‘Mis hijas están furiosas porque ya no voy a salir en televisión’

‘Mis hijas están furiosas porque ya no voy a salir en televisión’

La periodista Vanessa de la Torre habla de su cambio de trabajo a Caracol Radio. 

Vanessa de la Torre tendrá, en Caracol Radio, además, un programa de variedades.

Vanessa de la Torre tendrá, en Caracol Radio, además, un programa de variedades.

Foto:

Archivo particular

Por: Cultura 
15 de octubre 2020 , 11:40 p. m.

Durante la pandemia, Vanessa de la Torre ha sido optimista y les ha regalado a sus seguidores en redes sociales mensajes alentadores y hasta para que se rían, como cuando le cortó el pelo a una de sus hijas y no le quedó tan bien a la niña el nuevo look.

Pero esta etapa también le sirvió para reflexionar y darse cuenta de que estaba muy poco tiempo con su familia. “A todos nos pasó algo en estos días y yo reflexioné sobre que no tenía dos horas libres al día para ellos” (sus dos hijas, Raquel y Carlota, y su esposo, el también periodista y analista Diego Santos).

Entonces, agrega en charla con ELTIEMPO.COM, “cuando me llamaron de Caracol Radio me pareció que un cambio de vida podía ser interesante”.

Y allí estará, al lado de Gustavo Gómez, el director de 6 a.m., y de dos de sus grandes amigos, Darcy Quinn y César Augusto Londoño. Entrará a trabajar a las 8 a. m. con el equipo de la mesa central  “y de 10 a. m. a 12 m. voy a montarme un programa entretenido, con entrevistas que disfrutemos todos, con la información que necesitamos saber, con Chavela Vargas y Frank Sinatra, con cine, arte, investigaciones, con la gente. Estamos todos golpeados por este tiempo espantoso que nos tocó vivir. Voy a meterle buena vibra al momento, que recordemos que la vida es dura pero también bella, y que a este país hay que apostarle y trabajarle. Que toca disfrutar, reír y gozar. Eso soy yo y ahora soy Caracol Radio”, dice De la Torre.

Nacida en Cali en 1978, es hija de un médico y de una especialista en educación, que decidió estudiar esa carrera para poder contestar las preguntas de su hija, que eran muchas y se salían de lo común.

Periodista de la Universidad Javeriana de Bogotá, Gloria Vanessa de la Torre Sanclemente hizo una maestría en Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Georgetown en Estados Unidos.


Durante su carrera, además de presentadora, ha sido corresponsal del canal Caracol en Washington. “Lo primero que cubrí fue una visita de Uribe a Bush en la Casa Blanca para apoyar el TLC. Después siguió toda la era de Obama. Fueron años increíbles. Uno no es solo, uno es el equipo que lo acompaña, la gente que lo apoya y la que se ríe con uno. Imposible olvidar el día que logré entrevistar a Barack Obama por primera vez, persiguiéndolo en un pasillo en el Capitolio; a Raúl Castro en la Cumbre de las Américas en Panamá; a Juan Guaidó mientras nos caía un aguacero encima en Bogotá; me río sola recordando cómo le pregunté a Trump si iba a mandar tropas a Colombia. Tengo muchos recuerdos de mi paso por Caracol Televsión: conocí la tristeza en Mocoa y el miedo haciendo reportajes sobre las UCI en medio de esta pandemia. Y en Caracol siempre, todo lo que hice, fue bienvenido”.

Por eso, le parece increíble que la gente piense que el canal le pidió la renuncia por preguntarle al presidente Iván Duque sobre el caso judicial del ex presidente Álvaro Uribe y su apoyo público al ex mandatario. 

Nada de eso es cierto y me impresiona que tantos digan mentiras tan descaradamente. En el Canal Caracol siempre me respaldaron y fomentaron. Es una casa periodística y por lo tanto apoyan y respetan el buen periodismo. Y realmente nunca he entendido el drama en redes que causó esa pregunta al presidente Duque que, ni siquiera, le incomodó a él. Los periodistas y los poderosos sabemos que hay que preguntar lo que toca, lo demás son relaciones públicas y las democracias, como la nuestra, necesitan buen periodismo”.

Es más, De la Torre cuenta que “cuando tomé la decisión de renunciar, lo comuniqué al canal con un taco en el corazón y aquí estoy, lista para un nuevo programa, con más tiempo para mis hijas y para concentrarme en mi segundo libro que debe salir el año entrante. Es, también, una investigación periodística que involucra amor y mujeres”, adelanta.

Eso sí, cuenta que sus hijas “están furiosas porque no voy a salir más en televisión. Pero lo que no saben es que la mamá podrá almorzar y comer con ellas todos los días, lo cual, para el marido, por ejemplo, no sé si es la mejor noticia” (risas).

Con muchos detractores y seguidores, lo cierto es que estos últimos extrañarán de De la Torre sus informes especiales. Uno de los más recientes, su ingreso a una UCI para contar la pandemia desde adentro.

“Mi papá era médico, mi hermano es médico. Respeto y admiro profundamente a los trabajadores de la salud y fueron los más valientes durante lo peor de este tiempo. Pero hacer esos reportajes era casi imposible. ¿Quién te va a dejar grabar en una UCI de coronavirus? Con mi equipo lo logramos, con la complicidad de médicos y enfermeras pudimos hacer reportería a distancia, advertirle al país lo que podía pasar si no nos cuidábamos en serio, fue una cosa rarísima pero funcionó”, sigue.

Otro de esos trabajos especiales fue en Venezuela, donde se metió en las marchas chavistas. “Ese cubrimiento fue muy impresionante porque era difícil entrar a Venezuela. Nadie pensaba que lo iba a hacer. Pero lo logré y me metí en una marcha porque necesitaba ver y contar cómo funciona la maquinaria de poder de Nicolás Maduro. Fue muy triste, demoledor”.

Y lo dice desde su posición de “defensora de la democracia, del derecho a que podamos decir lo que queramos y convivir sin importar lo diferentes que seamos. Suena elemental, pero cada vez es más complejo. Por eso me aterran los extremos, porque uno termina siendo igual al que critica. Los lugares donde toda la gente tiene que pensar y hacer lo que un gobierno quiere se llaman dictaduras. Y aquellos en los que todos hacen lo que quieren, son anarquías. Nadie quiere vivir en ninguno de los dos”.

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.