Secciones
Síguenos en:
Pulp Fiction celebrará sus 26 años como película de culto
Pulp Fiction

El filme de Quentin Tarantino, 'Pulp Fiction', fue prohibido en Malasia por su contenido violento.

Foto:

Miramax Films

Pulp Fiction celebrará sus 26 años como película de culto

La cinta se estrenó el 21 de mayo de 1994, en el Festival de Cannes. Es un clásico

Muchas carreras del elenco actoral de Pulp Fiction dieron un giro después de esta película. Empezando por la de Quentin Tarantino, que con esta película pasó de ser un director de cine prometedor a convertirse en un autor de culto, junto con todas sus obras, pasadas y presentes y futuras (porque además ha dicho que hará un número muy limitado de filmes y al parecer no ha decepcionado a sus seguidores con lo que vino después).

(Puede interesarle Marvel Studios presenta un adelanto de sus próximas películas). 

También Uma Thurman entró con ella al selecto grupo de divas del cine. Y un John Travolta que había pasado hacía años por un cuarto de hora que parecía irrecuperable tuvo su triunfante regreso haciendo el papel de Vincent Vega, un asesino profesional cuyo jefe lo pone al cuidado de su hermosa esposa (Thurman), cuyo fin es absolutamente paradógico en comparación con su oficio.

Esta historia narrada en una forma no cronológica, a manera de un rompecabezas que el espectador va construyendo, a la par que se maravilla por la forma como encajan las conexiones tiene muchas escenas icónicas que - con todo y diálogos- quedaron para la historia del cine: Esta charla entre Vega y Jules Winfield (Samuel L. Jackson) acerca de cómo le dicen en París al a Bic Mac, por ejemplo.

(Además: Grandes directores que ganaron el Óscar con películas no tan conocidas).

Y está el baile de Travolta y Thurman, además de ese momento peligroso en que todo indica que la esposa del jefe y el guardaespaldas están a punto de hacer justamente lo que no deben. Ella pone la música y él, en el baño, ensaya cómo dirá que no sin ofender.

De esta se deriva otra imagen que nadie olvida: la de Mía (el papel de Thurman), que mientras espera se ha drogado con una dosis de más, tratando de ser salvada de una sobredosis, cuando le clavan una jeringa que podrá rescatarla en el corazón

Tampoco a Bruce Willis le va mal en el papel del boxeador al que le pagan por perder y en vez de cumplir termina enviando a su contendor a la otra vida. Y están los momentos brillantes de Jackson: cuando interpreta estar ileso tras una balacera de la que era imposible quedar vivo como un mensaje divino y su encuentro final, ya convencido de su propósito más alto, con los asaltantes de la cafetería que aparecen en la primera escena.

La cinta obtuvo el Oscar y el Globo de Oro a mejor guion original, además de llevarse la Palma de Oro en Cannes, hace 26 años, en su presentación de estreno. Tanto tiempo desupués, no deja de fascinar a quienes vuelven a ella cada cierto tiempo.

REDACCIÓN DE CULTURA
EL TIEMPO
@CulturaET

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.