Series animadas para ojos adultos

Series animadas para ojos adultos

Un vistazo a algunas de las producciones de este año que rompieron esquemas. 

Desencanto

(Des)encanto’ llamó la atención y consiguió dar un nuevo aire y sacar de su zona de confort a Matt Groening, creador de Los Simpson.

Foto:

Netflix

Por: Andrés Hoyos
29 de diciembre 2018 , 11:50 p.m.

Un perro diabólico que, eso sí, adora a su pequeño amo; dos preadolescentes que cuentan sin mordazas ni pudor sus experiencias de vida y las narraciones subidas de tono del mundo de las giras musicales son solo una muestra de lo que venden las series animadas para adultos.

Algunas reafirmaron su naturaleza revolucionaria, cocinada a fuego lento y marcando a su vez una distancia abismal frente a veteranas de la talla de Los Simpson, South Park, Padre de familia, Bojack Horseman o Rick and Morty. En una época en que lo políticamente correcto arremete contra cualquier atisbo de contracorriente creativa, un circuito de series animadas parecen inmunes a ese influjo y alimentan cada vez más los excesos.

Se trata de propuestas que juegan entre la incomodidad y el humor negro. Con un poco de crítica social y caricatura cruel, como en el caso de Mr. Pickles (de la franja Adult Swin, del canal I-Sat), que se ríe del perro perfecto televisivo, de la mascota tierna. Aquí lo que hay es un perro que adora al demonio y vive una serie de aventuras salvajes. Claro, también es capaz de cuidar a su dueño, Tom, un niño de 6 años que es su única fuente de ternura. Sus creadores, Will Carsola y Dave Stewart se burlan del famoso Lassie (perro de la televisión de antaño) y apuntan a herir la sensibilidad de algunas personas (lográndolo con creces), pero en realidad es una propuesta que ofrece un escapismo para los seguidores de lo extremo. La actriz y modelo Brooke Shields, el director de cine John Waters, el cantante y realizador Rob Zombie y el músico y comediante Weird Al Yankovick, prestan sus voces a este producto televisivo.

Adolescentes extravagantes

En otro tono, también ha dado que hablar Big Mouth (Netflix), una de las comedias más honestas y bruscas frente a los conflictos de la pubertad. La serie aborda las transformaciones físicas y corporales que se experimentan en esa etapa de la vida de la mano de Nick y Andrew, personajes que amplifican las vivencias de los creadores de la aventura animada: Nick Kroll y Andrew Goldberg, acompañados de Jennifer Flackett y Mark Levin.

Las malas palabras, las referencias a la sexualidad y lo escatológico están ahí, pero ellos defienden su fórmula. “El programa está increíblemente fuerte, y si alguien me dijera que no se lo dejaría ver a su hijo de 13 años, yo lo entendería, pero es muy probable que el chico esté viendo o tenga acceso a cosas más locas o repugnantes en Internet, donde son mucho menos conscientes de los mensajes que están transmitiendo al mundo (…). Siendo egoísta, lo hice para que lo viera mucha gente (…).

Yo creo que es importante que lo vean y hablen de él. Va a ser muy incómodo, pero creemos que cuanto más se hable de estos temas en torno a la pubertad, será más saludable para las personas”, recalcó Nick Kroll en una entrevista con el sitio web tvavclub.com.

La crítica también ha reconocido que bajo esa capa de sinceridad brutal animada, hay un elemento de discusión importante. “Es extravagante, hilarante y –sorpresa– emocionalmente relevante (...) Big Mouth es muy inteligente en muchos aspectos”, escribió Alan Sepinwall, en la revista Rolling Stone. “Su ingenio agudo, su voz exuberante y su imaginación salvaje son suficiente para ofrecer un entretenimiento de calidad”, opinó, por su parte, Ben Travers en la revista IndieWire. Más allá de gustos o polémicas, la serie ya está preparando la tercera temporada.

Pero no todo han sido triunfos. Netflix también apostó por Super Drags, que se centraba en el universo de las Drag Queens, convertidas en heroínas, pero que solo alcanzó a tener una temporada este año. La producción ofrecía un espacio para analizar la intolerancia frente a la comunidad LGBTI y jugaba con un humor directo y fuerte, pero eso no le alcanzó para llegar a un segundo ciclo.

Otra fue la historia de Mike Judge: un experimentado en las lides de hacer series animadas polémicas (fue el creador de Beavis and Butt-Head y Los reyes de la colina), en la que se burlaba de la adolescencia hipnotizada por la televisión y de la vida del estadounidense medio entre cervezas y sueños rotos. Él también quiso aportar un poco de su talento a este panorama televisivo con un producto diferente: Tales from the Tour Bus.

Los recuerdos de giras de famosos de la música country y de estrella del funk, casi todas marcadas por el exceso o la anécdota cruda, se revelaron en episodios (en HBO) narrados por el propio Judge y desarrollados como dibujos animados.

Construida bajo el formato de documental, la producción ofreció otra mirada a ese microuniverso que se esconde en la rutina de cada recital, e hizo una reflexión acerca de la fama y sus riesgos con un toque de humor inteligente en el que termina siempre rindiendo tributo al talento.

Otro experimentado, Matt Groening –el creador de Los Simpson– también decidió darle un giro a su narrativa con (Des)encanto (también de Netflix), aprovechando el impacto de los castillos, las luchas de poder de monarcas de otras épocas. Él armó una trama de crítica social, un elemento que maneja con total comodidad.

Más allá de ‘Los Simpson’

Esta propuesta llamó la atención en el 2018 y consiguió dar un nuevo aire creativo a un Groening que decidió huir de la zona de confort con Los Simpson.

(Des)encanto no tuvo el brillo ni la química instantánea de un Bart o un Homero Simpson, de hecho no le gustó tanto a los fanáticos incondicionales del trabajo de este artista y productor televisivo, famoso también por Futurama.

Pero si algo tiene esta fábula épica de guerreros, castillos y magos, es que su creador se burla de convenciones sociales, divierte con humor fino y recalca su intención de revelar lo mejor y lo peor de la condición humana.

Todo a través de las experiencias de una princesa alcohólica en un mundo desecho en el que hay todo tipo de criaturas. Ya tiene luz verde para una segunda temporada y el tiempo suficiente para madurar su trama, como ya lo ha hecho con sus otras series animadas que se han ganado la atención y la mirada del público de adultos.

ANDRÉS HOYOS
CULTURA

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sal de la rutina

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.