Secciones
Síguenos en:
Las increíbles aventuras espaciales del Capitán Kirk en 'Star Trek'
Star Trek

William Shatner y Leonard Nimoy, el capitán Kirk y el Sr. Spock, en 1966.

Foto:

Archivo particular

Las increíbles aventuras espaciales del Capitán Kirk en 'Star Trek'

William Shatner y Leonard Nimoy, el capitán Kirk y el Sr. Spock, en 1966.

William Shatner viajó al espacio a los 90 años, pero antes lo hizo en el cine y la TV.

El actor William Shatner se convirtió en la persona más longeva en ir al espacio, a los 90 años, pero cuando protagonizó la legendaria serie de televisión Star Trek tuvo viajes a otros mundos, gracias a la mente adelantada de los guionistas y la libertad de la ciencia ficción.

”Esta es la experiencia más profunda que he tenido”, aseguró acerca de su viaje real al espacio en la cápsula Blue Origin, propiedad de Jeff Bezos. En diez minutos Shatner hizo realidad un viaje cósmico que antes fue la delicia de sus fanáticos en la serie.

(Lea además: Lo que hay que saber del Festival de la Leyenda Vallenata del 2021)

Y aunque nada parece superar la experiencia que tuvo, la realidad es que ahora millones de fanáticos de la serie recordarán algunos de las travesías y aventuras del Capitán Kirk al mando de la mítica nave Enterprise, que emitió su primer episodio en 1966 y duró tres temporadas. Más tarde Shatner volvió a encarnar al capitán Kirk en seis películas entre 1979 y 1991. Aquí nos arriesgamos a recordar sus viajes a otros mundos y sus mejores aventuras en Star Trek.

En contexto: Así fue el vuelo del capitán Kirk al espacio a bordo del cohete de Bezos

El actor William Shatner, recordado por interpretar al capitán James T. Kirk, viajó en nave de Blue Origin.

Foto:

EL TIEMPO y Blue Origin

Es cierto que William Shatner no pudo contener las lágrimas al sentirse ‘fuera del mundo’, pero en Star Trek afrontó uno de los retos más grandes de su papel de líder al viajar accidentalmente a un universo paralelo en el que se topa con otra versión de la tripulación de su nave.

Hay desde un Spock con barba y un grupo de viajeros desconcertados al verse desde otro punto de vista (el más malvado). La aventura de este capítulo, conocido como Mirror, no fue técnicamente en otro mundo, pero sí se convirtió en uno de los mejores episodios de la serie y la fuente de otros viajes en el espacio y en el tiempo de Kirk y el equipo a su cargo.

En el cuarto episodio de la serie original, Naked Time, el capitán Kirk y sus coprotagonistas tienen un viaje en el tiempo, pero lo más irreverente de esta historia, es que por culpa de un extraño virus terminan revelando algunas características desconocidas de su personalidad, dando paso a un viaje más introspectivo que galáctico acerca de sus pasiones y sus secretos.

Otro tema que puede leer: 'El juego del calamar' es el lanzamiento más exitoso de Netflix 

Una travesía de película

En el filme Star Trek II: La ira de Khan, el capitán James T. Kirk y el resto de la tripulación de la nave Enterprise, llevan a cabo una de sus travesías más ambiciosas y se enfrentan a uno de los villanos más emblemáticos de toda la saga de ciencia ficción. Además, conecta de alguna manera con la experiencia vivida por Shatner en el Blue Origin.

En la película, corre el año 2285 y  Kirk y su famosa nave sirven ahora como parte del entrenamiento para una generación de viajeros espaciales que tratan de buscar un planeta para implantar vida, pero la apuesta ofrece riesgos inimaginables y en su trayecto se encuentran con un peligroso enemigo de Kirk. Eso lleva a que el capitán tenga que encarar a su némesis y revivir sus aventuras en el espacio.

Así se llega a un planeta mitológico

En su llegada a un planeta conocido como Polux IV, la tripulación del Enterprise se encuentra con un alienígena, que ha asumido la identidad del dios de la mitología griega Apolo, y decide secuestrarlos.

Ante la idea de que terminarán sus días adorando a un excéntrico dios de otro mundo, Kirk y sus compañeros planean enfurecer a su secuestrador para debilitarlo y destruir su fuente de poder. Pero es Spock quien logra descifrar el misterio y consigue que la nave pueda escapar del influjo de Apolo, quien a su vez es traicionado y termina desapareciendo, en uno de los episodios más delirantes de la serie.

En ¿Quién llora por Adonis? Kirk se enfrenta al dios Apolo.

Foto:

archivo EL TIEMPO

En otro de sus trayectos por galaxias y sistemas solares a años luz de la Tierra (The Lights of Zetar), el Enterprise tiene la misión de supervisar el traslado de unos equipos a Memory Alpha, un planeta donde se encuentra el banco de datos central de la Federación, la biblioteca más grande jamás creada (algo así como lo que hoy sería Internet) que preserva todos los conocimientos de todos los sistemas que hacen parte de la federación de planetas.

En el recorrido se detecta una fuente de energía que provoca un efecto peligroso sobre la dotación de Memory Alpha.

Siga leyendo: Jamie Lee Curtis: 'Sin 'Halloween' no habría dejado huella en el cine'

Escena de The Lights of Zetar

Foto:

archivo EL TIEMPO

En realidad, se trata de una extraña forma de vida que destruye parte del valioso material ubicado en el centro de una galaxia y luego decide entrar a la famosa nave de la serie, para meterse -literalmente- en el cuerpo de la tripulación y poder sentir incluso sus pulsaciones, hasta que, una vez más, el Capitán y el doctor Spock consiguen la manera de enfrentar a este insólito intruso.

¿El Capitán Kirk realmente habrá vuelto sano y salvo a la Tierra en esta nueva aventura? Solo Jeff Bezos lo sabe.

Cultura
@CulturaET

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.