Secciones
Síguenos en:
Luis Miguel: su otra cara en la segunda temporada de la serie
Luis Miguel

Boneta, además de interpretar a Luis Miguel, canta sus canciones en la serie.

Foto:

Camila Jurado. Netflix

Luis Miguel: su otra cara en la segunda temporada de la serie

Diego Boneta, protagonista de la serie de Netflix,  habla de su experiencia en la piel del artista.

El domingo, el estreno del tercer episodio de Luis Miguel: la serie se disputó en las búsquedas de los mexicanos en internet frente a la premiación de los Óscar.

Y es que desde el lanzamiento de su segunda temporada, el 18 de abril, la popular serie protagonizada por el actor mexicano Diego Boneta ha tenido enganchada a su audiencia, aun con aquellos que no eran fanáticos del cantante.

(También puede leer: Tres películas de Amazon Prime Video para pasar un buen rato).

Luis Miguel es considerado el mejor artista latino según Billboard por más de dos décadas, entre 1986 y 2011. No solo es llamado ‘El sol de México’ por hacer sentir al mundo a México en la piel con su música, sino porque su historia, que antes de su serie lanzada en 2018 había permanecido en la mayor privacidad, hoy conmueve a todas las generaciones.

En esta nueva temporada, aparecen dos épocas distintas del cantante, dos facetas diferentes. “Un año de la vida de Luis Miguel son años gato”, afirma el mismo Boneta en otra entrevista. Por ello, la serie presenta mayores desafíos que su primera versión con nuevas y profundas encrucijadas como la relación con su hija Michelle Salas, la relación con sus hermanos, o la aparición de nuevos personajes como el cantante Cristian Valdez (quien es en realidad Cristian Castro) y varios de sus romances.

Netflix cedió a EL TIEMPO una entrevista con Diego Boneta, protagonista de la serie.

¿Qué relación tenía con la música de Luis Miguel antes de hacer esta serie?

Luis Miguel ha sido mi artista latino favorito desde que tengo memoria. Mis padres dicen que cantaba Suave desde la cuna, y estoy seguro de que el primer concierto al que fui fue de Luis Miguel. Mis padres son muy fans de él. Y recuerdo que siempre que lo veía, pensaba que tenía la mejor voz y que era el mejor intérprete. Fui a muchos de sus shows, y cuando comencé mi carrera en un reality para cantantes, a los 11 años, de casualidad me asignaron la canción La chica del bikini azul, de Luis Miguel. Puedes encontrar el video en YouTube. Esa fue una de las primeras cosas que le conté a ‘Micky’ cuando lo conocí. Le dije: “Yo canté esa canción, pero lo hice horrible comparado contigo”. Esta serie es sin duda uno de esos proyectos en los que, al mirar hacia atrás, es increíble cómo aparecen esas pequeñas conexiones y coincidencias.

¿Cuál es el desafío de interpretar a una persona que no solo es una leyenda, sino que también está viva?

Recuerdo que cuando lo conocí, fui como una esponja y empecé a absorber cada pequeño detalle de lo que él hacía, cómo se sentaba y esos gestos sutiles, para poder agregarlos a mi interpretación. Es un desafío, pero también lo vi como una gran oportunidad. En la mayoría de las series o películas biográficas, los actores no llegan a conocer a las personas que interpretan. Cuando hablamos de esto con Micky, le dije: “Oye, ¿cuáles son tus películas biográficas favoritas? ¿Cómo crees que será esta serie?”. Y él me contestó: “Bueno, creo que Ray (sobre Ray Charles) y Johnny & June: Pasión y locura (sobre Johnny Cash)”. “Estaba pensando justamente en esas”, dije yo.

(Le puede interesar: Las grandes estrellas que nunca se han ganado un Óscar).

Los actores hicieron todo, hasta cantaron. Yo quería que la serie fuera algo que nos enorgulleciera a ambos y aprovechar el hecho de que podemos sentarnos a hablar de su vida, porque hay cosas que él me contó a mí. “Oye, quiero que sepas esto. Y solo te lo voy a decir a ti”. ¿Puedes creerlo? Eso no tiene precio.

¿Qué tipo de preparación hizo para poder lograr la interpretación de las canciones, desde sus matices hasta los tiempos?

Antes de la temporada uno, me dediqué durante todo un año a prepararme para este papel. Fue casi como aprender a cantar otra vez, porque tenía que hacerlo con su cadencia y prestar mucha atención a la colocación de las vocales para poder igualarlo lo más posible. Y recuerdo que estaba con mi entrenador vocal, Ron Anderson, que me decía: “Esto es de locos. Jamás hice algo así”. No era tan sencillo como decir: “Listo, ya lograste hacer bien esa canción. Las demás son pan comido”. Cada canción tiene sus propias características. Y también trabajamos con Kiko Cibrián, quien fue el productor de la banda sonora y quien también produjo algunos de los discos más famosos de Luis Miguel. Así que si crees que estas interpretaciones suenan muy parecidas a las originales, y están en los tonos de las originales, eso es porque tenemos a Kiko. Él es una parte muy importante del equipo y la música es fundamental en la serie.

La temporada dos le permite profundizar su retrato de Luis Miguel. ¿Qué parte de la historia le gustó explorar?

Me encanta la historia de Hugo porque, aunque es su representante, es más un padre para Luis Miguel de lo que fue Luis Rey. Da la sensación de que Luis Rey fue el representante y Hugo fue el padre. El actor que interpreta a Hugo, César Bordón, es increíble, y para mí es un placer poder trabajar con él y divertirnos juntos.

(Otras lecturas: 'Mujer Maravilla' ahora en una serie de NatGeo).

También disfruté mucho toda la historia y las escenas con la pequeña Michelle, y ver a Luis Miguel en esa parte de su historia, lidiando con su hija como si pensara “yo puedo con esto, no es tan difícil”. Y luego ves todo lo que sucede durante la temporada y cómo eso influye en su relación con su hija cuando crece. Me encanta eso.

Esta nueva temporada hace foco en dos áreas diferentes. ¿Qué quería retratar de él que no hayamos visto en la temporada uno?

Quería mostrar a Luis Miguel un poco más antihéroe, como alguien a quien a veces amas y otras veces no entiendes por qué hace lo que hace. Pero empatizas con él porque sabes de dónde viene y lo que pasó con su mamá y su papá, y cómo eso influye en su forma de ser. Y hay más capas, más complejidad, mucha más tela para cortar. El eslogan de la temporada dos lo dice todo: “Cuanto más brilla el sol, más oscura es la sombra”.

Aunque Luis Miguel es una gran estrella, también es una persona muy celosa de su privacidad. Pese a eso, esta serie les da a los fans el acceso a detalles muy privados de su vida, y se revelan cosas que nunca se habían hecho públicas.

Es así. Y por eso es que admiro tanto a Luis Miguel, porque tuvo la valentía de abrirse, porque es cierto, él siempre protegió mucho su privacidad. Nunca habló en público de ciertas cosas. Todo lo que le sucedió en la vida es increíble. Incluso, aunque no fuera Luis Miguel, su vida sería de locos. Y contrastar eso con lo que conocemos, esta figura tan grande, con su infancia, con esa vulnerabilidad, eso es lo que lo hace humano.

Hace ya cuatro años que convive con este papel desde que empezaste a hacer la serie. ¿Cómo evolucionó su forma de ver a Luis Miguel?

Todo lo que le sucedió en la vida es increíble. (...) Y contrastar eso con lo que conocemos, esta figura tan grande, con su infancia, con esa vulnerabilidad, eso es lo que lo hace humano

Hubo muchas cosas que, obviamente, yo desconocía sobre su vida personal de las que me enteré al hacer la serie. Nunca supe lo que le había pasado a su mamá. Sabía que había algo raro, pero no tenía idea cómo se conectaba todo. Y eso, creo, fue muy fuerte. Lo admiro muchísimo más ahora que sé de las adversidades que tuvo que atravesar, y aquí estamos, todavía hablando de él después de tantos años.

¿Cómo cambió Luis Miguel: la serie su relación con sus propios seguidores?

Fue como el día y la noche. Increíble. Y lo más loco es que nadie esperaba que fuera así. Yo no me lo esperaba. Nadie, en realidad. Ni los productores, ni ninguno de los involucrados. No pensamos que se iba a convertir en esto, y yo estoy tan agradecido. Este es un proyecto que no podría estar más cerca de mi corazón.

(Tema relacionado: La actiz que reivindica las madres solteras en 'Luis Miguel, la serie').

Y es el primer proyecto en el que pude ser productor ejecutivo. Y ver cómo la gente de todo el mundo se ha conectado con la serie (incluso en lugares donde Luis Miguel no es tan conocido) ha sido impresionante. Yo sabía que esta era una historia que merecía ser contada. Y me encanta que lo hayamos hecho.

REDACCIÓN DOMINGO

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.