Secciones
Síguenos en:
El mes que viene y sus esperanzas
Marzo llega con muchas expectativas para la humanidad.

Marzo llega con muchas expectativas para la humanidad.

Foto:

Archivo particular

El mes que viene y sus esperanzas

Llega marzo y el blog Café literario del 28 de febrero habla de los 31 días que tenemos por delante.

La vacuna contra el covid-19 trajo esperanza al mundo. Y pese a que los números de afectados y muertos no llegan a cero, que es lo ideal, ya el planeta respira con un poco de tranquilidad.

Pero, ojo, que esto no sea motivo para descuidarnos. Hay que continuar usando el tapabocas, lavándonos las manos con frecuencia y teniendo como base el distanciamiento social.

En marzo del 2020 el mundo fue encerrado, aunque en algunos lugares de Oriente empezó en febrero, en ese marzo y a la fuerza empezamos a entender que no valían las palabras ni el deseo de volver a la calle ni a la normalidad, pues 12 meses después ese virus terrible que no se deja ver ha matado a más de dos millones de personas en el mundo, cerca de 600.000 en Estados Unidos y en Colombia se acerca a 60.000.

Las cifras son demoledoras y mucha gente sigue sin creer que exista el covid-19. Es más, negacionistas afirman que no se vacunarán.

Pero así y todo hay esperanza. Y el blog Café Literario de este 28 de febrero en eltiempo.com (http://blogs.eltiempo.com/cafeliterario) habla de la necesidad de esperar en marzo días especiales sin perder el norte en el cuidado.

“Marzo arranca con el Día de la Cero Discriminación, el primero, con el objetivo de plantarle cara a la discriminación sea cual sea. Todas las personas tienen talentos únicos, que pueden ayudar y fortalecer las metas de sus países. No importa que diferentes parezcan o sus gustos y preferencias. Todos los seres humanos gozamos de los mismos derechos...”, se leerá.

Y es que el mundo sigue discriminando: por ser rico, por ser pobre, por bonito, por feo, por alto, por bajito, por negro o por blanco… El planeta segmenta y en muchos países no quieren a los migrantes. Sin preguntarles cuáles son sus sueños y su idea de progresar y hacer crecer el país al que llegan, los discriminan, los señalan, no los saludan, no los quieren como vecinos.

Nadie es capaz de entender que mientras el covid-19 ande suelto y no nos vacunemos todos, somos tan iguales y además, con un gran miedo por ante esa enfermedad.

En marzo, además, se celebra el Día de la Mujer, un momento para pensar todos (que incluye a los dos sexos) en las violencias y en las muertes innecesarias, en los hijos que se quedan huérfanos, en los sueños que no se cumplen.

Los 31 días que vienen deben llevar, primero, a vacunarnos contra todos los malos sentimientos, contra el dejar hacer y el dejar pasar, contra la miseria y la pobreza, contra la envidia y la rabia mal entendida. Contra todo lo malo.


Luego llegará el turno de cada uno para la vacuna y reducir al máximo los efectos de ese virus que igualó al planeta, pero que no fue capaz de humanizar a muchos.

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.