Las mascotas del poder / El otro lado

Las mascotas del poder / El otro lado

Del proyecto de ley de convergencia digital no se habla porque tiene unos amos muy poderosos.

Ómar Rincón, Crítico de televisión

Ómar Rincón, Crítico de televisión.

Foto:

César Sánchez Carreño

Por: Ómar Rincón
25 de noviembre 2018 , 10:00 p.m.

El proyecto de ley de convergencia digital de “urgencia” para el Gobierno es uno del que no se habla porque tiene unos amos muy poderosos. Uno de los rasgos más sobresalientes del colombiano es obedecer al amo. Y eso está pasando con la ley de convergencia digital Duque.

A mí no me va a pasar nada, yo no soy productor, ni realizador ni canalito... soy un critiquetas... y vivo de dar clases. Lo raro es que haya tanto súbdito obedeciendo y acabando con la soberanía cultural audiovisual, y por tan poco.

Bieri, el gerente de RTVC, se inmola y mata a Señal Colombia para obedecer a sus amos Claro y RCN, donde fue presentador.

Los canales regionales se inmolan ante Claro, Directv, RCN y Caracol. Los gerentes de canales regionales, obedeciendo a su amo: los gobernadores, que a su vez obedecen al Mintic, que a su vez obedece al Gobierno, que a su vez obedece a Slim (el rico de Claro)... apoyan el proyecto. Y en poco tiempo veremos todos los canales quebrados y, tal vez, a sus gerentes de comisionados TIC.

Caracol y RCN se inmolan ante las OTT. Como les rebajan sus pagos obligatorios de licencia y les dan 30 años de vida, ellos se inmolan. Y luego serán perdedores cuando los grandes proveedores digitales de contenidos, que son Facebook, Google, YouTube, Netflix y demás OTT, se queden con el negocio de proveer entretenimiento. Si se aprueba el proyecto sin meter a estas OTT, en poco tiempo Caracol y RCN serían cosa del pasado.

El Estado y la soberanía nacional se inmolan ante el discurso determinista de que las redes y las tecnologías nos harán libres y competitivos. En un ideal tecno-optimista a lo Trump y Bolsonaro, no hay medios, hay redes, y los ciudadanos ejercerán la democracia con ‘inteligencia’. La realidad dice que no es automático el empoderamiento ciudadano; ya vemos cómo Trump y Bolsonaro, dominan con WhatsApp los medios y a los ciudadanos.

Los contenidos y los realizadores nacionales son mediocres y no sirven para nada. Por eso, mejor que todo lo hagan las redes y los operadores como Netflix, que la televisión muera y no haya producción nacional. Así, mientras Europa y Brasil ponen un mínimo de contenidos nacionales y de producción en todas las plataformas audiovisuales, en Colombia nada, por ley.

Cerrar la brecha digital es loable, pero no a nombre de la soberanía audiovisual colombiana. A la colombiana, al amo se le obedece y punto. Y los amos son Claro, Movistar, Directv, Facebook, Google.

Quiero dejar constancia de tres hechos si se aprueba la ley como está:

1. La quiebra de la televisión pública y los canales nacionales Caracol y RCN.

2. La desaparición de los productores audiovisuales y los contenidos nacionales de las pantallas audiovisuales.

3. La pérdida total de soberanía cultural audiovisual.

Todo se puede resolver fácil: metiendo en la ley de convergencia a Facebook, Netflix, Google y demás OTT; priorizando contenidos y productores nacionales; desgubernamentalizando la autoridad que se crea.

ÓMAR RINCÓN
Crítico de televisión
orincon61@hotmail

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.