Una marcha mal contada / El otro lado

Una marcha mal contada / El otro lado

Esta semana dejó cuatro temas: la marcha nacional, el Presidente, el embajador en USA y el fútbol.

Ómar Rincón, Crítico de televisión

Ómar Rincón, Crítico de televisión.

Foto:

César Sánchez Carreño

Por: Ómar Rincón
24 de noviembre 2019 , 08:00 p.m.

La marcha nacional. El 21 de noviembre Colombia expresó su bronca con este gobierno y su incapacidad de oír a los ciudadanos.

Los medios se sumaron al Gobierno para promover, durante las dos semanas anteriores, que la marcha iba a ser violenta, que no había motivos, que todo era ‘fake news’ y que quien marchara no amaba al país. Y luego informaron que los violentos habían ganado: autoprofecía cumplida.

Como los medios y el Gobierno trataban a los ciudadanos como ignorantes, esta actitud generó mayor simpatía por la marcha.

Así, la gente salió marchar cada uno en su causa. Además, en un hecho inédito comunicativamente en Colombia, Carlos Vives y la nueva reina de belleza anunciaron su apoyo a la marcha.

Mientras tanto, la policía, en lugar de buscar a los encapuchados, se fue contra medios ‘coolture’ como ‘Cartel Urbano’ y ‘070’; se dedicó a perseguir a los medios y periodistas en lugar de desenmascarar a los vándalos. ¡Alta inteligencia policial!

Lea también: 'Cartel Urbano' denuncia intimidación de la Policía en el allanamiento

Y llegó la marcha y fue masiva y maravillosa. Al final unos pocos, realmente muy pocos, fueron violentos. Y Caracol, RCN y City se dedicaron a mostrar a los violentos como el hecho del día y se olvidaron de la masividad y festividad de la marcha; su juventud y creatividad; la diversidad de causas y estéticas. Conclusión: el periodismo televisivo solo sabe contar la guerra, sin violencia no hay noticia. Tal vez es hora de que comencemos a narrar distinto; por ejemplo, haber contado que la protagonista de la marcha fue la ciudadanía, pero como siempre fue la gran olvidada, la protagonista fue la policía.

El Presidente. Primero llamó a los que marchaban como violentos, luego propuso el eslogan de la marcha con ¿de qué me hablas viejo? La marcha fue una gran respuesta sobre de qué están hablando los ciudadanos.

Pero el Presiente no escuchó a la marcha, tanto que ese día se olvidó de los ciudadanos y no dijo nada. ¿No sabía qué decir? o ¿le importan un carajo los ciudadanos?

La verdad es que el Presidente poco habla de la realidad real del país, su oficio es hacer relaciones públicas con los dueños del país.

El embajador ante los Estados Unidos es genial. Y lo es porque siempre sale, sin querer, a contar la verdad. Y esta es que el Presidente no manda, cada ministro hace lo que se le da la gana (sobre todo el de Defensa); que para los Estados Unidos no contamos, que somos insignificantes, y que lo de Venezuela es un invento duquista para ganar ‘rating’. Naranja + Maduro es su fórmula de comunicación.

Fútbol. Ahí vive el ‘rating’. La selección y su desabrido juego fue el primer programa de la semana. Los partidos de la aburrida liga colombiana sacan puntajes por encima de los 5 puntos. El matrimonio fútbol-TV es un éxito.

ÓMAR RINCÓN
Crítico de televisión
orincon61@hotmail.com

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.