'Qué sucede con las familias cuando un ser querido desaparece'

'Qué sucede con las familias cuando un ser querido desaparece'

La actriz Marleyda Soto habla de 'Los silencios', mirada femenina al posconflicto y sus cicatrices.

Película colombiana Los silencios

Marleyda Soto interpreta a una mujer que ha callado su tragedia, luego de que queda sola con sus hijos, tras las desaparición de su esposo. 

Foto:

Cortesía de la producción

Por: Sofía Gómez G.
02 de septiembre 2019 , 09:17 p.m.

¿Qué hay después de la desaparición de un ser amado? ¿Qué queda tras el desplazamiento, el desarraigo? ¿Cómo sobrevivir a los fantasmas de aquellos que no volvieron?

En Los silencios se plantean muchas preguntas, algunas con respuestas, otras no. Pero, sobre todo, la película de la directora brasileña Beatriz Seigner retrata la fortaleza de una mujer, golpeada por el conflicto, la forma como se repone de la pérdida y la lucha por sus hijos.

“La historia gira en torno de una mujer y su hija; estamos viendo a través de sus silencios, sus miradas, y eso le da un toque muy sutil al conflicto, que nunca está explícito; la violencia es latente, pero jamás la ves. La película no se centra en eso, sino en contar esta historia de fuerza y coraje de Amparo y sus hijos”, explica la actriz caleña Marleyda Soto, protagonista del filme que ya está en los cines.

Ella da vida a Amparo, quien, huyendo de la guerra, llega con sus hijos a un remoto lugar de la frontera entre Colombia, Brasil y Perú, donde aparentemente estaría su esposo, que está desaparecido.

Destacada por la crítica internacional, Los silencios fue ovacionada en la Quincena de realizadores del Festival de Cannes del 2018.

“Un drama amable pero conmovedor. Gran parte de su poder viene de su simplicidad”, escribió en su reseña Screendaily; mientras que Variety dijo: “Formalmente modesta, pero elevada por la fuerza de sus sentimientos y la calidad de sus imágenes”.

“Aunque la película está situada en el posconflicto colombiano, es universal porque no somos ajenos al dolor, independiente del punto geográfico en el que nos encontremos o de la lengua (...). Hay una experiencia bellísima que le ocurrió a la directora en Cannes: una mujer de Sarajevo se le acercó, entre lágrimas, al finalizar la proyección, y le dijo: ‘Quiero darte las gracias porque me has puesto en paz con mis muertos, ahora puedo estar tranquila, puedo dejarlos ir’. La película trasciende las fronteras y nos permite llegar a la gente desde la reconciliación y el perdón como lenguaje universal”, cuenta Soto.

Película colombiana Los silencios

Marleyda Soto, en una escena del filme.

Foto:

Cortesía de la producción

Además del reto físico, ¿qué fue lo más complejo de convertirse en Amparo?

Es un personaje muy difícil, no solo desde la transformación física, que significaba subir de peso para encontrar el cuerpo de esta mujer, que para la directora era importante mostrar, porque es real y se aleja de lo que estamos acostumbrados a ver en las películas, que nos ha transmitido otros cánones de belleza. También, porque Amparo es una mujer parida, del campo, trabajadora. Se trataba de retratar eso. Pero por otro lado está la responsabilidad de retratar a una mujer que representa a los millones de víctimas del conflicto armado en este país. Los medios nos dan cifras, pero realmente no conocemos sus historias, qué les pasa, qué sucede con las familias cuando un ser querido desaparece.

¿Por qué el título de Los silencios?

Cuando Amparo llega a esa población, huyendo de Colombia, empieza a hallar respuestas a sus preguntas; es cuando los silencios –un título bellísimo para esta historia– empiezan a retumbar en ella y terminan haciéndose audibles. Porque esos silencios son todo lo que ella se ha guardado; de a poco va a apareciendo su voz, y en medio del dolor encuentra la forma de sobreponerse a las dificultades que tiene. Es un homenaje al coraje de las mujeres colombianas, de las víctimas del conflicto, que en cifras representan más de la mitad.

El filme se hace necesario luego del anuncio de las disidencias de las Farc...

Pues, con esa noticia, uno no sabe si es dolorosamente oportuno o terriblemente inoportuno. No sabemos qué pensar. El estreno ha sido un poco triste porque en la película, a pesar de todo, vemos esperanza, y en la realidad es como si nada hubiera existido y todo lo hubiéramos soñado, como si hubiera sido un lindo sueño mientras duró y es momento de despertarse y tener que enfrentarse a la incertidumbre. En un país que lleva más de 50 años en guerra, ¿es necesario seguir en guerra? ¿Es necesario seguir derramando sangre? ¿Había que devolverse? En verdad, es muy triste.

SOFÍA GÓMEZ G.
Cultura @s0f1c1ta

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.