Stephen Amell, protagonista de 'Arrow', habla del final de esta serie

Stephen Amell, protagonista de 'Arrow', habla del final de esta serie

"Demostramos que se puede hacer un programa de superhéroes en TV", afirma el actor.

Stephen Amell, protagonista de 'Arrow', habla del final de esta serie

Stephen Amell, protagonista de la serie.

Foto:

Cortesía Warner Channel

Por: Andrés Hoyos Vargas
04 de noviembre 2019 , 09:36 p.m.

El protagonista de Arrow, Stephen Amell, habló del final de esta producción y el legado que deja la serie.

Sería demasiado simplista decir que en la última temporada de Arrow tocamos nuestros ‘más grandes éxitos’, pero eso es exactamente lo que estamos haciendo”, reflexiona Stephen Amell, el protagonista de esta serie, que acaba de estrenar su octava temporada y se despedirá siendo recordada como la producción que empujó el desarrollo de otras producciones como Flash, Gotham (relacionada con el contexto de Batman), Supergirl o Batwoman al universo televisivo.

Arrow, que se está emitiendo los jueves a la medianoche por Warner Channel, es en realidad Oliver Queen, un multimillonario que termina convirtiéndose en un paladín de la justicia que no deja de lidiar con algunos conflictos y áreas grises de su naturaleza.

“Oliver tiene su cierre con cinco personajes con los cuales no necesariamente habría creído que llegaría a tener un cierre.Y, además, sucede de forma inesperada. Mi personaje ha ido dejando muchos cabos sueltos, pero espero que podamos atar muchos de ellos a lo largo de esta temporada”, recalca el actor en una entrevista a la que tuvo acceso EL TIEMPO.

Decir adiós a una serie que se convirtió en algo más que un nuevo tesoro de adoración para los seguidores de superhéroes de DC Comics (compañía de historietas que dio vida al personaje) fue algo que, en realidad, no afectó tanto a Amell.

“Sigo sosteniendo la decisión que tomamos cuando íbamos por la sexta temporada. Creí que íbamos a terminar en la temporada siete, pero la idea de tener diez episodios para cerrar este ciclo de ocho años me parece genial. Todos mis programas favoritos han tenido un final, y creo que tener una fecha de cierre cambia las cosas para mejor. Por ejemplo, no me gustó la tercera temporada de Lost, pero después anunciaron que seguirían tres años más, y me encantaron las temporadas cuatro, cinco y seis. Creo que la calidad mejoró porque se fijaron una fecha de cierre”, explica.

Empecé a trabajar en el programa cuando tenía 30. Antes de eso, nunca había tenido un trabajo que durara más de un año. Da miedo pensar que hace casi una década que hago esto, y que ahora se termina

Pero tiene mucha expectativa sobre el futuro. “Mira, tengo 38 años. Empecé a trabajar en el programa cuando tenía 30. Antes de eso, nunca había tenido un trabajo que durara más de un año. Da un poco de miedo pensar que hace casi una década que hago esto, y que ahora se termina”, reflexiona.

Aunque está feliz por ese marco de oportunidades que se dibujaron en su vida cuando Arrow se convirtió en un éxito. “El programa me brindó una plataforma que se extiende mucho más allá de la posibilidad de aparecer en la pantalla de televisión 23 veces por año. Me dio una voz para ayudar a causas filantrópicas, para cuestiones sociales que me importan. He tenido la oportunidad de compartir prácticas deportivas con mi equipo favorito. He tenido posibilidad de llegar al cine como consecuencia directa de mi trabajo en Arrow. Y ahora sé que cuando todo termine –después de tomarme un par de meses de vacaciones–, el próximo capítulo para mí, en lo personal y en lo profesional, va a ser superemocionante”

A Stephen Amell no le molesta, como él mismo dice, echar raíces en Los Ángeles. “Mi esposa y yo tenemos una hermosa casa allí, pero en los últimos cuatro años pasé en total cien días en esa casa. Uno de mis objetivos es obtener la ciudadanía estadounidense (ya que es canadiense). Y para eso necesito pasar más del 50 por ciento del tiempo en Estados Unidos, y eso es lo que quiero hacer”, adelanta.

Para él hay un legado muy sólido de la serie no solo porque se atrevió a conquistar la televisión, sino porque ayudó a consolidar el poder como referencia cultural que ahora tiene la imagen de los superhéroes.

“Demostramos que se puede hacer un programa de superhéroes en TV y lograr que funcione, aunque también hay que decir que nos beneficiamos con la experiencia anterior de Smallville (que contó la juventud de Supermán). Eso hay que mencionarlo. Creo que el legado que dejamos es haber producido un montón de contenido que a la gente le gusta. Y ahora hay muchos más programas así en televisión. No es algo que vaya a durar para siempre, pero me alegra que hayamos sido los primeros”, finaliza.

ANDRÉS HOYOS VARGAS
CULTURA Y ENTRETENIMIENTO@AndresHoy1

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.