Secciones
Síguenos en:
Los grandes 'segundones' de la televisión colombiana
El cuartel de las feas, de Yo soy Betty, la fea, todavía es recordado.

El cuartel de las feas, de Yo soy Betty, la fea, todavía es recordado.

Foto:

RCN

Los grandes 'segundones' de la televisión colombiana

FOTO:

RCN

La Tía Cena, Mirando Zapata o Daniela Franco han sido el alma de muchas producciones nacionales.

Dice Ómar Rincón, nuestro crítico de televisión, que el 'rating' de las telenovelas colombianas no jala tanto por las historias centrales, sino por las secundarias, “por las que tienen el humor, la colombianada”.

“Hay ejemplos contundentes, como el ‘cuartel de las feas’, de 'Yo soy Betty la fea', Freddy, el mensajero, y hasta el vigilante, que era bastante esporádico. La rompieron. Y los seguimos recordando”, sostiene Rincón.

Los ejemplos son muchos. Desde los programas de los años 80, esos que las nuevas generaciones poco recuerdan, como la irrefutable tía Cena (Séfira del Carmen Martínez), de 'Caballo viejo', representada por la gran Consuelo Luzardo, que en 1988 hizo escribir hasta a columnistas políticos y económicos porque, primero, parecía sacada de un guion de Gabriel García Márquez y, segundo, porque era el eje de una producción que sin ella tal vez no hubiera logrado tanto éxito. 

(Lea también: Los 90 años de Julio E. Sánchez Vanegas, visionario de la TV).

Consuelo Luzardo, como la tía Cena.

Consuelo Luzardo, como la tía Cena.

Foto:

Archivo EL TIEMPO

Se leía en esos días, incluso, en opinión de un crítico de cine, que si Fellini hubiera visto esa caracterización, hubiera volado al tercer mundo por Luzardo.

“Lo importante y lo bueno es que aquí tenemos muchos actores que saben hacer bien ficción y son una garantía donde estén”, dice Mario Morales, defensor del televidente del Canal 1 y docente universitario.

“Ramsés Ramos, por ejemplo, es un 'hit'. Los demás actores le creen y lo respetan por su formación, por su carácter en escena. No ha sido protagónico, pero su trabajo es su respaldo”, sigue.

Y solo hay que recordar que en el 2013 estuvo en cuatro telenovelas al tiempo en la franja estelar: 'El día de la suerte' (Naomí, un travesti), 'La selección' (Francisco Maturana), 'Allá te espero' (el boricua-gringo Ómar) y '5 viudas' (Pirateque, un abogado bastante lento), todos distintos. 

(Le puede interesar: 'A uno se le revienta el disco duro, y para el manicomio')

Mención aparte tienen sus caracterizaciones en las producciones que se repiten actualmente, 'Diomedes, el Cacique de La Junta' y 'El Joe, la leyenda', ambos costeños, uno periodista y otro, músico, con un gran trabajo detrás.

Es que aquí, al menos los hombres, todos saben hacer reparto, en su mayoría, hasta don Armando era reparto en Betty, por eso, cuando queremos galanes hay que traerlos, y yo pienso que eso es hasta bueno. Las mujeres, por su parte, son geniales donde las pongan”, dice Rincón.

“Además, es un tema de formación –agrega Morales–, porque tenemos gente que hace lo mismo y así ha vivido, mientras otros han recogido la tradición de sus padres, como los Benjumea, que siempren presentan una propuesta distinta. Tanto Marcela como Ernesto. Y su esposa, Katherine Vélez, a la que nunca la he visto repetir”.

Es que aquí, al menos los hombres, todos saben hacer reparto, en su mayoría, hasta don Armando era reparto en Betty, por eso, cuando queremos galanes hay que traerlos

Esta tendencia se vio además en novelas como 'El Divino', basada en una obra de Gustavo Álvarez Gardeazábal y adaptada por Caracol en 1987, en la que hubo actores que ‘la sacaron del estadio’: Delfina Guido, como la Chuma y su famosa frase de ‘Telecom Ricaurte’, y Carlos Barbosa como Eurípides, el peluquero gay, en uno de las primeras inclusiones de esta comunidad en la TV.

Y, como agrega Morales, ha habido hasta secundarios casi terciarios, como el ‘Pequeñín’ Obregón, de 'Vuelo secreto', un personaje esporádico representado por Enrique Carriazzo que eclipsaba temporalmente al gran Osvaldo de Ramiro Meneses, el rey del reparto en ese seriado humorístico. 

(Lea además: Margarita Rosa le recuerda a Amparo Grisales cuando se besaron en TV)

Por su parte, el libretista Miguel Ángel Baquero vivió el éxito de varios de los personajes secundarios de una de sus creaciones, 'Chepe Fortuna', novela en la que, incluso, uno de ellos dio para tener serie propia. Se trató de la caracterización de Lucas de la Rosa, interpretado por Rodrigo Candamil, que se convirtió en 'Casa de reinas'.

“Yo aprendí de maestros como Fernando Gaitán, Bernardo Romero Pereiro, Julio Jiménez y Mónica Agudelo, entre otros, con algunos directamente y a otros los estudié, entendiendo que todos los personajes tienen voz. De hecho, cada vez que hago algo, a la hora de grabar piden por lo menos 40 micrófonos porque todos mis personajes hablan”, dice.

De esta producción resaltan, además, los personajes de Leyla (Mónica Layton), Venezuela (Omeris Arrieta) y la Celosa (Lorna Cepeda). “Yo a Leyla la puse coja, contestona y que cada que apareciera aportara algo. Mónica hizo un personaje contundente, se quedaron sus frases, como ‘yo soy linda’ ”.

En 'Don Chinche', comenta Rincón, Eutimio Pastrana Polanía tuvo una voz impresionante gracias a Hernando Casanova, “en un programa en el que todos los personajes sobresalían”.

Y en la primera versión de 'Azúcar', Vicky Hernández logró una gran la tía Raquel Vallecilla, y Alberto Valdiri con Santiago Solaz.

Eso sin hablar del Fercho Durango, de 'Gallito Ramírez', que hizo Bruno Díaz “y quedó con esa caracterización de por vida. Fue su graduación universitaria”, dice Rincón.

A continuación y en tono de nostalgia, algunos de los personajes secundarios más importantes de nuestra pantalla.

1. Mirando Zapata, de ‘El inútil’

Víctor Mallarino representó a Mirando Zapata, un personaje que los seguidores de esta novela amaron y que puso de moda el verbo ‘colocar’. Su rol fue uno de los motivos para que en ese momento el Caro y Cuervo hiciera un estudio del lenguaje de las telenovelas.

2. Marcela Benjumea, en 'Amor sincero'

La actriz fue Yamile Caicedo, la mamá de Marbelle; sin duda, el mejor personaje en su carrera. Tras la repetición de la serie, Marbelle contó que para ella fue muy importante estar al lado de Benjumea, pues se trató del mejor homenaje a su mamá.

3. Lorna Cepeda, en 'Yo soy Betty, la fea'

La famosa ‘peliteñida’ de la historia de Fernando Gaitán dejó frases que aún se repiten, como ‘Yo estudié seis semestres en la San Marino’. Otro gran personaje de esta telenovela fue don Hermes, el papá de Betty, representado por Jorge Herrera. Su ‘el diablo es puerco’ aún se oye.

4. Daniela Franco, en 'Padres e hijos'

Durante años, Ana Victoria Beltrán le dio vida a Daniela Franco en 'Padres e hijos', un personaje que definitivamente la marcó. Los televidentes se dividían entre los que la querían y la odiaban, y hasta envidiaban, porque se ‘casó’ con churros de la TV nacional.

5. La vieja Sara, de 'Escalona'

Judy Henríquez fue esta mujer, cuya muerte, contó Henríquez en este diario, "fue con un 'show' enorme porque quiere que Escalona le prometa que se va a casar con la Maye”. Durante varios meses estuvo en Valledupar aprendiendo el dejo de las mujeres de esa ciudad.

6. Laisa Reyes, de 'Los Reyes'

“Por supuesto que claro que sí” era una de las frases estrella de Endry Cardeño con su personaje de Laisa Reyes en 'Los Reyes'. Y allí, según Mario Morales, se destacaron además Julián Román y Connie Camelo con sus caracterizaciones humorísticas.

7. Miguel Tejeiros, el malo de 'Café'

Detestado por todos, Miguel Tejeiros fue uno de los personajes más siniestros de la telenovela de Fernando Gaitán y que logró muy bien el actor Santiago Bejarano. Igualmente, Constanza Duque hizo un gran personaje como la mamá de Gaviota.

8. Luis Eduardo Arango, en 'Me llaman Lolita'

Jhonnie ‘Joni’ Caicedo, el personaje de Luis Eduardo Arango, tenía frases famosas, entre ellas ‘Oíste, yo nací de noche, pero no anoche’. También hizo un gran personaje de 'Romeo y Buseta', un conductor de bus hincha del Nacional con un gran humor.

9. La Nena Tuta, de 'Romeo y Buseta'

La actriz Cristina Penagos logró uno de los personajes más importantes de su carrera como la ‘Nena’ Tuta, que se caracterizaba por su bigote, por tener prácticamente una sola ceja y su peinado punqueto. Vivía entre los regaños de su papá y su hermano.

10. El costeño de 'Dejémonos de vainas'

Siempre que aparecía o decía algo, le contestaban con un ‘costeño tenía que ser’. Representado por Édgard Palacio, tenía una gran incidencia en la familia Vargas, así como personajes como la prima Dona (Genoveva Nieto) y Josefa (Maru Yamayusa).

11. Marquitos, de 'La ley del corazón'

El personaje de Juan Pablo Barragán en 'La ley del corazón' le dio a esta serie, una de las más exitosas de RCN en tiempos recientes, el toque auténtico: buen hijo, buen abogado, buen amigo y con muchos deseos de progresar, como el colombiano general.

CULTURA

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.