‘Rodé con leones en Sudáfrica durante tres años y los vi crecer’

‘Rodé con leones en Sudáfrica durante tres años y los vi crecer’

La actriz francesa Melanie Laurent recuerda su trabajo en la cinta ‘Mia y el león blanco’.

Película ‘Mia y el león blanco’

Melanie Laurent (izq.), Ryan Mac Lennan, Daniah De Villiers y Langley Kirkwood posan junto al pequeño Charlie.

Foto:

Cortesía Cine Colombia

Por: Cultura
13 de enero 2019 , 10:20 p.m.

Luego de dirigir el filme ‘Galveston’, un imponente thriller acerca de un asesino a sueldo que al sufrir una enfermedad terminal sufre una transformación radical y violenta en su vida, la realizadora y actriz francesa Melanie Laurent reaparece –ya no detrás de cámaras–, sino como una de las protagonistas de una historia radicalmente opuesta que se desarrolla en ‘Mia y el león blanco’.

La producción, que se encuentra en las salas de cine del país, muestra la amistad de una niña con un león, luego de que su familia se traslada de Londres a África. Un ámbito perfecto para revelar otro matiz de ese registro actoral tan dinámico que ha demostrado Laurent, que el próximo 23 de febrero cumplirá 36 años.

A ella muchos la recuerdan como esa dueña de un cine que decide incinerar a un grupo de nazis durante una proyección en ‘Bastardos sin gloria’ o la irreverente novia de un hombre que tiene una insólita relación con su padre en la comedia Begginers, solo por nombrar algunas.

Pero en ‘Mia y el león blanco’, Laurent se sumerge en una aventura familiar en la que se gesta también un mensaje orientado a crear conciencia alrededor de la protección de la naturaleza y los animales, precisamente, uno de los temas que más llamó la atención de la intérprete, quien así lo reconoció en una entrevista a la que tuvo acceso EL TIEMPO.

¿Cómo llegó el proyecto a sus manos, qué la hizo escogerlo?

Sucedió muy rápido. Conocí el guion. Me imaginé a los leones, el rodaje en Sudáfrica, esta experiencia muy singular. Me gustó mucho la historia y se me hizo muy importante hablar del tema que toca: la masacre de los leones.

Es una actividad particularmente repugnante e injusta cuando los turistas visitan estos lugares; no cabe duda de que los leones que los enternecen se venderán más adelante a los cazadores.

Es impactante, ya que los leones son una especie en peligro de extinción...

Sí. No sabía que quedaban tan pocos. No sabía que uno hasta puede hacer ofertas, incluso en sitios protegidos, para poder dejar entrar a los cazadores a las reservas, a drogar los animales y matarlos.

¿Ese mensaje conectaba su sensibilidad con el tema?

A mí me encanta cuando una película para niños, sea animada o no, permite hablar sobre un tema real con ellos luego de verla. Cuando pienso en esos cazadores que posan en la portada de la revista con una jirafa muerta a sus pies, o ese dentista americano que fue a matar a un león, o en quienes pagan miles de euros para poder matar a un animal salvaje a tres metros, me pregunto por la infancia que tuvieron.

Cuando eres padre y tus hijos ven una película como esta, tienes un enfoque fuerte con el que puedes hacer cambiar las cosas.

Este fue un proyecto de largo aliento. ¿Cómo fue grabar una película a lo largo de tres años?

¡Fue genial! En primer lugar, porque era a partir de sesiones pequeñas. Entonces, éramos un pequeño equipo, que llegó a ser como una segunda familia. Tuvimos una breve cita mágica cada año. Gilles de Maistre (el director del filme) me mandaba videos durante el año, pero aún así, era raro: aterrizaba y la casa había cambiado, los niños habían crecido, los leones habían crecido y yo... estaba más vieja (bromea).

Qué puede decir de Alice Owen, su personaje...

Yo soy la mamá francesa de la historia, que aceptó, por amor, irse a vivir en Sudáfrica, a pesar de que no es todo lo que ella quiere. Nuestra familia llega de Londres y se encuentran en una casa un poco destartalada, con un montón de cosas por hacer.

¿Y de la experiencia de ser madre de Mia, su hija en el filme, puede describir un poco más ese trayecto?

Lo interesante, es que cuando la conocemos, ella tiene 11 años: es una niña, pero ya muy rebelde. Forja un vínculo con este león, Charlie. Mia se convierte en una madre también, de alguna manera, y se encuentra en un entendimiento muy emocional con él, y con el deseo de proteger a este animal, incluso si esto significa ponerse en peligro y hasta poner en peligro a su familia. Es un viaje muy bonito.

¿Cómo fue su encuentro con los leones?

Tengo recuerdos de arañazos que duraban meses porque los cachorros les dio por querer mutilarme el brazo... Pero no sé si hay algo en el mundo más adorable que un león blanco de bebé...

Sin embargo, ¿la película se llevó a cabo en condiciones esencialmente agradables?

Sí, por el hecho de que éramos un equipo muy pequeño y eso significó que todo el mundo pusiera su granito de arena. Recuerdo que improvisamos mucho, estábamos jugando con nuestros propios temores, rodamos muy rápidamente, sobre el terreno, porque dependía de los animales y vivimos cosas increíbles todo el tiempo (...). Creo que nunca habríamos conseguido estas cosas si hubiéramos tenido que usar el tiempo para configurar escenas de la manera tradicional. Teníamos un director que estaba grabando al mismo tiempo que nosotros estábamos metidos en un baile que duró tres años. Un ‘ballet’ alrededor de los leones.

¿Precisamente, qué destaca de trabajar con él, el director Gilles de Maistre?

Él tenía que administrar la grabación, los leones y los niños, además de los adultos, pero nunca lo sentí estresado. Él sabe exactamente lo que quiere y consigue cosas bastante extraordinarias. Fue un sueño, esta grabación. Cuando sea una persona mayor, podré decir: ‘Rodé con leones en Sudáfrica durante tres años y los vi crecer’.

¿Cuál es su mejor recuerdo de la película?

Estábamos en el carro, cruzamos un pequeño puente, teníamos jirafas a un lado, hipopótamos al otro y, de repente, la vegetación se empezó a mover: un elefante bebé se apareció y cruzó delante de nosotros. Yo no podía dejar de llorar. Uno se siente pequeño delante de tanta belleza. Es importante despegarse un poco en el rodaje, para poder manejar algunas emociones, porque todo lo que uno siente se abre un camino en la actuación.

CULTURA
En Twitter: @CulturaET

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.