Secciones
Síguenos en:
Netflix estrenó una película sobre el dolor de perder a un hijo
Fragmentos de una mujer

Fragmentos de una mujer, con Shia Labeouf y Vanessa Kirby.

Foto:

Netflix

Netflix estrenó una película sobre el dolor de perder a un hijo

FOTO:

Netflix

Se trata de 'Fragmentos de una mujer', protagonizada por Vanessa Kirby ('The Crown').

Vanessa Kirby se convirtió en la princesa Margarita en dos temporadas de la serie The Crown; luchó cuerpo a cuerpo con Dwayne Johnson y Jason Statham en la alocada cinta de acción Hobs & Shaw y está rodando dos nuevas producciones de la saga cinematográfica de Misión Imposible, pero ella sentía que no había llegado un papel que la estremeciera de verdad.

Hasta que tuvo en sus manos el guion de Fragmentos de una mujer. Lejos de la pirotecnia visual o las intrigas de poder de la realeza que la dieron a conocer en todo el mundo, Kirby encontró en ese drama, que ya está disponible en Net-flix, una respuesta a sus expectativas.

Lo invitamos a leer: 50 películas para ver en la nueva cuarentena

“Desde que interpreté a Margarita he tenido muchas ganas de hacer algo tan exigente y desafiante. Algo que me asustara, porque interpretar a Margarita sí lo hizo”, recordó Kirby en una charla con la revista Vanity Fair durante el Festival de Cine de Venecia el año pasado, en el que, además, ganó la Copa Volpi por su interpretación.

Fragmentos de una mujer es una historia demoledora en la que Martha (Kirby) lidia con el dolor de perder a su bebé recién nacido luego de un trabajo de parto en casa. La trama revela ese proceso intenso de dolor y, sobre todo, de redescubrimiento de la protagonista y las fracturas emocionales que vive con su pareja y su familia.

Pero no es una película contada desde el exceso del melodrama o la tristeza, ya que propone una narrativa que da espacio a otros conflictos y un retrato muy orgánico de lo que significa lidiar con una situación extrema y aguantar el escrutinio de los que están alrededor.

Fragmentos de una mujer

Martha (Kirby) lidia con el duelo, la aceptación y la sanación. 

Foto:

Netflix

Sumado a un interesante proceso de producción en el que se destaca que los primeros 30 minutos de la historia se rodaron de manera continua y ella asumió todo el peso emocional y físico que demanda la historia.

Realmente esa fue una de las razones que llamaron la atención de Vanessa Kirby para decidirse a llevar su primer protagónico en un largometraje. Además del hecho de que ella no ha tenido hijos.

Lo invitamos a que lea: Diez películas en las que el mundo quedó arrasado

Luego de ese inicio abrumador, Fragmentos de una mujer decide enfocarse en el verdadero proceso de duelo, aceptación y sanación.

“Cuando hablé con mujeres que pasaron por esa situación, me decían que cualquier cosa que imaginara era mucho peor que cómo se siente en la vida real. Que era más perturbador que cualquier cosa que pudiera imaginar, por lo que supe que tenía que sumergirme en el dolor de una forma mucho más extrema que lo que lo he podido experimentar en mi propia vida”, recordó en una entrevista con el diario La Vanguardia.

Kirby, que a veces con solo una mirada o un gesto logra conectarse con el espectador, también es testigo de una de las más precisas y mejores actuaciones de Ellen Burstyn, la gran actriz de 88 años, recordada por sus trabajos en El exorcista y su inolvidable papel de una madre adicta en Réquiem por un sueño, entre otras producciones.

Aquí se convierte en Elizabeth, la madre de Martha, y es la fuente de otro de los conflictos que desarrolla la película. Burstyn tiene uno de los diálogos más impactantes de Fragmentos de una mujer, y tanto su trabajo como el de Kirby ya han comenzado a ser comentados para tener en cuenta, ¿por qué no?, para premios como el Óscar.

Fragmentos de una mujer

Vanessa Kirby (derecha) tiene casi todo el peso de la historia, con una actuación impresionante que no cae en excesos.

Foto:

Netflix

La producción fue dirigida por Kornél Mundruczó y escrita por su pareja, Kata Wéber, quienes tomaron como punto de partida una experiencia personal de pérdida. Ambos fueron los artífices en 2014 de White God, un ejercicio de suspenso en el que se contaba la travesía de un perro que es abandonado a su suerte y termina siendo el líder una manada que confronta a sus dueños, en una metáfora acerca de los prejuicios sociales.

También puede leer: ¿Estos son los seguidores de Trump? Supremacistas blancos en el cine

Fragmentos de una mujer

Ellen Burstyn interpreta a la madre de la protagonista.

Foto:

Netflix

En Fragmentos de una mujer, el asunto es más conciso y su referente es la transformación. Es cierto que tras un inicio poderoso, la película desacelera un poco su impulso más adelante, pero gracias al trabajo de Vanessa Kirby y Burstyn, el ritmo no decae y termina siendo una historia interesante, profunda y audaz.

CULTURA 
@CulturaET

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.