Secciones
Síguenos en:
Tom Hanks habla de su nueva película y de su contagio de Covid-19
'Greyhound'

El personaje de Hanks está lejos de ser el prototipo de héroe. Krause tiene que lidiar con sus demonios mientras hace frente a los alemanes.

Foto:

Apple TV

Tom Hanks habla de su nueva película y de su contagio de Covid-19

FOTO:

Apple TV

El actor estrena ‘Greyhound’, una cinta sobre la Segunda Guerra Mundial y que se verá en Apple TV+.

Tom Hanks está frustrado. La producción de la película sobre Elvis Presley que estaba a punto de rodar en Australia fue suspendida en marzo (al igual que todas las producciones de cine), no sabe cuándo volverá a trabajar, y ahora se ha visto obligado a estrenar en la pantalla chica 'Greyhound', una película histórica en la que trabajó por siete años y de la que es productor, guionista y protagonista.

“No es que sea malo, es diferente”, dijo el actor desde Los Ángeles, donde ha estado aislado desde marzo, luego de que a él y a su esposa, Rita Wilson, les diagnosticaron covid-19 en Australia. Al igual que el resto de Hollywood, el actor de 64 años (los cumple el 9 de julio) está aceptando la nueva realidad.

'Greyhound', que será estrenada el 10 de julio en Apple TV+, sigue al capitán Ernest Krause (Hanks) durante 5 días a bordo del destructor USS Keeling durante la misión de proteger un convoy de 37 barcos que transportan a miles de soldados y suministros a través del Atlántico mientras son perseguidos por una flota de submarinos alemanes durante la Segunda Guerra Mundial. El propio Hanks escribió el guion, inspirado en hechos históricos y basado en la novela 'The Good Shepherd', de C. S. Forester.

Es una película de acción en la que el magnetismo de Hanks y una combinación de batalla naval con tomas íntimas dentro de la estrecha embarcación logran subir la adrenalina de la audiencia. Hanks y la Segunda Guerra Mundial, un tema que le apasiona, se han convertido en un género propio en el cine.

“Pienso que Tom es uno de esos actores clásicos y talentosos que trabajan muy duro para poner su interpretación detrás de sus ojos”, dijo el director de 'Greyhound', Aaron Schneider. “Sus interpretaciones son internas, y eso capta la atención de la audiencia. Si usted va a ver una película de Tom Hanks, ya sabe que él le va a dar algo especial”.
Incluso en una comunicación virtual, el doble ganador del Óscar hizo gala de su fama de ser el hombre más agradable y amable de Hollywood, a pesar de su desilusión con la situación actual. Estos son apartes editados de lo que nos contó.

Primero que todo, ¿cómo se siente de salud?

Bueno, como los canarios en mina de carbón del covid-19, estamos bien. Tuvimos como 10 días de síntomas muy incómodos, no potencialmente fatales; nos aislamos, primero para monitorearlos porque si nuestra temperatura hubiera subido, si nuestros pulmones se hubieran llenado, si cualquier cantidad de cosas hubieran salido mal, habríamos necesitado cuidado médico de expertos, pero no lo necesitamos. Creo que somos modelos de recuperación del covid-19. Pero también nos aislamos para no pasárselo a nadie, y desde entonces hemos hecho el mismo aislamiento y distanciamiento social que se le está pidiendo al mundo. Estamos bien. 

(Lea también: Cancelan el primer rodaje de una película en la era del coronavirus)

¿Por qué le interesó hacer esta historia?

Hace como siete u ocho años compré una copia usada del libro 'The Good Shepherd', me atrajo la portada original, en la que aparecía una ilustración de Krause con cabello gris, desarreglado, agotado, el uniforme desabotonado, batido por el viento, barcos hundiéndose y quemándose en el horizonte mientras un miembro de la tripulación envía un mensaje, y pensé: ‘Ese hombre ha pasado por un grado del infierno’. Tengo un poco de conocimiento sobre la historia de la batalla del Atlántico, en la que este libro se inspiró. Lo compré básicamente porque yo leo historia por placer. Como en la página tres me di cuenta de que esta era una historia completamente narrada desde la perspectiva mental de su protagonista. Y poco después de eso tuve una fuerte imagen mental del ADN de la historia y cómo podría ser un excelente guion para una película. Como un actor egoísta, siempre quiero interpretar papales geniales, como un actor que ha hecho varias de este tipo de películas sobre la Segunda Guerra Mundial, veo mucha correlación con la vida de ahora.

¿Como cuáles?

Veo que se hacen las mismas preguntas, veo que se persiguen las mismas soluciones... Para mí, siempre se ha tratado de ‘¿qué habríamos hecho si estuviéramos en esas circunstancias?’, y adivinen qué: estamos en esas mismas circunstancias. Siempre he buscado material no contemporáneo que responda a situaciones contemporáneas. Cuando la rodamos, nadie anticipó que la íbamos a estrenar en una época de una conflagración global que tiene una solución tan misteriosa como la Segunda Guerra Mundial. Con el covid-19, nadie sabe cuánto va a durar, todos tienen algo que pueden hacer, y no se tiene que ir muy lejos para ver la correlación y las similitudes a los años de guerra. 

(Le puede interesar: Así puede ver directamente categorías ‘ocultas’ en Netflix)

Habla de los paralelos entre la película y el covid-19, ¿qué cree que podamos aprender de esa historia que sea útil hoy?

C. S. Forester puso algo en las primeras páginas que me noqueó y es que Ernie Krause tiene una pequeña tarjeta de Hebreos que dice “Ayer, hoy y siempre”; eso es en verdad todo lo que tenemos, particularmente con covid-19. Tenemos ayer (lo que pasó), hoy (lo que podemos hacer para contribuir, permanecer seguros y ser responsables con nuestras comunidades), y tenemos una gran interrogante en cuanto a cómo se verá el mañana (¿será para siempre?). No tenemos idea, nadie tiene más que una conjetura bien educada de cuándo el mundo va a superar esto... Lo único que podemos hacer es nuestra parte, de la misma forma como todos esos tipos a bordo del destructor. Todo lo que podían hacer era lo que se esperaba de ellos, para lo que entrenaron. En nuestro caso, hay solo tres cosas que podemos hacer para poder llegar al mañana: usar un tapabocas, practicar el distanciamiento social y lavarnos las manos. Esas cosas son tan simples y fáciles... y si alguien no puede practicar esas tres cosas muy básicas, debería darle vergüenza. No sean cobardes, hagan su parte, es muy básico, es sentido común.

Siempre he buscado material no contemporáneo que responde a situaciones contemporáneas. Cuando la rodamos, nadie anticipó que la íbamos a estrenar en una época de una conflagración global

Ha trabajado bastante con el género de la Segunda Guerra Mundial, ¿qué tipo de historias busca?

Una historia o es fascinante para mí, me dice cosas que no sabía o plantea preguntas que no requieren que estemos en 1942 para entenderlas. Yo creo que todas las películas de la Segunda Guerra Mundial hablan de las circunstancias que vivimos hoy. Plantea preguntas del comportamiento humano hoy, en el año 2020. Tiene que ser sobre la condición humana, no solo sobre tácticas y estrategias de la época, eso pertenece a un museo.

Esta película iba a ser estrenada en teatros de cine y ahora va a ser estrenada en Apple TV, ¿qué tan difícil fue tomar esa decisión?

Todos tenemos el corazón roto porque esta película no se esté proyectando en los cines. Como productor, le cuento que íbamos a estrenarla el 8 de junio, una semana después de 'La mujer maravilla' y una semana antes de 'Top Gun II'. Íbamos a estar en medio de esta batalla brutal por pantallas, por espectadores, por reconocimiento... Al final, el día solo tiene 24 horas, y ustedes como periodistas tienen límite de pulgadas para dedicar a algo, y estábamos dispuestos a enfrentar eso. Pero incluso con esa posibilidad eliminada, literalmente nos quedamos con esta otra realidad: tenemos una película que está lista, que es oportuna porque, debido al covid-19, es un tema de inmovilidad física y emocional.

(Lea además: Marvel compró las franquicias de 'Alien' y 'Depredador')

¿Y cuándo apareció Apple en el panorama?

En esa situación, la pregunta fue: ¿qué podemos hacer para que la gente vea esta película? Si pudiera haberla vendido a CBS (una cadena de televisión abierta estadounidense) para que la presentaran como la película del domingo, habría sido genial, pero, desde el punto de vista financiero, las cuentas no daban. Entonces, Apple TV aparece al rescate y nos ofrece la oportunidad de distribuir la película. La gran ventaja es que el mundo entero la puede ver al mismo tiempo, el 10 de julio.

Hollywood está prácticamente paralizado, ¿sabe cuándo va a regresar a un set?

Nadie sabe, estábamos a 5 días de empezar a rodar en Australia cuando el coronavirus cerró todo. ¿Cuándo volveremos a trabajar? La respuesta es una X, no sabemos. Hay tantos factores que van en la producción física de una película que son contrarios a ponerse un tapabocas y al distanciamiento social. Hay preocupaciones financieras, legales, de responsabilidad. Por otro lado, hay una cantidad enorme de contenido que se ha acumulado y está esperando salir. Nada de eso está saliendo, así que va a haber una superabundancia en los teatros de cine tan pronto como descifren cómo los pueden reabrir. No tengo idea de cuándo voy a volver a trabajar, pero, el momento vendrá.

CLAUDIA SANDOVAL GÓMEZ
Para EL TIEMPO
Nueva York

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.