‘La adicción no discrimina a las familias que parecen funcionales’

‘La adicción no discrimina a las familias que parecen funcionales’

Los actores Steve Carell y Timothée Chalamet hablan de sus personajes en el drama 'Beautiful Boy'.

Película Beautiful Boy

La película 'Beautiful Boy' es protagonizada por Steve Carell y Timothée Chalamet (izquierda).

Foto:

Diamond Films

Por: Cultura
16 de marzo 2019 , 10:40 p.m.

Timothée Chalamet se ve abrumadoramente hermoso en su la pantalla. Es un adolescente que tiene la vida perfecta: una familia que lo adora (a pesar de que comparte con su mamá adoptiva y sus medio hermanitos); la posibilidad de ir a la universidad para estudiar lo que quiera, y un papá, que más parece su mejor amigo.

Casi perfecta: Nic Sheff –como se llama su personaje en la película 'Beautiful Boy: siempre serás mi hijo'– empieza probando la marihuana, para saltar a la cocaína y terminar inyectándose metanfetaminas. Su padre, David Sheff, un escritor y periodista, lucha por ayudar a su hijo en una carrera contra la muerte y la decepción.

El realizador danés Felix van Groeningen, recordado por el desolador filme 'El círculo del amor se rompe' (nominado al Óscar en la categoría de lengua extranjera en el 2014), está detrás de 'Beautiful Boy', que acaba de estrenarse en los cines del país y que además de Chalamet cuenta con Steve Carell en los papeles principales.

La película está basada en los libros que los Sheff (padre e hijo) escribieron sobre su experiencia en relación con las drogas y el manejo de la adicción (los textos se titulan 'Beautiful Boy' y 'Tweak'.  Según cifras de las autoridades estadounidenses, en 2015, las metanfetaminas han cobrado la vida de 6.000 personas en ese país, lo que representa un aumento del 255 por ciento desde 2005.

Carell y Chalamet conversaron acerca de la aproximación a sus roles –inspirados en quienes vivieron esta tragedia– y del trabajo que hicieron para afianzar sus lazos y lucir naturalmente en la pantalla. EL TIEMPO tuvo acceso a apartados de esa charla.

¿Aprendieron algo nuevo sobre la adicción?

Steve Carell (SC): Es una pregunta difícil, porque lo último que quiero es que la historia resulte educativa. No es un documental, y no creo que el objetivo sea necesariamente educar a la gente, aunque, sería genial si lo hiciera. Supongo que lo que aprendí es que la adicción no discrimina a las familias que parecen funcionales. Puede pasarle a cualquiera en cualquier momento.

Timothée Chalamet (TC): Estoy de acuerdo con Steve. La adicción no excluye a ninguna clase, género o raza. Por eso, para mí no era importante por qué Nic se vuelve adicto en el relato. La naturaleza de esta película es que la respuesta a este interrogante sea: él simplemente es un adicto. El por qué no es tan relevante para el hecho de que está sucediendo y no es una falla moral. Se trata de entender esta adicción como una realidad, no como un fracaso moral.

¿Tuvieron la posibilidad de pasar tiempo con los reales Nic y David?

SC: Compartimos poco con ellos, antes de empezar a filmar, pero no quería que David (Sheff, el padre) sintiera como si lo estuviera investigando mientras le hablaba. Yo quería tener una idea de la clase de hombre que es y se alineaba perfectamente con lo que imaginé a partir del libro: amable, generoso, inteligente y dulce.

TC: Ya tenía una idea extraordinaria de la clase de persona que era Nic por cómo se describe en el libro 'Beautiful Boy'. Y, cuando lo conocí, pude ver que es un chico brillante. Sentí un gran alivio al hablar con él sobre la película que estábamos a punto de comenzar. Se comportó comprensivo y amplio, de no haber sido así, Steve y yo jamás lo habríamos podido hacer como lo vivieron ellos.

¿Sintieron una mayor responsabilidad al tratarse de roles inspirados en personas reales?

SC: Absolutamente. Estas dos personas han vivido una experiencia traumática, y han sido lo suficientemente generosos como para ofrecer su historia a un grupo de extraños que luego la convierten en una película.

Película Beautiful Boy

'Beautiful Boy' es dirigida por el danés Félix van Groeningen ('El círculo del amor se rompe').

Foto:

Diamond Films

¿Cómo crearon el vínculo entre padre e hijo?

TC: Nuestro director, Félix van Groeningen, tuvo la idea de que Steve y yo pasáramos tiempo juntos antes de comenzar a filmar. También con los actores que interpretaron a los hermanos Jasper y Daisy en la película, quienes, por cierto, son excelentes actores y muy naturales. Así que todos compartimos el mayor tiempo posible. Además, tengo una relación cercana con mis padres, sé qué cosas los movilizan o los enfurecen. Con Steve tuve esa maravillosa sensación de tranquilidad paternal (se ríe).

SC: Creo que ni mis propios hijos reciben esa calma de mi parte (carcajada). Pero sí, congeniamos de inmediato. Timothée es un gran tipo. Sería imposible que no te agrade, pienso. Es divertido y talentoso, pero por encima de todo, es una gran persona. Hicimos clic al instante.

Al ver las cifras de drogadicción en los jóvenes, ¿creen que es una película pertinente en estos días?

TC: Para mí, fue... no quiero usar la palabra regalo porque pareciera algo positivo de alguna manera... Pero para mí, fue un honor y, sobre todo, sumamente importante contar esta historia, ya que muchas personas son afectadas por este flagelo.

Lo que percibo en lo que leo es que no es casual que la problemática con esta droga, la metanfetamina, se esté dando hoy en día, ya que es diferente al LSD o la marihuana; esta droga sirve para amplificar o acentuar el entorno. Esta droga sintética te proporciona siempre la misma sensación, independientemente del contexto o entorno físico. Te adormece. Y eso es sintomático de la desilusión general del país, especialmente entre nosotros, los jóvenes.

Steve, ¿qué impacto tuvo la historia como padre?

SC: Es aterrador; es el escenario más perturbador que una persona podría atravesar. La simple idea de un niño en peligro es aterradora en sí misma, pero un niño en peligro y que no tiene absolutamente ningún recurso, que no tiene la capacidad de cambiar la trayectoria de su vida... eso para mí es lo peor. Trabajar en 'Beautiful Boy' no cambió mi forma de ser padre ni la forma como mi esposa y yo estamos criando a nuestros hijos. Pero es un tema muy fuerte, te hace tomar más consciencia sobre los tiempos que corren, en los que tus hijos están creciendo, evolucionando, aprendiendo y experimentando en la vida. Todo está lleno de trampas. Y uno intenta hacer lo mejor que puede, que es todo lo que puedes hacer, en realidad.

¿Cómo fue el trabajo con director en su primera película en inglés?

TC: No me parecía que Félix estuviera apegado a la forma en que las escenas estaban escritas, independientemente de lo que en realidad teníamos que decir (…) Su sensibilidad es la de un cineasta europeo y sus películas lidian, específicamente, con la intimidad humana. Me encanta eso, porque como actor siempre he tratado de elegir proyectos que se enfocan en las personas, sus interacciones, relaciones y comportamientos.

CULTURA
En Twitter: ​@CulturaET

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.