‘Puedo decir que de niña dormía en los palcos del teatro Colón’

‘Puedo decir que de niña dormía en los palcos del teatro Colón’

María Cecilia Botero será homenajeada en el Ficci con el 'Premio a Toda una Vida'.

María Cecilia Botero tiene un hijo, Mateo, de su matrimonio con el director argentino David Stivel y quien se dedicó a la dirección de cine y TV.

María Cecilia Botero tiene un hijo, Mateo, de su matrimonio con el director argentino David Stivel y quien se dedicó a la dirección de cine y TV.

Foto:

Héctor Fabio Zamora. EL TIEMPO

Por: Cultura
12 de marzo 2020 , 07:58 p.m.

El que crea que María Cecilia Botero no es una gran actriz, que mire su personaje de Beatriz en Enfermeras, de RCN.

“Qué jartera de vieja, ¿cierto? Menos mal que escogí ser buena en la vida. Cuando grabo con Sebastián Carvajal (Carlos en la serie), siempre le digo antes de empezar: ‘Yo te quiero mucho, me pareces divino, pero toca’ ”.

E inmediatamente se transforma en una mujer odiosa que no quiere que su yerno, que ya es viudo, sea feliz, y al que le pone piedras en el camino por todo.

Así es la disciplina de esta mujer que desde hace 50 años es actriz y este 14 de marzo, en el marco del Festival Internacional de Cine de Cartagena, recibirá el galardón Víctor Nieto a Toda una Vida, en la premiación de los mejor a la televisión que hace el Ficci.

El premio, afirma Botero, “llega en un momento perfecto, y además lo recibo en vida, que es lo importante”, agrega.

Porque, entre otras cosas, no es solo el reconocimiento a su vida como actriz de cine, teatro y televisión, sino también como empresaria del entretenimiento y hasta como presentadora de noticieros. “He pasado por todo el espectro de los medios, incluido hacer radio, talk show y magazines”, dice.

Por eso piensa que en medio de su carrera lo que más ha construido es credibilidad. “Hace 28 años, cuando presenté CM&, el mundo era distinto y, aunque no soy periodista, logré llegar a la gente”.

Nacida en Medellín, viene de una familia de artistas. Su papá fue Jaime Botero Gómez, “un hombre muy inquieto por la cultura y el arte, que se preocupó porque mis hermanos y yo leyéramos”, dice.

Luego llegó el teatro, pues, aunque Jaime Botero trabajaba “como ejecutivo en empresas, siempre tuvo la inquietud de estar en montajes, y cuando había festivales en el teatro Colón estábamos a su lado desde los ensayos; por eso, yo digo que dormí en los palcos de este sitio emblemático”.

Después fue a la televisión con el Teatro popular Caracol, “un espacio donde mi papá presentaba obras de la literatura universal y en el que hablaba del autor y de su importancia”, dice.

No es solo el reconocimiento a su vida como actriz de cine, teatro y televisión, sino también como empresaria del entretenimiento y hasta como presentadora de noticieros

Casada con el productor, escritor y director David Stivel durante diez años (desde 1982 hasta 1992, año de la muerte del argentino), Botero tiene un hijo, Mateo, que heredó el talento familiar.

María Cecilia Botero empezó su carrera como actriz el día en que Gabriel Figueroa, director y fotógrafo de la telenovela María (1972), la convenció de que sería una de las mejores. “Yo pensé que iba a ser un pasatiempo y que lo podía combinar con la carrera de antropología, que inicié, pero tuve que decidir y me quedé en la actuación”.

Y en ella ha hecho, además, personajes como el de Alicia, en La vorágine; Filomena, en Lejos del nido; Manuela Sáenz, en Bolívar, el hombre de las dificultades; la Frívola, en El hombre de negro; María Cándida, en La pezuña del diablo; Yadira la Ardiente, en Caballo viejo, y Sándalo Daza, en Música maestro, entre muchos otros.

“A media que iba creciendo iba teniendo personajes que me ayudaban a madurar. Pero cuando quedé en embarazo de Mateo sí pasó algo: dejé las caracterizaciones de niña y llegaron las de mujer. El del giro fue el de La pezuña del diablo, donde yo, con 27 años, era una joven de 17. Al nacer mi hijo, la madurez fue acelerada y llegó Yadira la Ardiente. Eso fue clave”.

En su vida, además, probó como empresaria. Aunque esta etapa le trajo satisfacciones profesionales, con personajes como Peter Pan, en lo económico no funcionó.

“Resulté buena productora pero mala negociante. Además, siempre he pensado que yo me adelanto a muchas cosas y si hubiera esperado unos años, a lo mejor me hubiera ido mejor. Pero creo que abrí una puerta que luego Misi agarró muy bien, pues, de hecho, quienes trabajaban conmigo luego lo hicieron con ella. De todos modos, no cambio haber cantado y bailado y musicales, y David, que era un maestro maravilloso, me hizo saber que podía hacer muchas más cosas”.

Mateo, su hijo, empezó como actor y tuvo éxito en la comedia Conjunto cerrado, del que fue protagonista a los 9 años, “pero a esa edad el peso de la fama no le gustó y cuando creció se decidió por la dirección”.

Y fue director de su mamá en la serie La ley secreta, “una experiencia muy enriquecedora para los dos en la que yo, muy juiciosa, atendí todos sus requerimientos”.

María Cecilia Botero empezó su carrera como actriz el día en que Gabriel Figueroa, director y fotógrafo de la telenovela María (1972), la convenció de que sería una de las mejores

Con ganas de que haya más personajes para ‘grandes’, como ella, María Cecilia Botero ha dejado en la televisión, el cine y el teatro su propia huella, poniendo al servicio de sus personajes todas sus herramientas y potencial.

Pero si la vida le permitiera retomar uno, sería el del musical Peter Pan, “con el que pude convencer a los niños de que yo era igual que ellos”.

Y luego de medio siglo dedicada a la actuación sigue cuidando su imagen. De hecho, tras enviudar, y aunque ha tenido novios, no se volvió a casar. “Primero, porque me fue muy bien con David y es muy difícil encontrar una persona que llene eso. Segundo, porque tenía un hijo chiquito y no quise que se sintiera invadido por otra persona en la casa. Y fue pasando el tiempo y me di cuenta de que lo mejor es como estoy ahora”.

Mañana se premiará lo mejor de la televisión nacional

Para el premio India Catalina de Televisión, City, canal de EL TIEMPO Casa Editorial, tiene cinco nominados: mejor presentador de noticias y/o deportes, con Sandra Vélez, de Arriba Bogotá; mejor noticiero regional o local (Citynoticias), mejor producción periodística (cubrimiento del paro nacional), mejor programa de entretenimiento (Bravíssimo) y mejor presentador de entretenimiento (Marcelo Cezán).

Otras producciones con importantes nominaciones son Bolívar: el hombre, el amante, el Libertador, de Caracol.

CULTURA

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.