‘Litigante’: mujeres que dan la cara a la vida con valentía y amor

‘Litigante’: mujeres que dan la cara a la vida con valentía y amor

Después de haber sido aplaudida en Cannes, está en salas el filme del colombiano Franco Lolli.

Película Litigante

Leticia Gómez, Alejandra Sarria, Antonio Martínez y Carolina Sanín, en una escena de ‘Litigante’.

Foto:

Cortesía Evidencia Films

Por: Myriam Bautista
21 de noviembre 2019 , 10:16 p.m.

La publicidad de Litigante, el segundo largometraje del realizador colombiano Franco Lolli Gómez, se ha visto en las mesas de algunas salas de cine y oído en varias emisoras de radio.

Este cineasta de cabello largo y muy parecido a algunos de los actores que han interpretado a Jesucristo, de nombre y apellido italiano, no conoció a su padre. El señor Lolli murió en un accidente automovilístico cuando su madre, Leticia Gómez, abogada cartagenera, iba por el quinto mes de embarazo. Entonces, Franco creció como único hijo de una mamá viuda y se crió rodeado de tías, primas y sobre todo con una abuela en Cartagena, con la que pasaba las vacaciones escolares, porque su mamá trabajaba largas y agotadoras jornadas como abogada en distintas entidades públicas.

Esa infancia y adolescencia lo hicieron buen conocedor de las mujeres que levantan a sus hijos solas, de las profesionales del derecho, de los conflictos que surgen entre madres, hijas, hermanas, quienes, a pesar de quererse mucho, se reclaman a diario buscando la perfección.

En el último tiempo, Franco vivió el cáncer de seno de su madre. Y como buen observador de la realidad consideró que ese podría ser material formidable para armar una historia añadiéndole los conflictos de ese mundo femenino en el que creció.

La historia se rodaría en Bogotá. Su ciudad. Un espacio geográfico muy delimitado entre el barrio La Soledad, donde habita; las Torres del Parque, donde vive su madre; la calle 26 y la carrera 30, que transita a diario; la Universidad Nacional, a la que va con frecuencia, y algunas de esas oficinas públicas donde fue entretenido por diligentes secretarias y mensajeros, mientras su madre, la abogada, respondía demandas por intrincados procesos de contratación, entre otros litigios.

Le añadiría a este relato una de sus mayores habilidades, en su corta y afortunada carrera: trabajar con actores naturales.

“Creo que en el fondo la razón principal para hacer esta película fue el cáncer de mi madre. Le quería hacer un homenaje a su fortaleza. Escribí la película y me dije: ‘si mi madre funciona para ser la madre de Silvia (el otro personaje principal, interpretado por Carolina Sanín) se lo daré a ella’. No pasaron muchos días en que entendí que el papel lo había escrito a su medida. No había que buscar a otra madre. El cuento es mi propia vida, claro que con situaciones ficcionales, como suele ocurrir en los relatos cinematográficos”.

Creo que en el fondo la razón principal para hacer esta película fue el cáncer de mi madre. Le quería hacer un homenaje a su fortaleza

La escritura le llevó dos años. Y de ahí pasaron al proceso de selección de los actores, a cargo de Santiago Porras, el actor del primer corto de Lolli.

“Fueron nueve meses. Tal vez el más largo en la historia del cine colombiano, sin tener datos de (Víctor) Gaviria, el padre de esta modalidad en nuestro medio (selección de actores no profesionales). Porras trabajaba hasta diez horas, seis días a la semana. Terminó con un equipo de diez personas, porque no era para nada fácil encontrar a los propios”.

El papel de Silvia, la aguda escritora y aguerrida columnista Carolina Sanín, fue el que más tiempo llevó en asignarse. Entrevistaron a unas 300 mujeres, actrices naturales y profesionales; madres solteras, luchadoras que se levantan cada día de madrugada, dejan a sus hijos en el colegio y trabajan largas jornadas en las que siempre ganan menos que sus pares hombres y a las que también es habitual que las confronten y traten de intimidar jefes y superiores despóticos.

“La madre de Carolina es mi madrina. Somos primos segundos. Muy amigos. Por eso acudí a ella en una primera etapa, para que me recomendara a mujeres que admirara por su verticalidad y que fueran como ella, rotundas, tajantes. Y claro me recomendó a muchas. En alguna oportunidad me dijo: ‘Soy la actriz de la película. Estás dando vueltas a mi alrededor’. Seguía un poco incrédulo. Así que un día hicimos un ensayo con tres escogidas, incluida Carolina y mi mamá. La evidencia fue absoluta. Se generó química fuertísima entre las dos. Se respondían muy bien en la improvisación. Las dos no solo son muy rápidas para contestar, sino que son muy seguras. No titubean”, cuenta Lolli.

Película Litigante
Foto:

Cortesía Evidencia Films

Sanín ya ganó en República Dominicana un premio como mejor actriz y Leticia Gómez obtuvo el suyo, en Rusia, en la misma categoría. Las dos son perfectas. Sus interpretaciones no dejan duda.

Otro de los papeles en los que se demoraron bastante fue en la escogencia del hijo de Silvia, un niño de 7 años. Fueron a muchos colegios en los que el proceso administrativo es engorroso porque los padres y maestros desconfían de acceder a que los niños hagan audiciones para un papel ya sea en cine o en televisión.

Pero, por amistades, lograron probar decenas de pequeños hasta que Franco conoció a Antonio Martínez y desde esa primera mirada lo escogió y no se equivocó.
Otro de los aciertos del reparto fue encontrar abogados y jefes de verdad, algunos retirados. Y médicos oncólogos que, después de mucho rogar, sacaron horas a sus ocupadas agendas.

Finalmente, Abel, documentado entrevistador de Silvia en un espacio radial matutino –que luego se convierte en su novio–, resulta convincente, fresco, agradable. En su piel está Vladimir Durán, director de cine de profesión y actor de ocasión.
“Me parecía importante que la peli tuviera romance. No todo podía ser controversias y diferendos. Los momentos de luz hasta en las oportunidades más cruciales, como en las quimios o en las sin salidas laborales, cambian esa nota de tristeza. Las películas tienen que llevar elementos de belleza, sol, música, sonrisa”, afirma el director.

La entretela

Franco Lolli, de 36 años, graduado en la escuela de cine La Fémis, de París, entrega a sus actores naturales los datos específicos de las escenas con las ideas principales y secundarias, para que haya una “improvisación controlada o sublimada”. También para que trabajen más a gusto, aportando frases de su cosecha y su lenguaje natural, similar a un proceso de creación colectiva, como en teatro. Para que haya más espontaneidad.

Película Litigante

‘Litigante’ es el segundo largometraje del director Franco Lolli, después de ‘Gente de bien’.

Foto:

AFP

El resultado no podría ser mejor. Los diálogos son los que se oyen todos los días en cientos de hogares y, si bien el tono es por momentos muy áspero, no deja de ser real.
Las locaciones son otro gran acierto de Litigante. Bogotá es mostrada con una de sus mejores caras sin ser ni de las más exclusivas ni de las más sofisticadas.

Los apartamentos, la casa de Leticia, el colegio del niño, las oficinas, los restaurantes, los consultorios médicos y hasta el sitio donde se hace la quimioterapia son agradables, confortables, bonitos. Alguien le dijo a Franco que había retratado el lado ‘neoyorquino’ de la ciudad.

El relato que es muy íntimo, familiar, no podría escapar a contar una de nuestras desgracias diarias y permanentes.

“La corrupción está todo el tiempo presente en lo que leo, escucho. Viene de que mi madre me contaba los pormenores de muchos casos que vivió como abogada de las contralorías, de la Procuraduría, del Distrito. Además, oigo todo el tiempo la emisora La W, donde le dan muy duro a esos episodios de saqueo de las finanzas públicas. Toco un caso de corrupción un poco distinto. No la de los grandes escándalos, sino esa que ocurre por negligencia administrativa, porque no se cumplen requisitos a rajatabla, una que afecta muchas veces a personas honorables que resultan involucradas por haber pecado de confiadas o porque sus jefes les transmiten partes de seguridad”, dice.

Los premios

Litigante fue escogida este año como una de las cuatro películas para la apertura en la Semana de la crítica, sección paralela del Festival de Cannes. En esa primera presentación fue ovacionada durante diez minutos y obtuvo un ramillete de buenos comentarios.

“Hubo una mala reseña. Quien la escribe se quejaba por el tono de las controversias, por el ambiente pugnaz entre madre e hija y por la manera como ella, Silvia, vive su vida siempre en conflicto permanente porque no da su brazo a torcer ante las injusticias o porque ella es así. Creo que si hubieran sido hombres los litigantes no hubiera sido atacada. A las mujeres fuertes siempre se las ataca porque se espera que ellas sean dóciles, dulces, entregadas todo el tiempo”, asevera Lolli, que acaba de ser padre.

Toco un caso de corrupción un poco distinto. No la de los grandes escándalos, sino esa que ocurre por negligencia administrativa

Cuenta que su hijo nació una semana después de haber terminado la película y su esposa tuvo que pasar sola varias etapas del embarazo. Por eso ahora quiere compensarla con vacaciones largas hasta que comience su próxima producción.
Litigante se estrena en un escenario difícil para el cine hecho en Colombia: el número de producciones aumenta, pero el de espectadores baja.

Ojalá el público respalde una película que calará en las mentes y conciencias, sobre todo de tantas mujeres que como Silvia y Leticia le han dado la cara a la vida con valentía y amor.

Dos mujeres que representan a quienes cada día se querellan por la igualdad y la equidad para ellas y para sus congéneres.

MYRIAM BAUTISTA
PARA EL TIEMPO

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.