Secciones
Síguenos en:
El día que el mundo se quedó sin el genio de John Lennon
AUTOPLAY
Manolo Bellon rinde homenaje a John LennonManolo Bellon rinde homenaje a John Lennon.
John Lennon y Yoko Ono en Nueva York, en una escena del documental ‘Lennon NYC’, del Servicio Público de Radiofusión (PBS).

Efe

El día que el mundo se quedó sin el genio de John Lennon

Este es un aniversario triste. El 8 de diciembre de 1980 el ex Beatle fue asesinado.

Fue un desequilibrado con un libro de Salinger en el bolsillo. Hace 40 años, el 8 de diciembre de 1980, Mark Chapman apretó el gatillo de su revolver apestoso y acabó de cinco disparos con un mito viviente: un músico que, además de haberle dado vida a Los Beatles, se había convertido en un símbolo de la paz. El hombre que no solo se atrevía a imaginar un mundo mejor, sino a cantarlo.

(No deje de leer: Imagine que a John Lennon no lo hubieran asesinado)

John Lennon debería estar con nosotros como un abuelo octogoenario con una sabiduría infinita o, por lo menos, haciendo música como (o por qué no: con) sus viejos amigos: Paul McCartney y Ringo Star, de 78 y 80 años, que continúan en el ruedo. El primero lanzará un nuevo disco el 18 de diciembre (McCartney III) y Ringo anunció una nueva gira para 2021.

Mark Chapman, por su lado, está condenado a cadena perpetua y ha pedido varias veces su libertad condicional. Tenía 25 años cuando disparó y su móvil fue un presagio de lo que se avecinaba: el delirio de fama mundial. Chapman, un verdadero donnadie, quería ser famoso.

Alan Weiss fue el periodista que primero contó la noticia y opina que los reporteros que cubrieron la historia cometieron un error: publicar su nombre. “Creo que ahí fue cuando nosotros como periodistas decepcionamos al país y al mundo entero. Debemos tener una mayor disciplina para no permitir que la gente nos manipule”, asegura.

(Chapman) no compuso canciones ni música ni creó un plan para la paz ni le salvó la vida a alguien. Acabó con la vida de alguien, y por una razón egoísta, para salir en los periódicos y cadenas de televisión y radios del mundo”.

Por eso, se niega a mencionar su nombre en sus entrevistas: “No sé si lo has notado, pero no he usado su nombre en la conversación. No soy muy consistente en ello a veces (...), pero estoy tratando de aprender de mis errores”, expone Weiss, que sentencia que el asesino debería “pudrirse en la cárcel hasta el fin de sus días”.

Los cinco disparos de Chapman resonaron en la entrada del edificio Dakota, en Manhatann, muy cerca al Central Park, donde Lennon vivía con su esposa Yoko Ono y su hijo Sean. La pareja llegaba de un estudio de grabación.

Lennon nació el 9 de octubre de 1940 en Liverpool, Inglaterra, e hizo parte de Los
Beatles hasta 1969. Un año después inició su carrera en solitario. Llegó a Nueva York en 1971, cuando la fama de la ciudad estaba ligada al crimen, pero la amaba, sentía que era neoyorquino de corazón, como dijo su hijo Sean en un reciente homenaje en el Empire State Building: “Él siempre dijo que esta es la mejor ciudad del mundo”.

Su legado no se apaga. En sus entrevistas no dudaba en afirmar que era un genio y que Los Beatles eran más populares que Jesucristo. Su alma sigue viva en Imagine, I Want to Hold Your Hand A Hard Day’s Night, Help, Ticket to Ride, A Day in The Life, Revolution o Give Peace a Chance.

CULTURA
* Con información de agencias

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.