Salas de cine en el mundo reabren e intentan salir de su agonía

Salas de cine en el mundo reabren e intentan salir de su agonía

Tras tres meses cerradas, ahora enfrentan el miedo del contagio. Autocinemas plantean una solución.

Prueba autocinemas en Bogotá

Prueba de pantalla en los Autocinemas Belisario, en Medellín, próximos a inaugurarse.

Foto:

Alternavista

Por: Sofía Gómez G.
14 de junio 2020 , 12:20 a.m.

¡Vuelve pronto! ¡Te estamos esperando! ¡Te extrañamos, vuelve al teatro! Los mensajes se ven en cientos de carteles que promocionan la reapertura de las salas de cine en Asia, Norteamérica y Europa.

Durante el confinamiento al que estuvo sometida, de forma obligatoria o voluntaria, casi toda la población mundial a causa del covid-19, muchos cinéfilos deseaban este momento para regresar a ver películas en pantalla grande. Sin embargo, la realidad demuestra que el temor es más fuerte que el deseo.

“La gente está asustada”, cuenta Melanie Parker en un artículo de la publicación del entretenimiento 'Variety', que acompaña el reportaje con cifras decepcionantes de asistencia a los Sweet Onion Cinemas que Parker dirige en Vidalia, en Georgia (Estados Unidos), el primer estado que permitió reabrir las salas de cine.

“El fin de semana de reapertura –a principios de mayo– asistieron 34 personas. El segundo fueron 14. Cambiamos la programación e incluimos películas cristianas: llegaron 39 asistentes. Una miseria, si se le compara con la cantidad de gente que venía antes de la pandemia”.

Película Tenet, de Christopher Nolan

'Tenet', la esperada película de Christopher Nolan

Foto:

Warner Bros

Esta época es, habitualmente, una de las mejores para los exhibidores, pues durante el verano llegan a la cartelera los grandes estrenos cinematográficos. No será el caso de este 2020.

Aunque hay dos grandes títulos en pie para lanzarse en julio: 'Tenet', de Christopher Nolan, y 'Mulán', el 'live action' de Disney, se espera que la normalización de la asistencia sea muy lenta.

El mismo artículo expone la difícil situación de una pequeña cadena de cinemas en Vinita, Oklahoma, que a un mes de su apertura ha tenido solamente el 20 por ciento de la ocupación que tradicionalmente recibía en el verano.

Robert Jones, el propietario de dichos cinemas, asegura que el cierre paralizó su negocio. “Cuando cerramos dejamos de recibir dinero, pero las facturas siguieron llegando. No podríamos continuar clausurados y mantenernos en el futuro”.

(Lea también: Los Óscar y los Emmy cambian sus reglas de juego)

“Como muchas otras industrias, la exhibición cinematográfica tendrá un 2020 terrible y un 2021 malo / mediocre. Después vendrá un regreso en firme”, augura el crítico colombiano de cine Mauricio Reina.

Analistas de la firma MoffettNathanson, de Wall Street, predicen que las ganancias por boletería en Estados Unidos caerán a la mitad: de 11,4 mil millones de dólares en 2019 llegarán a un estimado de 5,5 mil millones este año. Eso marca un descenso del 52 por ciento, una cifra que puede ser peor si las producciones continúan retrasando sus fechas de estreno y las aperturas de salas se posponen.

En Colombia, el panorama no es más alentador. Los exhibidores presentaron una propuesta al Ministerio de Salud para que les permita la reapertura y están a la espera de una respuesta. En el caso de la cadena Procinal, cada sala venderá el 50 por ciento de su capacidad, con distanciamiento mínimo requerido entre los grupos familiares (parejas, familias) o personas solas que asistan, además del cumplimiento de todas las exigencias de bioseguridad necesarias, como el uso de tapabocas y los protocolos de ingreso.

“Quisiéramos poder abrir en julio para aprovechar los estrenos internacionales planeados para esas fechas”, comenta Jorge Enrique Gutiérrez, gerente de Procinal Bogotá. “Material va a haber porque los grandes estudios tienen sus producciones represadas. Eso nos va a ayudar, pero entendemos que va a ser muy lenta la recuperación. El hecho de que la operación sea gradual será complejo, pero vamos a intentarlo”.

(Le puede interesar: Protocolos de covid-19 cambiarían escenas de sexo en cine de Hollywood)

Material va a haber porque los grandes estudios tienen sus producciones represadas. Eso nos va a ayudar, pero entendemos que va a ser muy lenta la recuperación

Como sucede en Estados Unidos, Europa o Asia, la confianza es la única boleta de regreso de los espectadores a las salas. A fin de lograrlo, los exhibidores han hecho inversiones millonarias para modificar las estructuras de sus teatros y han invertido en campañas para motivar a los amantes del séptimo arte a volver con todas las precauciones sanitarias.

Por ejemplo, en China, epicentro del nuevo coronavirus, hay carteles en los que aparecen personajes de películas como 'Érase una vez en Hollywood', 'Amélie', 'Taxi Driver' o 'La La Land' sentados en una sala y usando tapabocas.

“Todos tenemos miedo. La desconfianza de ir a los cines es la misma que enfrentan en los estadios, restaurantes, bares... Ahí es clave la seguridad que estamos ofreciendo en nuestros teatros. Para las salas va a ser muy duro porque no solamente vamos a tener la mitad del aforo por fuera”, enfatiza Gutiérrez.

Campaña en cines de Asia

Campaña de los cines de Asia para que los espectadores regresen.

Foto:

Particular

Si las grandes cadenas se encuentran asfixiadas por la crisis, qué decir de las pequeñas salas independientes, como Tonalá en Bogotá, que está a punto de cerrar: “Estamos viviendo el día a día”, comenta el cineasta Salomón Simhon, socio fundador, gestor y director del lugar, que está alquilando películas en internet para sobrevivir. “Lo único claro es que si las cosas se extienden por mucho tiempo, no creo que podamos aguantar”.

(Además: La agonía de Tonalá por culpa del coronavirus)

¿La salvación?

Los autocines son un paliativo a la dura crisis que están enfrentando los exhibidores, a pesar de que su inversión es grande, dadas las limitaciones para lograr una proyección adecuada, en horas de la noche únicamente; el sonido no es envolvente, sino que se transmite por frecuencia radial a cada automóvil, y la logística de operación es compleja, pues los carros deben llegar con la antelación suficiente para ser ubicados de acuerdo con su tamaño.

Claudia Triana, directora de Proimágenes (el Fondo Mixto de Promoción Cinematográfica), expone que para los autocines “no es muy fácil la recuperación porque hay que hacer una inversión en la infraestructura, las pantallas y el lugar, que debe ser amplio. Y se debe cumplir con los permisos y aportes al FDC (que auspicia la producción de cine nacional con base en la taquilla general). Es algo bonito, pero no hay que olvidar las 1.300 pantallas de cine que ya tiene el país y que deben dinamizarse”.

Sin embargo, están listos para su inauguración Unicentro Al Parking, en el centro comercial Unicentro en Bogotá, con capacidad para 110 carros y con el apoyo de Cine Colombia; el de Procinal Antioquia, que operará el autocinema en la terraza del centro comercial Mayorca, en Sabaneta, y la firma Cine Sobre Ruedas que anunció sus aperturas en Bucaramanga, Cali y otra más en el norte de la capital.También están firmes los Autocinemas Cajicá, en el kilómetro 27 en la vía entre Bogotá y el municipio cundinamarqués, y los Autocines Belisario, en Medellín y Envigado.

Pruebas de pantalla en Autocinemas Belisario

La película colombiana 'Tundama' será la inaugural en  Autocinemas Belisario, de Medellín.

Foto:

Alternavista

“Son una opción, pero no será una solución de fondo dado el limitado potencial de asistencia por las características de este medio de exhibición”, asegura Reina.
Aunque son un formato que funciona en la actualidad en varios países, en Colombia vivieron su auge en la década de 1970 y los últimos se mantuvieron vigentes hasta hace unos 20 años, como el ubicado en Piedra Grande, en las afueras de Cali. “Esto del cine es como ir a un estadio a ver un partido o verlo desde la casa. La experiencia de estar en las salas, sin interrupciones, con todo el sonido, la geometría y acústica del lugar, con toda la inmersión de formatos como Imax. Eso no lo consigues sino ahí”, comenta, con nostalgia, el gerente de Procinal.

Lo que suceda en las próximas semanas definirá el futuro de la exhibición y la forma cómo se siguen consumiendo las películas en Colombia: en salas, autocinemas o 'streaming'. Ante las dificultades, se combinan todas las formas de lucha.

Dago García, reconocido productor de las comedias colombianas más taquilleras, reconoce que nada supera la experiencia de ir al cine. “Es un evento que jamás va a ser reemplazado por una pantalla pequeña, pero en vista de lo que está sucediendo es una alternativa”, dice, con tres películas que la pandemia le obligó a dejar en remojo. “Nosotros no estamos descartando nada, si llega el momento y hay que estrenar en 'streaming', pues tocará hacerlo”.

SOFIA GÓMEZ G.
Redacción Cultura
En Twitter: @s0f1c1ta

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.