Secciones
Síguenos en:
'Al Profesor Súper O le saca canas que la gente escriba 'ke''
'Profesor Súper O’ es uno de los programas más premiados en el India Catalina: ha ganado cuatro estatuillas para la ortografía.

'Profesor Súper O’ es uno de los programas más premiados en el India Catalina: ha ganado cuatro estatuillas para la ortografía.

Foto:

RTVC

'Al Profesor Súper O le saca canas que la gente escriba 'ke''

FOTO:

RTVC

Nueva temporada por Señal Colombia. Hablan Martín de Francisoco y Santiago Moure.

"Hay tres cosas de la era tecnológica que al Profesor Súper O y a mí me sacan canas: poner ‘que’ con k, en aras de la rapidez; los emoticones, que son muy usados con el cuento de que se trata de simplificar los tiempos, y el dequeísmo. ¡Ah!, también el uso de las comas es uno de los desaciertos más fuertes, idiomáticamente hablando”, dice Santiago Moure, la voz del Profesor Súper O, el programa de Señal Colombia que lucha por la buena ortografía.

Y en esta temporada, que comienza el 4 de junio a las 11:55 a. m., a eso se dedicarán Súper O, originario del Pacífico colombiano, y su fiel amiga Sevichica: a revisar la ortografía de lo que se publica en redes sociales y páginas web, que espanta al superhéroe ortográfico.

Profesor Súper O es una de las producciones más reconocidas de Señal Colombia, ganadora de cuatro estatuillas India Catalina y finalista en la categoría mejor programa infantil en los Premios Kidcom Iberoamérica.

Además de Moure, en la serie animada están Martín de Francisco, que le da su voz a Sevichica; Hernán Zajec como director general, Antonio Guerra como director creativo, y un equipo de ilustradores, editores, músicos y actores de voces que apoyan esta aventura.

Para empezar a hablar del idioma, De Francisco niega esa idea de que en Colombia se habla el mejor español de Iberoamérica. “Eso fue un mito. Alguna vez se habló de eso por los importantes miembros de la Academia de la Lengua, pero en Colombia no se habla bien. Además, hay una cantidad de acentos, una cantidad de paisitos, algunos incomunicados entre sí, donde tenemos muchos modismos. Todo eso enriquece el lenguaje y la cultura de los colombianos, pero no se habla ni el mejor ni el más puro español”.

Con esto claro, cuentan que la labor de Súper O es estar encima de los errores “y uno de los que le quitan la paz es cuando el verbo haber denota existencia y se pluraliza, entonces, uno oye que dicen: ‘habían muchas personas’ y no, se dice ‘había muchas personas’”, afirma Moure.

Súper O bate su capa desesperado, cuentan De Francisco y Moure, cuando oye “ ‘está detrás mío’ y se debe decir ‘está detrás de mí’, o cuando dicen ‘accequible’, palabra que no existe, y lo correcto es ‘asequible’. Él no puede con eso”.

En esta temporada, además, Súper O mostrará que ‘la red con más errores puede ser Facebook, pero los desaciertos ortográficos son generales en todas las redes sociales: no se hace buena puntuación y hay problemas de tildes. Así las cosas, el profesor Súper O está pescando muchas veces en un fárrago (cúmulo de ideas o expresiones confusas, inconexas o superfluas) o en fango. En esos lodazales viscosos se pueden ver esos horrores y errores idiomáticos”, comenta Moure.

Porque Súper O madruga a buscar errores todos los días, pero no se queda ahí. “Él también está creando platillos con Silveria (la Sevichica), y está pendiente de hacer del Chocó y de Quibdó territorios de desarrollo. Trabaja para su región, para su restaurante y para crear nuevas naves, que es otra de sus aficiones”.

Este héroe no olvida de dónde viene y así vaya por el mundo y se la pase buscando gazapos, el Chocó, su terruño, siempre es su prioridad.

De hecho, este personaje está inspirado en el “señor Temístocle, de Quibdó, que trabajó con mi abuela muchísimos años, era un señor cultiparlante que andaba con corbatín, era un tipo muy refinado, querido, amable y agradable. Fue una persona muy importante para nosotros en Cali”, dice De Francisco.

Y hoy, muchos años después, Temístocles sigue viviendo, convertido en Súper O, uno de los personajes más queridos de los seguidores de la ortografía.

(Le puede interesar: Emisoras en frecuencia de paz)

Él, que no es acartonado, sino divertido, sabe que “en las redes llenas de cambios de nombres, como JorgIván (como nombran ahora al alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina) y todas esas arrobas que se inventan, algunos lo hacen para esconder una identidad y poder ser más cáusticos, más críticos, más corrosivos. Otras personas lo hacen porque se deben proteger, ya que no estamos en un país fácil, donde muchas veces levantar la voz puede ser riesgoso. A Súper O, a veces esas cosas no le gustan, pero él se va adaptando y es amable ante el criterio diferente. Es bastante respetuoso”.

Otra de las funciones del programa es acudir a la necesidad de no olvidar. “En Colombia tenemos muy buena memoria para el olvido. Olvidamos que aprendimos a hacerlo bien y lo volvemos a hacer mal; por lo que Súper O debe insistir hasta que no cometamos más errores idiomáticos; o por lo menos tecnológicos, su supermisión en esta temporada”, dice Moure.

También puede leer: Laura Londoño: 'Prefiero trabajar con botas pantaneras')

Y entretener: “Creo que la mejor manera de aprender es entreteniéndose, por eso yo nunca aprendí nada en el colegio, porque era lo más parecido a una prisión”, termina.

CULTURA
EL TIEMPO

Otros temas que pueden interesarle:
Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.