menores de 18 años que, según las investigaciones, eran llevadas allí a costa de falsas promesas laborales. 

Isla privada
Marco Bello / REUTERS

La fortuna de Epstein ha sido objeto de preguntas e investigaciones, pues los administradores de fondos de Nueva York no saben exactamente todo lo que podría esconder el negocio de este millonario. 

Isla privada
Marco Bello / REUTERS

La isla es todo un misterio para los turistas que visitan la zona. Algunos, pasan a observar el lugar de lejos. Fuentes aseguran que las mujeres que recibía Epstein las transportaban por grupos en un barco.

Isla privada
Marco Bello / REUTERS

A lo largo de casi 70 años realizó fiestas con expresidentes, futuros jefes de estado, importantes figuras del mundo y celebridades en este lugar.

Isla privada
Marco Bello / REUTERS

Un elemento que se destaca en esta isla es una bandera estadounidense que se ve desde lejos agitada por la brisa constante.  

Isla privada
Marco Bello / REUTERS

Hasta el momento se desconoce si Epstein volverá a disfrutar de su lugar de retiro, pues se encuentra preso en el Centro Correccional Metropolitano de Nueva York.

Isla privada
Marco Bello / REUTERS

Según un artículo publicado por la revista Semana, el expresidente Andrés Pastrana habría recibido una invitación de Epstein para asistir a una de sus fiestas en la isla.  

Isla privada
Marco Bello / REUTERS

El millonario se declara inocente y está a la espera de cómo avanza su juicio. En los últimos días se entregó el nombre de dos presuntas cómplices que le ayudaban a Epstein a buscar menores de edad para cometer los delitos. 

Entretenimiento 23 de julio de 2019 , 09:47 a.m.

La lujosa isla privada del abusador sexual de menores Jeffrey Epstein

La isla tiene 300 hectáreas. Epstein la compró por 7,95 millones de dólares en 1998.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.