Los ausentes del Óscar que merecían estar en la competencia

Los ausentes del Óscar que merecían estar en la competencia

Algunas de las películas e intérpretes ignorados que tenían todo ser parte de la fiesta.

Película Rocketman

Película Rocketman

Foto:

Universal Pictures

Por: Andrés Hoyos Vargas
05 de febrero 2020 , 10:55 a.m.

Todo el mundo habla de ‘Parásito’, debate alrededor del poder de ‘1917’ y alaba el trabajo actoral de Brad Pitt en 'Había una vez en Hollywood', pero hay una discusión más intensa acerca de los actores y películas que no fueron tenidas en cuenta por los miembros de la Academia en sus votaciones.

El próximo 9 de noviembre algunos de los protagonistas de este grupo tendrán que disfrutar la gala del Óscar en sus casas. Es posible que muchos sientan nostalgia, rabia o cruda indiferencia como pasó con el actor Jaime Foxx, quien llevó el tema más allá de nombres, haciendo eco de la falta de diversidad de la nueva versión de los premios.

“Lo que queremos hacer es seguir haciendo películas”, expresó el actor. “No hacemos películas para ganar premios”. Su comentario está íntimamente ligado a la molestia porque este año las categorías principales solo postularon actores blancos y al hecho de que su película 'Just Mercy', un drama judicial,  no estuvo contemplada en la lista de opcionados de este año.

Otro que fue apartado extrañamente fue el actor Adam Sandler. Sí, el protagonista de varias comedias de humor que han hecho que los grandes críticos y amantes del cine se rasguen las vestiduras cada vez que este actor estrena una producción. Sin embargo, Sandler cautivó a esos expertos con la película 'Diamantes en bruto' (Uncut Gems), producida por Netflix y la compañía A24.

Lo cierto es que el actor debería haber sido parte de la fiesta de nominados ya que consigue un impresionante interpretación en un drama muy profundo y casi una oda al fracaso que gracias al trabajo de Sandler y al ambiente urbano y opresivo resulta ser una joya cinematográfica.

Él interpreta a Howard Ratner, propietario de una joyería en Nueva York que tiene clientes muy adinerados, pero todo se complica cuando sufre un revés y su situación económica se complica.

Algunos dicen que la película no tuvo suerte porque se estrenó en diciembre, pero también hay en otros el temor de que la situación esté relacionada al estilo de humor y comedia muy ligera con la que Sandler ha desarrollado su carrera.

Lo cierto, es que esta película da el giro perfecto a un nuevo matiz de un artista no muy querido, pero que ahora está dejando a más de uno con la boca cerrada.

La idea de que el terror la tiene muy difícil en los premios de cine más famosos de Estados Unidos se afianza ante la falta de ‘Midsommar’ y ‘Nosotros’ en las categorías. Estas dos producciones cumplían con los cánones de ser rompedoras, estar perfectamente confeccionadas para ir más allá del susto y en el tema de producción lograban una propuesta interesante.

Talvez sus actrices habrían sido unas buenas contendoras en la categoría a mejor intérprete femenina. Pero Lupita Nyong'o de 'Nosotros' no lo logró. Por su parte Florence Pugh (con un trabajo indiscutible poderoso en Midsommar) si fue tenida en cuenta en la categoría de mejor actriz de reparto, pero por el drama Mujercitas.

Pero en drama también pasa. La espectacular ‘Retrato de una mujer en llamas’, una cinta francesa ambientada en 1770 acerca de una artista que recibe un encargo que consiste en realizar el retrato de bodas de una joven que acaba de dejar el convento y que está dudando de su compromiso.

Una historia de amor diferente, una estética impresionante y un tono detallado y pausado pudo haber peleado mejor en muchas de las categorías de los Óscar,  de Céline Schiama, una directora que también suma a la lista de ‘olvidadas’ en el rubro de realizadores.

Tampoco caló el tono cercano de The Farewell, un drama disfrazado con trazos de comedia que se funde con los conflictos culturales y cuenta la experiencia de una familia china que vive en EE. UU. recibe una noticia devastadora, lo que los llevará a realizar un viaje a su país de origen, dando paso a una experiencia en la que sus vínculos se fortalecen.

La cantante Awkwafina, quien se quedó con el Globo de Oro en la categoría de mejor actriz por esta producción actriz no pudo estar en la lista de los nominados al Óscar.

Pareciera que ciertas historias sencillas con un aire renovador y por momentos contrastante entre la alegría y la tristeza ya no mueven las fibras de los miembros de la Academia de Artes Cinematográficas.

Lo mismo pasó con 'Booksmart', una comedia con aires juveniles que fue alabada por su guion y por desarrollar un interesante retrato de un momento de la vida, por encima de la capa de humor que promovió durante su campaña publicitaria. Así como le pasa al terror, las tramas con un gran ingrediente de comedia lo tienen más difícil a la hora de ser tenidas en cuenta para un Óscar.

Y que decir de 'Rocketman', un musical inspirado en la vida del cantante Elton John que tenía todo y más para ser tenido en cuenta en categorías como la de mejor actor (para Taron Eggerton por su gran transformación en la estrella musical).

Para muchos críticos la producción conseguía una apuesta más sólida que su antecesora más famosa 'Bohemian Rhapsody', pero quizá el hecho de que estaba tomando un formato parecido a la de la película que se convirtió en un éxito instantáneo por la actuación de Rami Malek como Freddie Mercury. Eggerton no tuvo la misma suerte.

Posiblemente el dicho 'el que pega primero pega dos veces' jugó en negativo para la trama de 'Rocketman'.

Mucha expectativa causó el nuevo largometraje del realizador Robert Eggers, quien se hizo famoso por La bruja. Se trataba de The Lighthouse, una producción en blanco y negro acerca dedos hombres que trabajaban en un faro y poco a poco se iban revelando sus conflictos, sus miedos y sus fantasías.

Gracias a un buen manejo del terror psicológico y el drama, sumado a la gran actuación de Robert Pattinson y de Willem Dafoe (que asumen el peso de toda la narración), esta era una de las producciones llamadas a pelear por una estatuilla, por lo menos en los apartados de actor principal y de reparto o en alguno de los galardones de producción, sin embargo, la cinta fue aislada de los nominados de la misma manera como los protagonistas se apartaron del mundo para vivir sus desventuras en una isla.

Algo parecido experimentó la película 'Dolemite Is My Name', de Craig Brewer, en la que recordaba la vida de  Rudy Ray Moore, un hombre que asumió el papel de un chulo muy famoso en la década del 70.

La ambientación, pero sobre todo la gran actuación de Eddie Murphy, le habría dado un espacio entre los opcionados al premio cinematográfico, pero la Academia no quiso reconocer el trabajo interpretativo de este experimentado actor y comediante que con este proyecto reactivó una carrera que estaba quieta hace tiempo.

ANDRÉS HOYOS VARGAS
@AndresHoy1

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.