Secciones
Síguenos en:
‘Vivo’, el sabor caribe y animado que se tomó a Netflix
'Vivo'; la película animada de Netflix

'Vivo' es un personaje tierno que asume un reto para cambiar su vida.   

Foto:

Netflix

‘Vivo’, el sabor caribe y animado que se tomó a Netflix

'Vivo' es un personaje tierno que asume un reto para cambiar su vida.   

FOTO:

Netflix

Es un viaje colorido e intenso de una historia acerca del poder del amor, la amistad y la música.

Diez años le llevó a Lin-Manuel Miranda hacer realidad la película musical animada Vivo. El famoso creador de la pieza 'Hamilton' llevaba desde el 2009 esbozando la historia de un pequeño oso de miel conocido como un kinkajú, que junto con su dueño, Andrés, se dedican a cantar en una Habana llena de color y de ritmos caribeños.

Miranda desarrolló la historia con un estilo que mezcla muy bien los ritmos de antaño cubanos y un toque contemporáneo. No en vano la voz de Andrés es la del músico Juan de Marcos, perteneciente a la agrupación Buena Vista Social Club.

“Acababa de terminar de escribir In the Heights (En el barrio) y desarrollé algunas canciones para este musical animado, pero todo quedó guardado hasta que nos reconectamos con los estudios Sony Animation y trabajamos el guion junto con Quiara Alegría Hudes. Desde ese momento tuvo nuevos giros, pero la esencia de la historia es la maravillosa amistad entre Andrés y Vivo, y cómo esa amistad impulsa al kinkajú a emprender un increíble viaje de Cuba a la Florida, que lo hace aprender y crecer mucho”, explicó Lin-Manuel Miranda en una entrevista a la que tuvo acceso EL TIEMPO.

Le puede interesar: Cinco imperdibles para un fin de semana con Netflix

Vivo, que se estrenó recientemente en Netflix, se ha convertido en un proyecto que ha generado mucha expectativa, no solo por ofrecer una mezcla de musical con película animada bajo una idílica mirada de Cuba, sino porque refleja otros aspectos relacionados con la conexión cultural y hasta las barreras que tiene el país.

Precisamente, uno de los giros hace referencia a esa aventura que tiene que afrontar Vivo al querer entregar una carta de amor hecha canción, que Andrés le escribió a Marta Sandoval, una famosa cantante de quien él estaba enamorado y que ahora lo quiere cerca para dar un último recital.

Pero salir de su territorio no será nada fácil para Vivo, así que asume el reto con la ayuda Gabi, una preadolescente un poco rebelde que se convierte en un reflejo de otros ritmos y nuevas miradas dentro de la isla.

“Es una travesía desde Cuba hasta Cayo Hueso y los Everglades, de la Florida y la contemporánea Miami. Es una exploración de la paleta de colores del Caribe”, recordó, a su vez, el director Chris DeMicco, que junto con el equipo de producción no solo consiguieron ese tono estético, sino que recorrieron a una Cuba llena de contrastante belleza para dar forma a las imágenes animadas.

“Algunas elecciones estéticas de la película se inspiraron en esas realidades específicas: como la razón detrás de las coloridas fachadas en mosaico de La Habana Vieja, o un antiguo palacete dividido en varios departamentos pequeños. ¿Cuál es la historia detrás de la guitarra tres (el instrumento que toca Andrés en la película), y qué hace que su sonido sea tan único? Las respuestas a esas preguntas nos fueron explicadas por un músico cubano desde su propio estudio en casa.

Nuestra intención era descubrir la esencia de La Habana; no solo copiarla, sino crear algo extraordinario

Pusimos mucho cariño y atención a los detalles. Esto puede verse reflejado de forma particular, por ejemplo, en el diseño del apartamento de Andrés. Cada detalle contribuye a la narración de la historia. Nuestra intención era descubrir la esencia de La Habana; no solo copiarla, sino crear algo extraordinario”, agregó el diseñador de producción Carlos Zaragoza (recordado por películas como El laberinto del fauno y Trolls).

Vivo y Gabi se unen en una gran aventura.

Foto:

Netflix

Ritmo ecléctico

Vivo es en realidad una aventura musical que, como muchos proyectos cercanos o del género, buscan rendir un homenaje a la amistad, el amor y la familia. Se trata de un viaje a través de ritmos tan eclécticos como la charanga, la warasa y hasta el hip hop, sumado a la inspiración en Celia Cruz, que se nota en el personaje de Marta Sandoval, que es interpretada por la cantante cubana Gloria Estefan.

Marta Sandoval  tiene la voz de Gloria Estefan.

Foto:

Netflix

“Lo más bonito de Marta vino de una nota de Lin-Manuel en la que decía que era casi un sujeta libros, apareciendo al principio y en el tercer acto. Sale en pocas escenas, pero la interpretación de Gloria aporta tanta emoción que es increíble lo mucho que cambia el tono de la película entera”, recuerda el director musical Alex Lacamoire.

'Vivo' funciona muy bien como un musical enérgico y divertido, que no está exento de trazos de dramatismo calculado y una ternura muy bien diseñada, a la par con momentos de acción y comedia típicos de las producciones animadas.

Puede leer: La actriz Jessica Biel cuenta cómo se enamoró del ‘thriller’

Al final, son sus canciones y su buena vibra visual lo que convierte a este proyecto de encuentros, aventuras en la selva y hasta choques generacionales en una pieza muy tierna y cercana, alrededor de la idea de cambio y los riesgos que se deben encarar para lograrlo.

CULTURA
@CulturaET

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.