Secciones
Síguenos en:
Los grandes 'demonios' y villanos de la televisión colombiana
Lucho Velasco también es director y productor, y prepara una historia sobre el narcotráfico desde 1948.

Lucho Velasco también es director y productor, y prepara una historia sobre el narcotráfico desde 1948.

Foto:

Canal Caracol

Los grandes 'demonios' y villanos de la televisión colombiana

Manín, el personaje de Lucho Velasco en 'La reina del flow 2', hace parte del top del mal.

Cada vez que le entregan un personaje, el actor Lucho Velasco lo estudia, lo analiza, lo mira desde todos los ángulos. Se va para una comuna, para la calle o para un hospital, y observa a la gente cómo camina, cómo mira; poco a poco va construyendo su caracterización, la mayoría de veces de malo porque Velasco es un especialista del lado oscuro.

Manín de La reina del flow 2 es su  villano. Cuando todos los seguidores de la telenovela pensaban que había muerto en la primera temporada (lo balearon por ser delincuente y mafioso, pero muerto, muerto, nadie lo vio). Al inicio de la segunda se vio una camilla arrastrada por varios agentes estadounidenses en la que iba un cuerpo, al que solo se le veía una pierna.

“Para retomar a Manín me inventé un pedazo de su pasado que no está en la historia”, dice Velasco. “La DEA se lo lleva para Estados Unidos, lo salva y lo convierte en un colaborador. Yo, Lucho Velasco, le puse un look diferente, lo camuflé en la prisión, donde estuvo con delincuentes de otros países (maras, mexicanos) y tuvo que ganarse su respeto. Cuando entregó la información y cumplió su pena salió más convencido de vengarse de Yeimi Montoya (Carolina Ramírez) y recuperar a su mujer, Ligia Martínez (Adriana Arango)”.

(También puede leer: Luly Bossa: una supermamá en la TV y en la vida real)

Velasco se ríe y dice que ha tenido la fortuna de haber hecho muy buenos malos. “Con Manín, especialmente, me ha rodeado un gran equipo de compañeros, guionistas y directores. Es un personaje con mucha carne. Hay mucho de dónde agarrarse con él, porque, en serio, es re malo”.

Ha conocido a varios personajes de ese corte en vida real, muy parecidos al de La reina del flow. “A través de mi trabajo de investigación me he encontrado con gente muy fría, calculadora y perversa, pero en su cotidianidad aman a sus hijos y a sus esposas, y les gusta bailar. Son personas reales y al mismo tiempo demonios”.

Para retomar a Manín me inventé un pedazo de su pasado que no está en la historia

De hecho, en La reina del flow su Manín era incluso agradable en los primeros capítulos. Quería conquistar a Ligia Martínez y trataba de hacerlo siempre con flores, un lenguaje de suavidad pese a su oscuridad.

En su opinión, estas personas “no le temen a nada, matan sin remordimientos, se juegan la vida a cada rato. Su único fin es irse contra el mundo entero, muy seguramente drogados o alcoholizados. No están en su sano juicio. Su diario vivir está en la podredumbre. Uno los mira a cierta distancia, desde la vida que tantos tenemos, trabajando, relacionándonos. Pero son parte de este mundo, del yin y el yan”, agrega.

(Le puede interesar: Al rescate de la memoria de la artista Emma Reyes)

Otro de sus malosos famosos fue el de Manuel Castro en Enfermeras, un hombre sin escrúpulos, director del Hospital Santa Rosa, un lugar que volvió su caja menor. Sin embargo, este malo tenía sus visos de humanidad y hasta de humor, que le bajaban el tono a sus delirios de poder y control.

A En la boca del lobo también llegó a hacer ‘maldades’. Fue Manuel Ramírez Orjuela, el nombre con el que se identificó en esta producción a uno de los líderes del Cartel de Cali, “un personaje que me enseñó que no hay nada más valioso que la libertad y la paz interior, porque esas personas siempre son perseguidas, no solamente por las autoridades, sino también por sus amigos, sus enemigos, por el dinero, porque deben, porque les deben... La libertad de poderse sentar en una mesa sin buscar el rincón para cubrirse no tiene precio”, le dijo a este diario en una entrevista, en la que habló, además, de unos malos que hizo por dos: Los ‘Mellizos’, reconocidos narcotraficantes que interpretó en la producción Comando Élite.

Recordados por su violencia y por haber ‘comprado’ por dos millones de dólares un frente paramilitar, Miguel Ángel y Víctor Manuel Mejía Múnera fueron tan bien representados por Velasco, que una vez, mientras paseaba por un parque, el actor caleño habló con una mujer que se puso a llorar. Le dijo que era la hermana de los ‘Mellizos’ y que sus caracterizaciones habían sido muy buenas.

La televisión colombiana está llena de ‘buenos malos’, hombres y mujeres (de estas últimas no nos olvidamos y las recordaremos pronto). Además de los que aparecen en el ‘top’, es imposible olvidar a Kepa Amuchastegui como el inquisidor Mayorga en La pezuña del diablo, y Gilberto Puentes en La marquesa de Yolombó, un novio usurero que le quitó su fortuna a la marquesa y a duras penas le dejó el título.

En Yo soy Betty, la fea, los malos fueron varios: Ricardo Vélez, como Mario Calderón; Luis Mesa, como Daniel Valencia, y Julián Arango, como Hugo Lombardi.

César Luis Freydel (el argentino Javier Gómez), fue la pesadilla de Pedro el Escamoso, mientras Gregorio Pernía hizo un gran mariachi malvado en La hija del mariachi, aunque cambió su camino mucho antes del fin, sin dejar sus bromas pesadas al protagonista, Emiliano Sánchez (el mexicano Mark Tacher).

Por estos días, Juanca Platz (Víctor Tarazona), de Lala’s Spa, es el un maloso divertido al que casi todo le sale -valga la redundancia-, terriblemente mal.

A lo largo de más de seis décadas de televisión, los malos han dejado huella y a muchos de ellos los reconocen, precisamente, por estos personajes que les entregaron su alma al diablo.

Top de 'malvados'

1. Andrés Parra en 'Pablo Escobar, el patrón del mal'

'Escobar, el patrón del mal' fue representado por Andrés Parra.

Foto:

Canal Caracol

Es uno de sus personajes más recordados. Parra mostró toda su capacidad actoral para revivir a uno de los personajes más siniestros de la historia de Colombia. Sin embargo, no es el único. También son recordadas sus caracterizaciones en El Comandante, sobre la vida de Hugo Chaves, y Jaime Cruz en La bruja, un narcotraficante que llegó a la cima luego de una infancia de pobreza y se convierte en un ser sanguinario. 

2. Diego Trujillo en 'Los Reyes'

Emilio Iriarte de las Casas era el personaje de Diego Trujillo en esta novela, un malo divertido al que muchas veces le salían mal las trastadas que le hacía a Beto Reyes, el protagonista (Enrique Carriazo).

3. Fercho Durango en 'Gallito Ramírez'

Bruno Díaz, izquierda, como Fercho Durango.

Foto:

Caracol

Quienes vieron esta telenovela no olvidan el genial ‘Fercho’ Durango de Bruno Díaz, enemigo de Gallito (Carlos Vives), buen boxeador pero pésimo perdedor.

4. Fernando, de 'Pasión de gavilanes'

Un gran malo escrito por Julio Jiménez. Fernando Escandón en Pasión de gavilanes, interpretado por Juan Pablo Shuk, era peor persona y más ladrón en cada capítulo.

Juan Pablo Shuk, en Pasión de gavilanes.

Foto:

Caracol

5. Julián Román, como Treinta y Ocho

Julián Román. Foto Ricardo Pinzón.

Foto:

Este actor ha hecho varios personajes de malo. Entre ellos, el inolvidable Treinta y Ocho de Lady, la vendedora de rosas, un delincuente que, sin embargo, mostraba su rostro humano con Lady Tabares. También fue Carlos Uzcátegui en El Comandante, un ser despreciable, y representó a Carlos Castaño en Tres Caínes. 

6. Los malos de 'Café'

En la versión de Fernando Gaitán de los años 90, Cristóbal Errázuris fue Iván Vallejo, con su envidia y su maldad contra Sebastián. En Café, que se emite actualmente, Diego Cadavid es Iván y cada noche planea más maldades. 

Diego Cadavid, Iván Vallejo en 'Café', versión 2021.

Foto:

RCN

7. Jorge Cao en 'La ley del corazón'

Como Alonso Olarte, un abogado de cuello blanco, el cubano Jorge Cao se ganó el odio de los seguidores de La ley del corazón. Otro de sus malos recordados es el de El último matrimonio feliz, Manuel Gómez, que maltrataba a su esposa, Camila Andrade (Coraima Torres).

8. Marcelo dos Santos en 'Amor en custodia'

El actor argentino Marcelo dos Santos fue Alejandro Sanint en esta producción. Se la pasaba engañando a su esposa, Paz Delucci Planas (Alejandra Borrero).

9. Marlon Moreno en 'El Capo'

El actor caleño Marlon Moreno

Foto:

Archivo Particular

El actor caleño fue Pedro Pablo León Jaramillo, un mafioso al que no le importó pasar por encima de todos los demás para hacer florecer su imperio. 

10. Pedro Palacio, en 'Chepe Fortuna'

Aníbal Conrado, el malo de Pedro Palacio en 'Chepe Fortuna', era divertido. Aunque se le daban algunas maldades, era víctima de su propio invento en muchas de ellas.

Foto:

Gabriel Carvajal

Aníbal Conrado, 'el hombre honrado', fue el personaje de Pedro Palacio en esta producción, un malo que tenía mucho humor y al que, en la mayoría de los casos, todo le salía mal. 

CULTURA
EL TIEMPO

Otros temas que pueden interesarle:
Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.