Momentos de tensa calma / Opinión

Momentos de tensa calma / Opinión

‘El seductor’ es la más reciente cinta de la directora estadounidense Sofía Coppola.

Película 'El seductor'

Colin Farrell (izq.) junto a Elle Fanning protagonizan este drama de la directora Sofía Coppola.

Foto:

Cortesía UIP

29 de octubre 2017 , 12:25 a.m.

No obstante vivir en medio de una prolongada guerra civil, y más cuando se oyen los cañones a lo lejos, siete mujeres de diferentes edades permanecen recluidas en una bella mansión campestre dedicadas a mezcladas actividades. Ellas danzan, tocan el piano, rezan y recitan sus lecciones, bordan, cocinan y recogen hongos o manzanas. Al descubrir en sus boscosos linderos a un atractivo soldado herido del bando contrario, los deseos reprimidos se desatan y todas modifican sus rutinas por cuanto disfrutan o se inquietan con la presencia del encantador huésped que bien podría ser el ángel exterminador.

La sinopsis anterior concierne a una segunda versión filmada de la novela ‘The Beguiled’, de Thomas Cullinan. Inicialmente se publicó con el equivalente traducido de ‘Un diablo pintado’, y fue adaptada por el director de acción Don Siegel, con Clint Eastwood como único actor masculino en 1971 —año del nacimiento de su ahora directora Sofía Coppola—. Si en España se lo conoce por ‘La seducción’, y en los cines de nuestro continente es… ‘El seductor’, este último nombre anula por definición su mirada femenina.

Pero las discusiones en torno a tan bonita producción de American Zoetrope, aunque su historia sea débil, van más allá para remontarse a su presentación oficial en Cannes, donde la Coppola recibió la distinción como única mejor directora por segunda vez en sesenta años. Tachada de haber blanqueado su relato en el contexto de la Guerra de Secesión, por cuanto el distinguido internado para señoritas sureñas —simpatizantes ellas del ejército confederado— se recrea sin tocarse el tema del abolicionismo y habiendo sido suprimidos los roles fundamentales de una esclava negra.

La hija consentida de Francis Ford ha demostrado en tres o cuatro ocasiones su autoría y frívola mirada feminista. Desde su ópera prima —la perturbadora representación de ‘Las vírgenes suicidas’—, en 1999, y la deslumbrante puesta en escena anacrónica de ‘María Antonieta’ siete años después. Por eso, su delicada y muy sutil adaptación del melodrama original se centra en ambiguas atracciones ejercidas por damas o damitas de diversas condiciones humanas ante su fascinante y educado contendor.

Celos, venganzas, rivalidades y ansiedades contenidas… Por obra y gracia de una preciosa factura fotográfica y ambientalista, es posible que olvidemos sus tensiones dramáticas o pasionales para maravillarnos con bosques de niebla en tonalidades monocromáticas, espléndidos interiores de luminosos destellos e impecables vestidos. Además, el reparto fuera de serie incluye a las bellas Nicole Kidman, Kirsten Dunst y Elle Fanning; así como al galán irlandés Colin Farrell, quien esta vez no necesitó actuar.

MAURICIO LAURENS
maulaurens@yahoo.es

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.